Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La banca se planta en bloque contra la propuesta de Pedro Sánchez: "Ya pagamos muchos impuestos"

La propuesta estrella del PSOE de crear un impuesto a la banca para pagar las pensiones no ha gustado nada al sector.

0
Pedro Sánchez en un acto | EFE

Cristóbal Montoro quería gravar a las tecnológicas, Pedro Sánchez, a la banca. Las dudas cada vez más evidentes sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones han disparado la imaginación de los políticos en materia fiscal. De hecho, el impuesto a las entidades financieras para costear los ingresos de los jubilados fue una de las propuestas estrella del líder del PSOE antes de su llegada al Gobierno.

Fue a principios de año cuando Sánchez anunció la intención de crear dos nuevos impuestos para garantizar las pensiones de los españoles. El nuevo presidente del Ejecutivo explicó entonces que uno de los impuestos gravaría directamente a las entidades y otro, a las transacciones financieras. Según sus cálculos, ambos le reportarían a las arcas del Estado unos 2.000 millones de euros.

Tras su llegada a Moncloa, el temor a que Sánchez ponga en marcha sus planes sobrevuela en el sector bancario. De hecho, el seminario que organiza la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) esta semana bajo el título La economía ante el blockchain ha reunido a algunos de los líderes de los principales bancos del país, que no han dudado en mostrar su rechazo.

BBVA, Bankia, Caixabank...

El primero en hacerlo fue el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, el pasado lunes. El directivo calificó el impuesto a la banca como "una medida errónea" cuya "justificación viene del rescate, que no fue a la banca sino a las cajas de ahorro para que los depositantes no perdieran dinero". Torres Vila considera que "no hay que hacer muchos experimentos ni perjudicar a un sector concreto (como el bancario) creando distorsiones".

El directivo insistió en que un impuesto así "genera distorsión de la actividad económica" a lo que hay que sumarle una "peor asignación del crédito que lo hace más inaccesible" y más caro. Da la casualidad que Torres Vila acudió al acto junto a la nueva ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, por lo que el Gobierno socialista ya conoce de primera mano la opinión del banco azul.

Otro habitual del curso que se celebra en Santander ha sido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. El banquero vasco también criticó ayer miércoles el tributo de Pedro Sánchez. "No voy a decir que me gusta. Aunque no sé cómo es el impuesto, es discriminatorio porque cuando se aplica un impuesto a un sector es porque tiene externalidades negativas, por ejemplo, de medio ambiente", dijo Goirigolzarri. "La banca creo que no contamina", ironizó.

El presidente de Bankia destacó que antes de tomar este tipo de medidas, se debería "contextualizar el sistema bancario español, donde el reto es la rentabilidad". Cree que puede ser difícil explicar que "hay un problema de rentabilidad" con los actuales beneficios de la banca, pero "el coste de capital está por encima de los fondos propios y eso está relacionado con el rendimiento que exige un inversor para comprar acciones de un banco, lo que significa que la banca tiene problemas para obtener capital". Esta situación, impide a la entidades "dar créditos. Y eso es malo para los ciudadanos".

"Pagamos muchos impuestos"

Tras el discurso de Goirigolzarri, le tocó el turno al presidente de la AEB, José María Roldán. El líder de la patronal bancaria fue en la misma línea que el presidente de Bankia y lo calificó de "discriminatorio".

"La moda de los impuestos finalistas no es algo que me guste", señaló Roldán. "Los ingresos están para financiar todos los gastos, no algo individual", dijo. En el sector bancario "ya pagamos muchos impuestos, como el Impuesto de Sociedades, más que otros sectores".

Para Roldán no tiene sentido que un sector que representa sólo al 3% de la economía española, como es el bancario, pueda garantizar las pensiones. "No podemos solucionar un problema de toda la sociedad" como es "el aumento de la esperanza de vida o el descenso de la natalidad", declaró.

También ayer en un acto el Madrid habló de este tributo el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. El directivo cree que "no sería una buena idea poner un impuesto a la banca" porque supone "discriminar sectores de la economía". El sector bancario "ya tiene un recargo adicional y debe hacer frente también a un impuesto sobre depósitos. La situación de tipos de interés en mínimos afecta además a la cuenta de resultados", destacó Gortazar.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation