Menú

El 'Gin Tonic' frena la caída del consumo de bebidas espirituosas en España

El pasado año, se comercializaron en torno a 202 millones de litros de bebidas espirituosas, un 8% menos que en 2012.

1
El pasado año, se comercializaron en torno a 202 millones de litros de bebidas espirituosas, un 8% menos que en 2012.
El consumo de bebidas espirituosas cayó un 8% en 2013 I Corbis.

El pasado mes de junio, el Gobierno le asestaba un nuevo golpe a las bebidas espirituosas elevando el Impuesto Especial sobre el alcohol destilado un 10%. Tras el anuncio, la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) aseguraba a Libre Mercado que subir los impuestos sobre los que soportan el mayor esfuerzo fiscal sobre el alcohol "agravaría aún más la situación dramática" que está viviendo el sector.

También, vaticinaban que "Hacienda no lograría recaudar más" subiendo los impuestos porque las bebidas espirituosas (de más de 15 grados) son un producto sustitutivo y que los consumidores se decantarían por consumir cerveza o vino, ya que soportan más de la mitad de carga fiscal que esta categoría. Y es que cerca del 40% del precio final de los destilados más populares corresponde a impuestos.

Ahora, los resultados a cierre de 2013 le dan la razón a los representantes del sector. El pasado año se comercializaron en torno a 202 millones de litros de bebidas espirituosas, un 8% menos que en 2012, cuando cayó un 6%. El sector de las bebidas espirituosas, compuesto en su 80% por pymes, lleva arrastrando pérdidas desde el año 2008 y ya acumula una caída del 40%.

En materia de recaudación tampoco se equivocaron ya que, según los datos de la Agencia Tributaria, en 2013 los ingresos del Estado por impuestos especiales aplicables a las bebidas espirituosas fueron de 715 millones de euros, un 3,9% menos que en 2012, a pesar de haber subido los impuestos. Así, la recaudación por los destilados se sitúa a niveles de 1999, cuando la carga fiscal era mucho más baja.

Tal y como informa FEBE, en el apartado de los impuestos especiales, las bebidas espirituosas representan la categoría de bebida con contenido alcohólico que más contribuye a la Hacienda Pública, concretamente, el 71% del total de impuestos sobre el alcohol. Cifra que contrasta con los datos de consumo, ya que sólo representa el 27% de las ventas totales en España, frente a otras bebidas como vino o cerveza, que representan el 24% y el 50% del consumo respectivamente.

El 'boom' del 'Gin Tonic'

Catas de 'Gin Tonic', pubs especializados en esta bebida, la puesta en marcha de todo un ritual en su preparación... la moda de combinar ginebra y tónica está pegando fuerte en España. Según los datos del Informe 2013 de la Federación Española de Bebidas Espirituosas, la ginebra ya es la tercera bebida más consumida en nuestro país, sólo por detrás del whisky, el líder otro año más con una cuota de mercado del 27%, y el ron, con un 17%.

Excepto la ginebra y el tequila, el consumo de todas las categorías de bebidas destiladas disminuyó en 2013. La mayor caída se la anotó el whisky, un 9,3% menos, seguido del ron (-8,6%), los licores (-7,8%), el vodka (-5,6%), el brandy (-4,5%) y el anís (-4,9%). Al igual que en 2012, las dos excepciones en las ventas fueron los crecimientos registrados por la ginebra, un 5,9% más y el tequila, un 1,6% más.

El brandy, el rey de las exportaciones

Uno de los pocos datos positivos que se pueden extraer del estudio es el comportamiento de las exportaciones. Mientras que el pasado año las importaciones se incrementaron en un 1,4%, las exportaciones lo hicieron un 18%.

En total, en España se superaron los 40 millones de litros de alcohol puro distribuido al exterior. Un 75% de estas exportaciones correspondió al Brandy, cuyos principales países receptores son Filipinas, México y Estados Unidos.

Un año más las exportaciones salvan a la industria de los destilados, un sector que genera más de 360.000 puestos de trabajo directos e indirectos en España en sectores potenciales como el turismo o la hostelería.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation