Menú

Doce preguntas sobre planes de pensiones cuyas respuestas debería conocer

Los españoles deberán complementar su pensión pública con parte de sus ahorros para mantener su nivel de vida tras la jubilación.

0
Los españoles deberán complementar su pensión pública con parte de sus ahorros para mantener su nivel de vida tras la jubilación.

Renta 4 Gestora ha lanzado una guía práctica sobre planes de pensiones en la que responden a 12 cuestiones clave. La entidad, que gestiona más de 3.000 millones de euros a través de 34 fondos de inversión y 52 Sicav, entre productos financieros, explica en dicho documento cuántos planes de pensiones puede contratar una persona, cómo traspasarlos, así como las dudas más habituales respecto a estos productos.

En primer lugar, el informe aclara por qué es necesario ahorrar de cara a la jubilación...

Si cuando nos jubilemos deseamos mantener un nivel de vida parecido al que disfrutamos antes de ese acontecimiento, la mayoría de nosotros y, sobre todo los más jóvenes, vamos a tener que dejar de pensar en ahorrar y empezar a pensar en invertir, fundamentalmente por dos motivos: viviremos más y recibiremos menos.

La esperanza de vida es cada vez más alta y seguirá subiendo en el futuro. Hoy en día es fácil que una persona que se haya jubilado a los 65 años, viva unos 20 años más. Esta buena noticia puede suponer un impacto importante sobre nuestras finanzas personales ya que nuestros ingresos se reducen sustancialmente tras la jubilación -¿quién no piensa que las pensiones públicas se irán reduciendo o que las condiciones para recibir la pensión máxima serán cada vez más duras-.

… Y, a continuación, responde a doce preguntas básicas sobre los planes de pensiones. El resumen de las respuestas es el siguiente:

1. ¿Qué es un plan de pensiones?

Es un producto financiero de previsión que nos permite canalizar el ahorro, a través de la realización de aportaciones periódicas, con la finalidad principal de disponer, en el momento de nuestra jubilación, de ingresos adicionales que nos permitan complementar la pensión pública.

2. ¿Por qué es recomendable ahorrar para la jubilación?

En la actualidad, para mantener el nivel de vida deseado, tenemos que complementar las pensiones públicas con otros vehículos de ahorro. El envejecimiento continuado de la población española hace insostenible, a largo plazo, el nivel actual de las pensiones.

El actual sistema de pensiones, tal y como está definido, puede llegar a ser insostenible teniendo en cuenta que actualmente la recaudación de la Seguridad Social es insuficiente para hacer frente al gasto en pensiones. En el futuro, se estima que la situación se va a agravar aún más y que el importe de las pensiones de jubilación se reducirá en términos reales.

3. ¿Cuándo es un buen momento para contratarlo?

Todos los expertos indican que es aconsejable comenzar a planificar la jubilación en el mismo momento en que ingresamos en el mercado laboral. Cuanto antes comencemos, menor será el esfuerzo que tendremos que hacer mañana, no sólo por disponer de más años para ahorrar, sino porque, a lo largo de ese plazo, la rentabilidad que pueda generar ese ahorro nos ayudará a conseguir antes nuestro propósito.

4. ¿Puedo disponer de mi dinero cuando quiera?

El dinero del plan de pensiones (se denomina derecho consolidado) se puede recuperar al llegar el momento de la jubilación o antes, en caso de incapacidad permanente o fallecimiento (por los herederos). Adicionalmente, existen otros tres supuestos de cobro anticipado de la prestación: desempleo prolongado, enfermedad grave o desahucio de la vivienda habitual.

A partir del 1 de enero del 2015, existe un nuevo supuesto de liquidez, sin necesidad de vincularlo a ninguna situación objetiva, por el que se puede rescatar el dinero del plan de pensiones (sin necesidad de justificarlo), una vez que hayan transcurrido diez años desde la primera aportación.

5. ¿Es mejor ahorrar mes a mes o solo al final?

Las aportaciones periódicas, ya sean mensuales o trimestrales, siempre son más recomendables que las que se hacen a final de año, ya que, por una parte, permiten ir neutralizando los movimientos de los mercados financieros y las alzas o bajas de los activos financieros en que invierten los Planes de Pensiones y, por otra parte, el efecto de la capitalización financiera hace que el valor alcanzado por nuestro ahorro sea mayor.

6. ¿Mejor planes de pensiones que otros vehículos, como los fondos de inversión?

Los fondos de inversión y los planes de pensiones son buenos vehículos de inversión para canalizar el ahorro, pero presentan diferentes ventajas fiscales y atributos de liquidez.

La diferencia entre planes de pensiones y fondos de inversión es que los primeros son ilíquidos hasta el momento de la jubilación, salvo en los supuestos mencionados anteriormente, mientras que los fondos tienen liquidez en un plazo máximo de 72 horas.

Además, los planes de pensiones cuentan con ventajas fiscales, dada su condición ilíquida. Elegir uno u otro dependerá de cómo se ajusten a los objetivos de cada uno.

7. ¿Cuál es la fiscalidad de los planes de pensiones?

Los planes de pensiones, junto con los PPA, son el único instrumento financiero que tiene reducción en la base imponible en el IRPF, hasta un límite de 8.000 euros. Así, por ejemplo, si se aportan 2.000 euros y se tributa al 40% en renta, Hacienda nos devolverá 800 euros.

Una vez jubilados, tendremos que tributar por el dinero rescatado como rendimiento de trabajo, sin embargo, se debe tener en cuenta que el efecto de diferir el impuesto durante un largo periodo de tiempo, veinte o treinta años, le otorga a este instrumento de ahorro una fiscalidad bastante ventajosa.

8. ¿Qué tipo de plan de pensiones es mejor: un plan de renta fija, renta variable, monetario o mixto?

Podemos contratar uno o varios tipos de planes de pensiones. Lo importante es que el conjunto, o "cartera", se corresponda con nuestro perfil de inversión y con el tiempo que falte para hacerlo líquido.

El perfil de un inversor se define por la relación que existe entre los riesgos que está dispuesto a asumir y los rendimientos que espera obtener. Así, se puede hablar de inversores con un perfil conservador, medio o arriesgado.

Por ejemplo, si no está dispuesto a perder dinero en ninguna circunstancia, se le puede catalogar como un inversor conservador. En este caso debería estar dispuesto a aceptar un rendimiento bajo, ya que riesgo y rentabilidad suelen estar directamente relacionados: cuanto mayor sea la rentabilidad esperada, mayor será el riesgo asumido.

9. ¿Cuántos planes de pensiones puedo contratar?

Podemos contratar tantos planes de pensiones como queramos y en las entidades que queramos. La única limitación que se establece es que el importe de las aportaciones anuales para el conjunto de los planes de pensiones que tengamos contratados no puede superar los 8.000 € en cada ejercicio fiscal.

10. ¿Puedo traspasar mi plan de pensiones a otro plan?

En el momento que lo consideremos oportuno, podemos traspasar todo o parte del ahorro acumulado que tengamos en un plan de pensiones a otro u otros que pueden estar gestionados por la misma entidad o por otra u otras entidades. Estos traspasos no tienen ningún coste fiscal ni se pueden aplicar ningún tipo de penalizaciones o de comisiones por las entidades gestoras

11. ¿Cómo influyen las comisiones que se aplican a los planes en la rentabilidad obtenida?

Cuanto menos paguemos en comisiones mejor, es totalmente lógico. Pero el elemento más importante en el que nos tenemos que fijar es en la rentabilidad. La rentabilidad que tienen que publicar los planes de pensiones es neta, es decir, descontadas las comisiones de gestión y de depósito y otros gastos implícitos en el proceso de inversión y tiene que estar referida a distintos plazos: uno, tres, cinco, diez años.

12. ¿Depende la seguridad de mi ahorro de la entidad que gestiona el plan de pensiones?

El patrimonio que gestionan los fondos de inversión están separados de los de las entidades gestoras y de las depositarias del fondo. En caso de insolvencia de la Depositaria o de la Gestora (que es muy improbable, pues ambas entidades están supervisadas y sometidas a requisitos de solvencia), el Fondo no se disuelve y se sustituye a la Gestora o a la entidad Depositaria por otra entidad sin afectar, por tanto, a la situación del partícipe ni al ahorro que tenga acumulado.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD