Menú

El BCE aprieta y deja a Grecia al borde del corralito bancario

Los bancos griegos solicitaban 10.000 millones de euros extra al BCE para atender sus necesidades de liquidez, pero sólo ha concedido 3.300.

0
Los bancos griegos solicitaban 10.000 millones de euros extra al BCE para atender sus necesidades de liquidez, pero sólo ha concedido 3.300.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió este miércoles ampliar la provisión urgente de liquidez para los bancos griegos en 3.300 millones de euros, hasta un total 68.300 millones de euros. Sin embargo, los bancos helenos habían solicitado al BCE una financiación extra próxima a los 10.000 millones de euros para poder atender sus crecientes necesidades de liquidez.

El hecho de que el BCE no haya cedido -revisa este mecanismo de emergencia cada dos semanas- se interpreta como una medida de presión a Syriza para que alcance este jueves un acuerdo sobre la extensión del rescate, ya que, en caso contrario, Atenas, muy posiblemente, se verá obligada a decretar un corralito (control de capitales) en los próximos días, dado que muchos depositantes están retirando su dinero de los bancos helenos.

El problema es que si Grecia deja de estar bajo el paraguas del rescate internacional, el BCE está obligado a limitar su exposición a los bancos y a la deuda pública de ese país. Por el momento, y ante el riesgo de que Atenas no alcanzara un acuerdo con la troika, el BCE dejó de aceptar como colateral los bonos griegos para prestar liquidez a sus bancos, restringiendo de forma sustancial sus vías de financiación. Como consecuencia, en la actualidad, la banca helena depende de la línea extraordinaria de liquidez (ELA) que le facilita el BCE a través del Banco Central de Grecia.

Pero esta cuantía podría resultar insuficiente en caso de que se mantenga la elevada petición de efectivo de las últimas semanas entre los clientes. El volumen de retirada podría rondar ya los 500 millones de euros al día. "La situación de los bancos es cada día más difícil", según señalaron fuentes europeas a la prensa griega. "Al final, para poder salvaguardar el sistema bancario, probablemente, tendrán que imponerse controles de capital" si no se renueva el rescate heleno. Atenas tiene como fecha límite este jueves para poder solicitar una extensión de dicho programa, pero, por el momento, se resiste a aceptar las condiciones asociadas al mismo (ajustes y reformas).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD