Menú

Las ocurrencias de Ada Colau para Barcelona: desde una moneda local hasta suprimir los antidisturbios

El programa de Ada Colau incluye medidas muy llamativas, como una moneda local o una renta básica local, entre otras.

388
El programa de Ada Colau incluye medidas muy llamativas, como una moneda local o una renta básica local, entre otras.
Ada Colau | EFE

El programa electoral de Barcelona en Comú, la coalición de Ada Colau que ha salido vencedora en la Ciudad Condal, incluye una larga lista de medidas intervencionistas, ya que apuesta por aumentar el gasto público, subir y crear nuevos impuestos, recuperar la gestión municipal de los servicios externalizados, paralizar grandes proyectos urbanísticos y empresariales, impedir los desahucios o acabar con el actual modelo turístico, que, hoy por hoy, es la principal industria de Barcelona.

Sin embargo, más allá de las grandes propuestas a nivel económico y presupuestario, dicho plan incluye también algunas medidas especialmente llamativas, aunque relevantes para conocer el particular proyecto de ciudad que pretende implantar Colau en caso de alcanzar la Alcaldía. A continuación, algunos ejemplos...

Contra el turismo de "pijos" y cruceros

Entre otras cosas, quiere cambiar el modelo que ha convertido a Barcelona en uno de los grandes referentes turísticos a nivel internacional, con la llegada de más de 20 millones de visitantes al año, muchos de ellos provenientes de cruceros.

En este sentido, Colau duda de que los cruceristas dejen mucho dinero en la ciudad, ya que "el 40% no baja del barco" y, del resto, muchos van del barco a otros medios de transporte para seguir viajando. "Tenemos que ver si los cruceros nos salen a cuenta", según afirmaba la posible alcaldesa antes de las elecciones. Además, rechaza que se deba primar el turismo que gasta mucho dinero: "No quiero una ciudad a la que solo vengan pijos", enfatiza.

Por ello, propone congelar la concesión de nuevas licencias turísticas y revisar las ya existentes, además de cobrar nuevas tasas turísticas, entre otras medidas, con el fin de modificar el actual modelo. No es de extrañar, por tanto, que los empresarios del sector hayan puesto el grito en el cielo a la vista de su programa...

  • Establecer una moratoria de concesión de nuevas licencias para todos los tipos de alojamiento turístico (viviendas de uso turístico, hoteles, albergues...) hasta la aprobación del Plan Especial urbanístico de regulación del turismo.
  • Elaborar, con la participación de todos los actores correspondientes, un Plan Especial Urbanístico de Regulación del turismo para toda la ciudad, con el fin de evaluar en profundidad el impacto y las consecuencias socio-económicas de esta actividad para establecer criterios destinados a regular las licencias de todos los tipos de alojamiento: hoteles, hostales, albergues, viviendas de uso turístico, pensiones, etc.
  • Crear, a partir de la revisión de las condiciones para el mantenimiento de las licencias existentes, una estrategia de descongestión de las zonas sometidas a mayor presión ambiental y social.
  • Estudiar, allí donde no existan problemas de congestión, iniciativas concretas de Bed and Breakfast con controles fiscales, de transparencia y de calidad.
  • Impulsar medidas que devuelvan a la vivienda su uso residencial. En esta línea, se acelerará el procedimiento administrativo para el cierre de los alojamientos turísticos ilegales [apartamentos turísticos] y se promoverá el alquiler social como medida alternativa a las sanciones económicas.
  • Limitar las terrazas [de bares y restaurantes] tanto en número como en extensión.
  • Exigir el cumplimiento de la normativa que prohíbe la instalación de sistemas de cierre temporal que finalmente sirven para equiparar las terrazas con espacios cerrados.
  • Revisar el sistema de límites y cobro por el acceso a cualquier zona del Parc Güell incluidas la zona monumental y las puertas exteriores que se han impuesto hace unos años en detrimento de su estética natural.
  • Abrir el castillo de Montjuïc como espacio dedicado a la memoria, accesible a todas las personas bajo un proyecto con sentido cívico y no de explotación turística.
  • Proteger, en general, el patrimonio verde de la ciudad, junto con los elementos monumentales inherentes, para que se reviertan las situaciones actuales de privatización (terrazas, servidumbres, concesiones, accesos con entrada o controlados) en el sentido de la reapropiación ciudadana.

Contra el Mobile World Congress

Colau también pone en cuestión la celebración de grandes eventos y congresos en la ciudad, como, por ejemplo, el Mobile World Congress, uno de los mayores encuentros tecnológicos del mundo. Aunque no lo rechaza de plano, habla de imponer una serie de condiciones para su organización, con el fin de que "ayude a la economía de la ciudad durante todo el año y no sólo una semana".

Preguntada por e-notícies, la líder de Barcelona en Comú manifestó que "somos favorables a que continúe en Barcelona, pero lo queremos mejorar en relación a la ciudadanía y desarrollar mejor sus aplicaciones sociales". Su continuidad, por tanto, dependerá "de con qué reglas, de cómo se gestionen los recursos, qué gastos supone, porque, normalmente, se habla de grandes eventos o del modelo turístico actual como que da grandes beneficios a la ciudad, pero habría que hacer un estudio serio sobre a quién está beneficiando realmente, porque la percepción general de la ciudadanía es que genera grandes y enormes beneficios para muy pocas manos".

A este respecto, Colau ya manifestó que "la política de grandes eventos en la ciudad puede llevar mucho dinero, muy pocos días, por unos sectores muy determinados, pero no es un modelo sostenible para la ciudad". De hecho, no es el único evento que pone en cuestión, ya que su programa recoge la posibilidad de "detener o revisar los proyectos contrarios al bien común".

  • Los proyectos contrarios al bien común son aquellos proyectos que sólo dan respuesta al interés particular, en detrimento del interés general o colectivo, normalmente con la voluntad de generar negocio del que sólo se benefician unos pocos, de sacar un beneficio económico de lo público, o de conseguir condiciones privilegiadas para operar con ánimo de lucro (pista de esquí en la Marina de la Zona Franca, SagreraKids, Open Camp en la anilla olímpica, La Marina de lujo del Puerto, La Maquinista, Heron City, hotel Deutsche Bank, Red de aparcamientos municipales BAMSA, entre otros).

Nueva moneda local

Colau también propone la creación de una moneda local para Barcelona, con voluntad de "extensión a otros municipios del área metropolitana", con los siguientes elementos básicos:

  • Otorgar parte de las subvenciones del Ayuntamiento en moneda local.
  • Hacer que parte de las retribuciones de los empleados públicos se puedan cobrar en moneda local.
  • Hacer que parte de los créditos y microcréditos a empresas facilitados desde el Ayuntamiento se puedan suministrar en moneda local.
  • Favorecer a las empresas proveedoras del Ayuntamiento que quieran cobrar parte o el total de sus ventas al Ayuntamiento en moneda local.
  • Crear mecanismos para que la ciudadanía pueda canjear euros por moneda local con una cierta bonificación.
  • Aceptar pagos diversos al Ayuntamiento (como tasas o precios públicos) en moneda local.
  • Promocionar activamente la moneda desde el Ayuntamiento.
  • Incorporar en el establecimiento de esta medida las entidades y espacios que ya trabajan desde hace tiempo en perspectivas similares como la XES, Coop57 o Fiare.

Eliminar los Antidisturbios

Por otro lado, en materia de convivencia, el proyecto señala que "la seguridad ciudadana no se puede equiparar solo a un problema de orden público y de medidas para evitar el delito. Partimos de un concepto de seguridad plural que incorpora condiciones de vida básicas de las personas y el reconocimiento de su dignidad. La función de los cuerpos de seguridad es velar para que estos requisitos básicos se cumplan, favoreciendo y priorizando aquellos sectores de ciudadanía más débiles y vulnerables".

En este ámbito proponen, entre otras medidas, las siguientes:

  • Disolver de manera progresiva las unidades de policía administrativa y de seguridad [...] e integrar a los agentes de esta unidad en otras funciones policiales.
  • Crear un Observatorio de cumplimiento de los derechos humanos [...] con competencias para supervisar aquellas actuaciones policiales que puedan dar lugar a abusos y a denuncias ciudadanas.
  • Derogar la Ordenanza de Civismo, que prohíbe beber en la calle si se molesta a los vecinos, regula la prostitución callejera, o la venta ambulante, entre otros asuntos.
  • Retirar las acusaciones particulares que el Ayuntamiento ejerce en diferentes casos judiciales que criminalizan la protesta en defensa de los derechos básicos.

Así, Colau es partidaria de suprimir la Unidad de Antidisturbios de la Guardia Urbana (UPS) y delegar estas funciones de orden público a los Mossos. "Cuando alguien ocupe un edificio municipal, y los Mossos aleguen que su función no es custodiar dependencias municipales, ¿que hará la Colau?", señala un agente a ABC. Curiosamente, el líder de la CUP, David Fernández, una de las formaciones con las que tendrá que pactar Colau para llegar a la Alcaldía, participó el pasado sábado en la okupación de la sede de Movistar en Barcelona.

Además, Colau pretende convertir la Guardia Urbana en una especie de "policía de de proximidad", reduciendo sus competencias en materia de seguridad pública. En la actualidad, la Guardia Urbana cuenta con grupos de delincuencia urbana, especializados en la persecución de pequeños robos y hurtos. Según los agentes, este tipo de medidas se traducirán en un repunte de este tipo de delincuencia.

Banco público, renta municipal, zoo virtual...

Otra medidas llamativas de su plan serían las siguientes:

  • Establecer una Renta Municipal complementaria para familias bajo el umbral de la pobreza.
  • Mejorar la financiación y estudiar la creación de un Instituto municipal de crédito.
  • Iniciar el procedimiento administrativo orientado a sancionar la propiedad de pisos y solares vacíos cuando se trate de grandes propietarios, fondos buitres o bancos.
  • Recuperar locales injustificadamente vacíos para usos comunitarios.
  • Recuperar fincas en proceso de degradación continuada con el fin de crear una dotación de vivienda de alquiler social.
  • Reconocer el derecho al agua, la luz y el gas [...] y garantizar que ningún hogar sufra falta de suministro por incapacidad económica de hacer frente a los recibos; que ninguna familia tenga que destinar más del 10% de los ingresos totales del hogar a hacer frente los suministros básicos; abaratar los consumos más básicos y penalizar los consumos elevados.
  • Garantizar que las inversiones de gran impacto social, presupuestario o ambiental sean sometidas a un debate público.
  • Se apostará por la prevención de residuos y por la minimización de la entrega de publicidad domiciliaria y en la vía pública; disminuir el exceso de publicidad, eliminando la mayor parte de la publicidad vial.
  • Impulsar la creación de un operador energético verde.
  • Asegurar que un mínimo del 5% del presupuesto municipal sea asignado por los vecinos y vecinas de los distritos en proyectos y propuestas que ha presentado la misma ciudadanía.
  • Hacer de Barcelona una ciudad libre de plaguicidas y herbicidas en sus espacios verdes y revisar los métodos de poda.
  • Impulsar una revisión completa del nomenclátor y los espacios de memoria de la ciudad para garantizar que éste quede libre de referencias apologéticas en la memoria del esclavismo, el franquismo y el fascismo; garantizar la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica.
  • Abrir el debate para replantear el actual modelo de zoo de Barcelona y los delfinarios.

Ésta última idea podría consistir, por ejemplo, en impulsar la creación de un zoo virtual. La líder de Barcelona en Comú respaldó a través de Twitter la creación de un "zoo virtual", cuya construcción costaría 100 millones a los contribuyentes y cuyo mantenimiento anual supondría otros 20 millones por cada año de funcionamiento.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios