Menú

Golpe de Morgan Stanley a Mediaset ante la amenaza de Netflix y Amazon

Sus analistas recomiendan no comprar acciones de los grupos de televisión europeos ante la amenaza de Netflix y Amazon. 

0
Sus analistas recomiendan no comprar acciones de los grupos de televisión europeos ante la amenaza de Netflix y Amazon. 
La televisión tradicional pierde público debido a las nuevas plataformas | Archivo

Los analistas de Morgan Stanley han dado un duro varapalo a cinco grupos de comunicación europeos, entre ellos Mediaset. La compañía recomienda no comprar acciones de los grandes de la comunicación en Europa porque consideran que en los próximos meses y años la caída del consumo de la radiodifusión tradicional va a ser cada vez más aguda. Al mismo tiempo que vaticinan una paulatina caída de los ingresos por publicidad. El motivo, señalan, no es que la gente vea menos la televisión, sino que ha cambiado la forma en la que se ve. De esta manera, el fuerte crecimiento en Europa y en el mundo de Netflix, HBO o Amazon Prime Vídeo auguran una dura caída de las televisiones tradicionales.

Pero los analistas van más allá y creen que las acciones de estas compañías podrían caer hasta un 40% en los próximos meses. Mediaset ya registra caídas superiores al 4% en bolsa tras el anuncio de Morgan Stanley. Lo mismo les ha ocurrido a los grupos de comunicación franceses que han visto caer el precio de las acciones de 18 a 14 euros y de 11 a 7,10 euros en solo unas horas.

Netflix ya es un gigante

La plataforma de vídeo en streaming ha superado los 125 millones de usuarios en todo el mundo durante el primer trimestre de 2018. Sus ingresos han aumentado un 40%, hasta llegar a los 3.700 millones de dólares y los beneficios netos son de 290 millones, un 63% que en el primer trimestre de 2017. Por si esto fuera poco, la compañía es el segundo valor que más ha crecido en bolsa durante 2018 (un 62%) y registra un peso bursátil de 138.000 millones de dólares. En el caso de España, entre Netflix y HBO ya superan los 2 millones de suscriptores.

Hace unas semanas, RTVE, Mediaset y Atresmedia anunciaron la creación de la plataforma Loves TV. En esta web se podrán visualizar series y programas de los tres grandes grupos de manera gratuita. De la misma manera, los grandes de la comunicación de Europa están buscando alternativas similares o incluso crear una plataforma que incluya a varios grupos europeos. El motivo de esto es que las televisiones por separado cuentan con presupuestos mucho más bajos del que tiene Netflix para una serie. Por ejemplo, el gigante americano gastó 7 millones de dólares en rodar cada capítulo de la serie The Crown, algo impensable para un grupo europeo por separado. Esto repercute en que los espectadores ven en Netflix no solo una amplia gama de contenidos disponibles sin publicidad, sino unas producciones de gran calidad. De hecho, la empresa será la productora de la nueva película de Robert De Niro y Al Pacino.

Amazon Prime Vídeo no se queda atrás

No todo es Netflix. Amazon está apostando muy fuerte por su plataforma de vídeo en streaming. El gigante ha comprado los derechos de Roland Garros y de varios partidos de la Premier League británica, dos de los torneos deportivos más importantes del mundo. Esto no es otra cosa que una nueva muestra del poder económico que tienen estas plataformas. Por si fuera poco, la compañía de Jeff Bezos ya prepara varias series europeas originales para ganar suscriptores en el Viejo Continente.

Además, la venta de las conocidas como Smart TV, que en España han crecido un 50% en 24 meses, es otro aliciente extra para estas plataformas. Ya no solo se puede acceder desde el ordenador, sino directamente desde el mando a distancia. Por todo ello, los usuarios están aumentando el consumo de vídeo a través de estas plataformas, especialmente entre los más jóvenes, que cada vez ven menos la televisión tradicional.

En Libre Mercado

    Servicios