Menú

El Ibex se deja la mitad de lo ganado en todo el año

Las tensiones geopolíticas, la crisis en Argentina y los rumores sobre Grecia alertan a los inversores.

1

La bolsa española no levanta cabeza. Pese a haber empezado el año en positivo y con buenas expectativas tanto para el mercado variable como para el de deuda, el verano no está siendo todo lo bueno que se esperaba. El Ibex 35 encadena ya cuatro jornadas en rojo en las que se ha dejado un 5,43%. Este martes, el principal selectivo de la bolsa española ha caído un 1,36% hasta situarse en los 10.353 puntos, hace apenas una semana logró a rozar los 11.000.

Desde que a mediados de la semana pasada Argentina entrase en suspensión de pagos, negada aún por sus gobernantes, la bolsa española no ha logrado cerrar en verde. Muchas de las principales empresas del Ibex 35 operan en ese país, sin embargo, los expertos confirman que la crisis argentina ha pasado a un segundo plano, al menos para la bolsa española.

Los rumores de que la troika -Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo- podría retirarse de Grecia, lo que afectaría a todos los países de la zona euro, están afectando de lleno a los mercados. "Sería quitar cierto margen de maniobra al gobierno griego que tiene pendientes más de 500 reformas para aprobar en septiembre", asegura a Libre Mercado Regino García, gestor de cuentas de Iron Fx. "Esto genera incertidumbre en el sector, porque si hacen esto con Grecia qué no harán con el resto de países". A estos temores hay que unir las tensiones geopolíticas entre Israel y Palestina y entre Rusia y Ucrania, dice.

García, señala que hay que tener en cuenta que las acciones de Bruselas no están dando demasiados resultados en Grecia. Así, el mercado bursátil español, y en definitiva todos los periféricos, van a verse fuertemente influenciados por los resultados que vaya presentando Alemania que "últimamente no están siendo demasiado positivos y, en última instancia, es el motor de Europa".

Esto podría generar problemas de cara a los periféricos. No obstante, hay que tener en cuenta que agosto es un mes especialmente volátil porque hay poco volumen y todas las circunstancias afectan demasiado a los movimientos del mercado. No hay que olvidar que la duda es lo que genera un comportamiento a la baja en la renta variable y las dudas que está generando la posible salida de la troika de Grecia y las tensiones geopolíticas están lastrando los mercados.

Si bien es cierto que el mercado secundario de deuda no está sintiendo igual estos vaivenes, hay que destacar que el margen que tenía la renta variable era más amplio. A principio de año, el Ibex 35 se situaba en los 9.760 puntos, hace una semana se situaba en los 10.937 enteros, casi 1.200 puntos más en siete meses. Sin embargo, en tan sólo una semana el selectivo se ha dejado casi 600 puntos y podría perder la cota de los 10.300. Según varios expertos consultados, será complicado pasar la cota de los 11.000 este año excepto si el BCE sigue implementando medidas que favorezcan más a los países periféricos que a Alemania.

¿Se pinchará la burbuja de la deuda?

El debate sobre la posible burbuja en los mercados de deuda soberana no es nuevo. El entusiasmo desmedido de los inversores en favor de los bonos soberanos españoles y del resto de periféricos en los últimos meses han alertado a varios organismos internacionales.

Recordemos que la prima de riesgo española superaba hace apenas dos años los 600 puntos básicos. Las medidas, o anuncios de medidas, que viene realizando el BCE desde el verano de 2012 para relajar la tensión han generado un apetito enorme por los bonos periféricos.

"Ha subido mas que por una realidad tangible por las medidas del BCE. Cuando se ha estado favoreciendo a los periféricos se ha creado una burbuja", aseguran los expertos. Sin embargo, "no tiene porque estallar siempre y cuando la situación económica de estos países mejore", asegura García.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation