Menú

El gran 'atraco' fiscal de Podemos: más de 10.000 millones de euros adicionales al año

Iglesias exige al PSOE una larga y sustancial subida de impuestos basada en mentiras y cálculos falaces. Sólo recaudaría el 30% de lo previsto.

0
Iglesias exige al PSOE una larga y sustancial subida de impuestos basada en mentiras y cálculos falaces. Sólo recaudaría el 30% de lo previsto.

Podemos ha dado el pistoletazo de salida a la precampaña electoral. Su segundo plan económico en menos de dos meses es, de nuevo, un conjunto de birretes tirados al aire en plena graduación escolar. No hay otra alternativa para explicar tantos bandazos y propuestas, tan variopintas como idealistas, en tan poco tiempo.

Cuando la campaña electoral real dé comienzo, tendremos que escuchar a los dirigentes de Podemos y sus marcas blancas aquello de "nosotros ya lo pedíamos en nuestras propuestas de acuerdo con el PSOE", y nos preguntaremos a cuál de todas las presentadas se referirá. El panorama político de orientación intervencionista se está convirtiendo en un coto de caza, en el que sus dirigentes lanzan globos sonda en forma de propuestas –cada cual más delirante– para ver cómo caen por sí mismas y tienen que reformularlas unas semanas después.

Mientras, el Gobierno de Pedro Sánchez solamente es capaz de gobernar a base de decreto-ley, viendo cómo llueven potenciales pactos que saben son la tumba de su partido y la avocación a la quiebra de las arcas públicas del país.

El último de Podemos no es para menos. Solamente en términos tributarios lanzan estimaciones de ciencia ficción para justificar una hipotética subida de la recaudación en más de 10.000 millones de euros anuales. La nota positiva -soy un tipo optimista por naturaleza- es que ya no acuden al cuento de que en 2008, en plena economía burbujera, recaudábamos más. Ahora dicen que nuestro sistema económico, productivo y fiscal es igual que el de "otras economías europeas " –sin citar ninguna en concreto, por supuesto– para justificar que recaudamos poco.

Su colección de nuevas figuras impositivas y entramados fiscales complejos alrededor de las existentes es como el juego de apilar bloques de colores pensado para niños. Es tan frágil que al más mínimo toque cae por completo.

Atención al detalle de recaudación por impuesto: Los "ricos" van a aportar generosamente y sin rechistar 2.500 millones de euros anuales; las tecnológicas, 1.200; las grandes empresas, otros 4.000; la banca, otros 2.500. En total, más de 10.000 millones que, en realidad, pagaremos usted y yo religiosamente.

Si en algo nos posiciona Podemos a nivel internacional es como líderes absolutos en sablear fiscalmente al contribuyente y en adulterar las figuras impositivas existentes en otros países europeos para empobrecernos. Vayamos por partes.

Contra los "ricos"

En primer lugar, los "ricos". Si bien es cierto que la Agencia Tributaria no ofrece el dato de contribuyentes que ganen más de 120.000 euros -toda una maniobra de despiste de Podemos, por cierto-, sí que tenemos referencias cercanas. En España, hay unos 90.000 contribuyentes que cotizan por más de 150.000 euros. Son los famosos "ricos". Para que se hagan una idea, son el 0,5% de los cotizantes y suponen casi el 16% de la recaudación por IRPF. Sólo en tributación directa -IRPF y Seguridad Social- son gravados con un tipo efectivo del 43,7%. Esta cuña fiscal es más de 3 puntos superior a la media de la OCDE.

Podemos pretende, por una parte, aumentar el número de tramos superiores de IRPF y su tipo de tributación hasta un máximo del 52%; y, por otra, establecer un recargo extraordinario del 1% sobre el patrimonio. O, lo que es lo mismo, una excusa perfecta para que las rentas más elevadas saquen su residencia del país. Así de sencillo. Estudios independientes y el propio Banco de España afirman que una subida de IRPF a las rentas más elevadas supondrá una pérdida de recaudación de hasta 2.500 millones de euros.

Contra la banca

En cuanto al impuesto a la banca, el órdago es a la mayor. Pretenden establecer un recargo del 10% en el Impuesto de Sociedades y poner en práctica la tasas a las transacciones financieras –tasa Tobin–. Además de que estos impuestos se parecen poco a los establecidos en Reino Unido, tal y como ya contamos en este artículo, Podemos está en el tramo superior del impuesto –2.500 millones de euros anuales–. Esta cifra no tiene en cuenta el menor tamaño del sector financiero español ni los posibles "reajustes jurídicos" –en palabras del propio Banco Santander– que podrían producirse.

imppo1.jpg

El sector financiero lleva cinco años consecutivos sufriendo un descenso en su beneficio operativo. Según datos de la Agencia Tributaria, el sector financiero ya está pagando casi un 30% de tipo efectivo por Sociedades, 10 puntos porcentuales por encima del resto de empresas. Cargarles con un impuesto para financiar un rescate bancario que no sólo no ha ido con ellos –fueron las cajas–, sino que ya han financiado con 60.000 millones, es pura demagogia. Sólo el Banco Santander destina el 46% de su beneficio operativo a pagar impuestos en España.

imppo2.jpg

Contra las empresas

Sin embargo, la mayor apuesta, el mirlo blanco de la recaudación para Podemos, es el Impuesto de Sociedades: el partido morado calcula recaudar 4.000 millones de euros extra al año gracias exclusivamente a las grandes corporaciones. Una idea genial, si no fuera porque las grandes ya tributan un tipo por encima del promedio año tras año, según la propia Agencia Tributaria.

imppo3.jpg

Acudir a las actividades en el extranjero como foco de fraude a Hacienda es una de las múltiples mentiras con las que Podemos trata de esconder su atraco a las empresas. Teniendo en cuenta que más del 50% de nuestras exportaciones se dirigen a la eurozona, seguido de conocidos paraísos fiscales –nótese la ironía– como China o Estados Unidos, imponer una tributación sobre el resultado contable o las restricciones que nombra Podemos en su documento supondría aplicar una doble imposición de manual.

No podemos pretender incrementar un 20% –volver a la situación de 2008– en términos de recaudación por Impuesto de Sociedades cuando seguimos con 200.000 empresas menos y los beneficios desplomados. No en vano, las empresas en concursos de acreedores permanecen en niveles de 2010.

imppo4.jpg

Contra la revolución tecnológica

Y, por último, para lanzarnos hacia un país líder en innovación y empleo de calidad, la propuesta de Podemos pasa por el famoso impuesto a las tecnológicas. Además, spanish way. Mientras Reino Unido impone el 25% de impuestos para incentivarlas a tributar por Sociedades por ser más bajo, Podemos pretende gravarlas con un 3% extra sobre la facturación –no sobre el beneficio– en España.

Si ya de por sí la naturaleza del impuesto se parece a la de un atraco a mano armada, la estimación de recaudación nos muestra por qué corremos el riesgo de que abandonen el país. El mercado de la publicidad digital en España –principal vía de ingresos de Facebook y Google– oscila en torno a los 1.500 millones de euros, según InfoAdex; Amazon, por su parte, podría estar facturando otros 1.300 millones en nuestro país. En conjunto, los tres máximos exponentes ingresan 3.000 millones. ¿Y Podemos pretende recaudar más del 50% bajo el lema comercial del 3%?

Todo un cuento para no dormir. Gracias a intervenciones políticas como ésta, Google News está presente en todos los países en los que opera el buscador de Google, excepto en China y España. Como Podemos no va a renunciar a ni un solo euro de gasto, "para situarnos en la media europea", usted, yo y nuestros hijos seremos los que paguemos los platos rotos cuando todas estas estimaciones de ingreso se incumplan sistemáticamente.

Contra los autónomos

Tampoco debemos olvidar el segmento de autónomos. El colectivo al que la mayor parte de nuestros gestores políticos no dudan en calificar de "precario" para, a continuación, plantear una subida encubierta de las cotizaciones sociales al 80% de estos trabajadores, según la propia Asociación de Trabajadores Autónomos.

Sin embargo, Podemos va un paso más allá. Pretende simplificar su compleja vida burocrática. ¿Cómo? Agitando la varita mágica para no hacer nada. Su propuesta estrella pasa por que la cuota a la Seguridad Social -un mero cargo en la cuenta corriente del autónomo sin que éste tenga que hacer nada- pase de ser mensual a trimestral.

Como si la maraña de papeleo que tiene que afrontar el colectivo cada dos por tres no existiera. Para que se hagan una idea, un ejemplo de autónomo con empleados:

  • Presenta el modelo 303 para declarar el IVA de forma trimestral. Además, una vez al año tiene que presentar el modelo 390, que no es más que la suma de los 303 presentados con algo más de detalle. Y, por si esto fuera poco, en caso de que haya realizado compras y/o ventas por valor superior a 3.005 euros con un proveedor o cliente, hay que presentar el modelo 347, que está muy relacionado con los dos anteriores.
  • Presenta el detalle de pagos a empleados con el modelo 111 cada tres meses, para presentar el modelo 190 que, de nuevo, es la agregación aritmética de los modelos trimestrales.
  • Adicionalmente, si la mayoría de sus clientes son particulares, cada tres meses tiene que presentar el modelo 130 para llevar a cabo la estimación directa de los pagos fraccionados, o el 131 si su actividad se determina en el régimen de estimación objetiva.
  • Todo esto aparte de los libros de contabilidad, detalle de facturas emitidas y recibidas, detalle de compras, pagos, ventas y gastos, y un largo etcétera que hacen la delicia de contables y asesores.

Y esto, que provoca agobio solo de leerlo, no incluye las complejas relaciones con la Seguridad Social, que suponen otro tanto. ¿De verdad les van a solucionar la vida subiéndoles la cuota de autónomos y haciendo que un mero cargo en cuenta pase a ser trimestral en vez de mensual?

Cálculos irreales

Menos mal que Podemos presenta unos Presupuestos con la gente dentro –título de su propuesta– en los que bajan el IVA para productos de primera necesidad como los servicios veterinarios... Porque la luz, los pañales o la subida de 340 euros anuales por hogar al gasoil (lean) deben de ser cosa de "ricos" que tienen que aportar más.

En realidad, la capacidad recaudatoria de la larga batería de medidas fiscales que exige Podemos al Gobierno de Pedro Sánchez no supera los 3.500 millones de euros, cifra muy lejana a los 10.000 millones que estima el partido de Iglesias.

daniel-asensio.jpg

Daniel Rodríguez es consultor estratégico de multinacionales, autor del blog economistadecabecera.es y miembro del Comité de Dirección del Club de los Viernes.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia