Menú

¿Adiós definitivo a los 'vientos de cola'? La eurozona se desacelera más de lo esperado

Los más pesimistas auguran una crisis de deuda en el segmento empresarial estadounidense. 

0
El BBVA advierte de una fuerte desaceleración en la economía europea | ACTIV TRADES

En los últimos años se ha hablado mucho de los vientos de cola que favorecían la recuperación económica española. El mayor crecimiento de las economías desarrolladas, la rebaja de los precios de las materias primas, la caída en los costes de financiación y el fin de las turbulencias financieras favorecían un repunte de la actividad en Occidente, siempre sujeto en cualquier caso a las reformas adoptadas internamente.

Por todo lo anterior, es especialmente importante repasar las conclusiones que arroja el último informe de coyuntura del servicio de estudios del banco BBVA. Su boletín para la Eurozona advierte de la fuerte desaceleración de la actividad durante el tercer trimestre del año e insiste en las "sorpresas negativas" que están arrojando importantes actores de la economía europea, como Alemania e Italia.

En términos comerciales, el deterioro significativo de las exportaciones netas de la Eurozona podría haber pesado sobre el crecimiento. La demanda interna sí se mantuvo sólida en general, pero experimentó una caída en Alemania, donde la inversión y el consumo se vieron golpeados por el parón productivo de un sector de la automoción afectado por las nuevas regulaciones europeas.

La incertidumbre ha ido a más en los últimos meses. Los más pesimistas auguran una crisis de deuda en el segmento empresarial estadounidense. De materializarse, las turbulencias podrían llegar a este lado del charco, complicando la financiación de los sectores público y privado. Pero también hay factores propios que complican la salud económica de la Eurozona. Por un lado está la sombra que rodea todo lo relacionado con el Brexit. Por otro lado está el pulso que el gobierno italiano está librando con las instituciones comunitarias.

¿Qué podemos esperar en relación con la salida de Reino Unido de la Unión Europea? Si el acuerdo alcanzado por Theresa May con los socios comunitarios logra el aprobado el Parlamento, el proceso de salida se pactaría definitivamente en marzo de 2019 y quedaría finiquitado en 2020. Si no hubiese fumata blanca en Westminster, las opciones son mucho más inciertas: convocatoria de elecciones generales, celebración de un segundo referéndum, plazo de tres semanas para la proposición de un nuevo plan de salida...

¿Y qué hay de la situación italiana? BBVA considera que el escenario más probable pasa por la activación del proceso de déficit excesivo, mediante el cual Italia se vería obligada a anunciar nuevos planes fiscales. En el primer semestre de 2019 se constataría el cumplimiento de dichos objetivos. Si dicha evaluación fuese negativa, se daría pie a una multa de hasta el 0,5% del PIB y a la congelación de fondos estructurales.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation