Menú

El plan de Carmena impide reducir la deuda de Madrid en 3.000 millones de euros

Si se aplicara la regla de gasto, la deuda pública de Madrid bajaría de 4.000 a menos de 500 millones en 2019, pero Ahora Madrid se niega.

Si se aplicara la regla de gasto, la deuda pública de Madrid bajaría de 4.000 a menos de 500 millones en 2019, pero Ahora Madrid se niega.

Tal vez una de las leyes más importantes aprobadas en los últimos años sea la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la cual recoge, entre otras cosas, la llamada "Regla de Gasto", que impide que el gasto público aumente por encima de la tasa de crecimiento medio anual (1,8% para 2016).

Esta regla ha saltado de nuevo a la arena política en los últimas semanas a raíz de las intenciones de Ahora Madrid de incumplirla en los años que le restan de gestión al frente del Ayuntamiento de la capital de España, pero ha adquirido incluso más relevancia ahora que Hacienda ha advertido al Consistorio madrileño que no aprobará sus Presupuestos para 2017 si no corrige su incumplimiento.

Esto ha dado pie a que haya quien piense que el Gobierno del PP se ha valido de su poder para promover la Regla de Gasto con el único objetivo de entorpecer la gestión de Ahora Madrid, pero no es cierto. En primer lugar, porque esta ley se aprobó en 2012, mucho antes del nacimiento de Ahora Madrid, con lo que de entrada resulta disparatado pensar que el Gobierno de Rajoy previó la pérdida del Ayuntamiento madrileño a manos de un partido que aún no existía para, luego, aplicarle la famosa Regla de Gasto.

Además, el objetivo de esta norma no es perjudicar al equipo de Manuela Carmena. De hecho, siendo hoy la tasa de crecimiento de la economía a medio plazo mayor que en el periodo de Ana Botella, esta regla permite al Ayuntamiento actual una mayor autonomía para elevar el gasto público por encima de lo que podía el PP durante el anterior mandato.

El límite de gasto se determina multiplicando el gasto computable del año anterior por esta tasa de crecimiento a medio plazo de la economía, a lo que finalmente hay que sumar o restar según el tipo de medidas fiscales que se hayan adoptado. En el periodo de 2013-2015, la tasa de crecimiento para calcular el límite de gasto se situó por debajo del 2% y encadenó dos años de caídas.

Sin embargo, tal y como admite el propio Ayuntamiento de Carmena, esta tasa registrará importantes subidas en los próximos años, llegando al 2,6% en 2018-2019. La Regla de Gasto, por tanto, lejos de crearse para restringir el presupuesto de Carmena, permitirá a Ahora Madrid aumentar el gasto por encima de los márgenes que disponía el anterior Gobierno de Botella.

deu-ah00.jpg

Una vez desmontada esta disparatada teoría, este tema merece otra reflexión. No en vano, ha sido la Regla de Gasto la que ha permitido llevar a cabo la reducción de deuda en el primer año de Ahora Madrid, reducción que no han dudado en usar como herramienta propagandística de su buena gestión. Sin embargo, al mismo tiempo, a Ahora Madrid le parece aberrante que el Ministerio de Hacienda pretenda obligarles a seguir cumpliéndola.

Desde el equipo de Ahora Madrid se aduce que la "amenaza" de Hacienda de no aprobar sus Presupuestos no está justificada, ya que el Plan Económico Financiero (PEF) que presentó el Ayuntamiento seguiría registrando superávit y amortizando deuda.

Este último punto es cierto, pero oculta dos verdades muy importantes. La primera, que el Ministerio de Hacienda no rechaza su Plan por registrar superávit, sino por incumplir de manera flagrante, como ellos reconocen, la Regla de Gasto; y segunda, que si bien es cierto que seguiría habiendo superávit, éste sería sustancialmente menor al que se ha venido registrando en los últimos años, lo que impediría seguir amortizando deuda al mismo rito y llevaría a una reducción de deuda muy inferior a lo que exige la Ley de Estabilidad. En concreto, el plan de Ahora Madrid pretende dejar de amortizar casi 3.000 millones de euros hasta 2019, tal y como muestra el siguiente gráfico.

deu-ah01.jpg

Así pues, ni Hacienda está actuando de manera arbitraria contra Ahora Madrid ni la Regla de Gasto implica unos dramáticos recortes, sino que permite aumentar el gasto de manera sostenible. La negativa de Hacienda a tolerar que la capital incumpla la ley debería suponer una gran noticia para todos los que se han mostrado entusiasmados con la reducción de la deuda en el primer año de Gobierno de Manuela Carmena, pues la ley que Hacienda defiende y Ahora Madrid ataca es la que ha permitido que ésta se lleva a cabo.

O bien el Gobierno de Ahora Madrid ha sido un desastre hasta el momento por respetar dicha ley o bien las intenciones de Ahora Madrid son síntoma de una mala gestión, pero afirmar una cosa (respetar la Regla de Gasto) y la otra (no hacerlo) es, simplemente, incompatible.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador