Menú

Carmena exigirá licencias a los pisos turísticos que alquilen más de 3 meses al año

La previsión es que a partir de enero se tramiten más de 1.000 y el Consistorio vigilará a quienes no se "acoplen" a esa nueva normativa.

0
La previsión es que a partir de enero se tramiten más de 1.000 y el Consistorio vigilará a quienes no se "acoplen" a esa nueva normativa.
Manuela Carmena | EFE

El Ayuntamiento de Madrid quiere regular los pisos turísticos permitiendo el alquiler de viviendas de particulares durante un tope máximo que no podrá exceder los 90 días al año. Así lo anunció este jueves Manuela Carmena durante un desayuno con la prensa. A partir de esa cifra se exigirá a los propietarios obtener una licencia para poder alquilarlos.

La previsión es que a partir de enero se tramiten más de 1.000 y el Consistorio de la capital vigilará a quienes no se "acoplen" a esa nueva normativa para que regularicen su situación. "Haremos un seguimiento para ver que se cumple esa disposición", remarcó la alcaldesa, que aspira a que los pisos de alquiler sin licencia salgan "de una estructura oscura".

Carmena apuntó que los pisos de particulares que se alquilan a turistas menos de 90 días son una "actividad de economía colaborativa" y no necesitarán ninguna "instrumentación jurídica" más para ejercer esta actividad, pero si excede de tres meses el Ayuntamiento entenderá que "eso tiene una condición de vivienda con uso turístico" y "alojamiento profesional", con lo que se requerirán "determinadas licencias". "Hemos seguido las líneas que se han implantado en otras ciudades europeas", afirmó.

No obstante, Carmena no concretó cómo vigilarán que la normativa se cumpla. Tampoco especificó el coste que tendrán dichas licencias y cuánto será el importe de la multa para los incumplidores. "El turismo para Madrid es muy importante porque es un gran motor económico. Tiene que haber un equilibrio, que la ciudad pueda seguir siendo un objeto de deseo (...) y que los madrileños disfrutemos lo que tenemos".

Mapa con zonas saturadas

Además, y de forma paralela, se elaborará en el futuro un mapa con las zonas más saturadas de turistas para limitar en esos puntos nuevas instalaciones hoteleras. Así se determinará dónde puede haber más establecimientos hoteleros y dónde no en función de mediciones relativas a las calles, la movilidad o los ya existentes.

Según aseguró Carmena, no necesitan autorización por parte de la Comunidad para aplicar estas medidas porque lo que hace el Ayuntamiento es "una interpretación de la norma y esa es una competencia específica del Ayuntamiento". De esta manera, la propuesta pasará este miércoles mismo por la Comisión de Seguimiento de Interpretación del PGOU, órgano que hasta el momento "no se había utilizado sistemáticamente".

El delegado de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid ya anunció en comisión que el Ayuntamiento pretendía tener listo en el primer trimestre de 2018 "un nuevo marco" que permita "poner orden" a las viviendas turísticas en Madrid, cuya proliferación genera problemas de convivencia y de encarecimiento del alquiler sobre todo en el centro.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD