Menú

De liberar el suelo a cercar los alquileres: las propuestas de los partidos sobre vivienda

La vivienda ocupa un papel protagonista en las propuestas electorales de cada partido para el 28-A. Algunas, van en caminos opuestos.

0
De liberar el suelo a cercar los alquileres: las propuestas de los partidos sobre vivienda
Los líderes de las principales formaciones políticas | Cordon Press

El 76,7% de los hogares españoles tiene alguna casa en propiedad, mientras que el 16,9% vive de alquiler (el 6,4% restante, tiene un hogar gracias a una cesión gratuita). Por estos últimos datos oficiales de la "Encuesta de Condiciones de Vida" del INE, no es de extrañar que la vivienda sea uno de los puntos de los programas electorales que haga sacar la lupa a los votantes.

El alarmismo sobre una hipotética burbuja inmobiliaria, el precio de los pisos, el de los alquileres, las condiciones de las hipotecas, la escasez de oferta en las grandes ciudades, la legislación… son muchos los aspectos que rodean al sector inmobiliario y que los políticos se empeñan en regular. A dos días de las elecciones, hemos repasado qué promete cada partido en materia de vivienda.

De cara a los próximos comicios del 28-A, Podemos es el partido que más propuestas ha redactado en este aspecto, y todas pasan por la intervención del mercado inmobiliario. Por otro lado, el punto en común de las formaciones políticas del bloque de la centro-derecha es la necesidad de aumentar la oferta de casas.

El PP quiere proteger al casero de impagos

El Partido Popular (PP) ha dedicado un apartado a "La vivienda y el urbanismo" dentro de su programa electoral de 102 páginas. La propuesta de la formación de Pablo Casado destaca por las medidas para incentivar el alquiler con más protección para el propietario.

Para lograrlo, se comprometen a favorecer el desarrollo de seguros de arrendamiento que "cubran el impago de los alquileres y los daños que pueda causar el inquilino, especialmente para facilitar el alquiler de los jóvenes". También, pretenden implantar sistemas de arbitraje para resolver, "de manera rápida y poco costosa", conflictos entre arrendadores y arrendatarios.

En materia fiscal dan otro empujón al propietario, ya que incrementarán la deducción a los arrendadores por los ingresos derivados de la renta de los alquileres de las viviendas que sirvan de residencia habitual, "especialmente cuando los arrendatarios sean jóvenes o mayores de 65 años con ingresos bajos".

Aunque estas dos medidas aumentarían la oferta de vivienda, otra forma de sacar más pisos al mercado es impulsando la nueva construcción "para alquiler asequible favoreciendo fórmulas de cooperación público-privada, que mantengan la propiedad pública del suelo y garanticen una mejor eficiencia de los recursos públicos". Las viviendas irán destinadas "prioritariamente" a familias con hijos.

También, sustituirán la licencia por la declaración responsable para los diferentes usos urbanísticos, lo que según los populares les permitirá "reducir los plazos y tramitaciones de las autorizaciones".

Por último, flexibilizarán "las operaciones de Regeneración Urbana, para facilitar ajustes de edificabilidad y de usos del suelo, teniendo en cuenta la perspectiva de una mayor sostenibilidad ambiental y eficiencia energética. Fomentaremos la política de rehabilitación de la edificación en centros urbanos".

Cs: alquileres sociales y seguridad jurídica

En Ciudadanos las medidas en lo referente a la vivienda también tienen un papel protagonista. Dentro de los 14 capítulos del programa de Rivera, este sector ocupa el número 12 bajo el epígrafe: Vivienda, infraestructuras y movilidad: políticas efectivas y sensatas. Las propuestas del partido de Rivera apuestan por el alquiler social y la seguridad jurídica para los propietarios.

Tanto es así, que la formación naranja se ha planteado facilitar el acceso a un alquiler asequible a través de una Ley nacional de Vivienda. También, prometen incrementar el parque de viviendas sociales de alquiler "para ofrecer una alternativa a quienes no pueden permitírsela".

Por otro lado, apuestan por disminuir las barreras burocráticas del sector eliminando "trabas" y simplificando "trámites administrativos en la planificación municipal y en los proyectos de rehabilitación y construcción de viviendas". Desarrollarán "la figura de las viviendas dotacionales públicas para ofrecer un servicio de alquiler temporal a todas las personas con especiales dificultades para acceder a una vivienda en alquiler".

El partido naranja fomentará "el alquiler asequible impulsando la rehabilitación y la colaboración público-privada en la provisión de viviendas sociales". También, elaborará "un plan de acción para erradicar el chabolismo y la infravivienda en el marco del Plan Estatal de Vivienda".

Prometen que revisarán la normativa que afecta a los alquileres de vivienda para "reforzar la seguridad jurídica y dinamizar el mercado del alquiler". Justifican esta decisión apuntando que "en Cs queremos favorecer el acceso a una vivienda en régimen de alquiler, seguro y a precios asequibles con medidas sensatas alejadas de modelos fracasados como los controles de precios que proponen PSOE y Podemos". Para ello, pretenden:

  • Crear un Registro de Arrendamientos Urbanos para poder disponer de información oficial sobre el mercado del alquiler en España.
  • Mejorar los incentivos fiscales para los particulares y entidades dedicadas al arrendamiento de vivienda en régimen protegido.
  • Facilitar la rehabilitación y puesta en alquiler de las viviendas vacías.
  • Facilitar la resolución de conflictos entre propietarios e inquilinos con un Sistema Arbitral de Arrendamientos Urbanos sencillo, rápido y gratuito.

Las breves medidas del PSOE

Llama la atención que en los 110 compromisos para la España que quieres que ha elaborado el PSOE para los próximos comicios la vivienda tenga tan poca relevancia. En este documento de 48 páginas, el partido de Pedro Sánchez se limita a dedicarle un apartado de menos de un folio al "Derecho irrenunciable a una vivienda digna y asequible". En la versión extendida de 300 páginas ocupa prácticamente la misma extensión. Sus escuetos objetivos en una materia que históricamente han abanderado los socialistas, como es la vivienda, son los siguientes:

  • Apoyar y complementar "las iniciativas de comunidades autónomas y ayuntamientos destinadas a las personas sin hogar".
  • Fomentar "la promoción de vivienda de alquiler social, movilizando suelo público que se encuentre disponible mediante la cesión de derecho de superficie y favoreciendo el uso de mecanismos público-privados". Además, reforzará "el papel de SEPES e ICO en la política de vivienda, con el fin de fomentar la oferta de vivienda de alquiler social de carácter permanente".
  • Impulsar "una Estrategia para combatir la pobreza energética, consolidando el derecho a la energía".
  • Restablecer "la renta básica de emancipación para el alquiler de vivienda por parte de jóvenes con ingresos bajos".

Puede ser que al partido socialista ya se le hayan acabado las ideas tras el decretazo del alquiler aprobado por Pedro Sánchez.

Vox y la liberalización del suelo

Vox también ha redactado varias medidas en materia de vivienda, aunque la más novedosa es la que incluyó en su día con el documento 100 medidas para la España Viva: la liberalización del suelo. El partido de Abascal pretende "convertir en suelo apto para ser urbanizado todo el que no deba estar necesariamente protegido por motivos de interés público convenientemente justificados. El mercado del suelo es especialmente rígido su regulación provoca una escasez artificial que eleva su precio".

Ya en su programa económico ha incluido propuestas relacionadas con el sector, como "revisar las reformas introducidas en la legislación procesal civil inspiradas por una interpretación no siempre razonable de diferentes sentencias del Tribunal de Justicia de la UE o el Supremo, que han encarecido los préstamos hipotecarios al debilitar la garantía hipotecaria como consecuencia del aumento de la duración de los procedimientos de ejecución".

Vox también quiere "arbitrar" los procedimientos que aumenten la oferta de vivienda en régimen de alquiler. Para ello, "debe reformarse la legislación reguladora de las Socimis de aumente la liquidez de los títulos de dichas sociedades", mantener "su neutralidad fiscal y agilizar los procedimientos de desahucio en caso de impago, dando así mayor seguridad a las Socimis y, en general, a los inversores". Además, el partido propone "la libertad de contratación sin restricciones en el mercado del alquiler".

"Una oferta suficiente en régimen de alquiler, moderará los precios", recuerda Vox. Y si además, "una financiación adecuada permite a los ciudadanos cuotas hipotecarias asumibles, podrían optar por adquirir vivienda en propiedad, lo cual debe ser facilitado con la finalidad complementaria de poseer un activo económico de gran valor en el momento de la jubilación", añaden.

Con Podemos no habrá oferta-demanda

Si Podemos llega al poder, piensa dar un giro de 180 grados al mercado de la vivienda. El partido de Pablo Iglesias promete regular todos los puntos clave del sector, lo que reduciría la ley de la oferta y la demanda a la mínima expresión. La formación morada ha dedicado casi una decena de puntos a la vivienda en un programa que consta de 105 páginas. Como vamos a repasar, no dejará a ningún protagonista sin regular.

  1. La Constitución: "Blindar en la Constitución el derecho a la vivienda como derecho fundamental y desarrollar legalmente las garantías de su efectividad, conforme al derecho internacional". Para ello, pretende "afrontar efectivamente el acceso a la vivienda como una cuestión de Estado". Al contrario que lo que opinan los expertos inmobiliarios, aseguran que "la burbuja del alquiler, unida a la anterior burbuja hipotecaria" es la razón que "ha llevado a que en España se destine, en promedio, más de un tercio de la nómina mensual al alquiler de vivienda o que el 80% de los menores de treinta años vivan en casa de sus padres porque no pueden acceder a un derecho reconocido en la Constitución". Al mismo tiempo, "el último censo de viviendas publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señalaba que, en España, se encuentra el mayor stock de viviendas vacías de Europa: 3,4 millones". Ese dato lo dio el INE en 2011, aunque a Podemos se le olvida mencionar que una casa vacía no tiene que ser necesariamente alquilable porque puede estar en malas condiciones o estar ubicada en lugares donde no haya demanda. El partido de Iglesias suele utilizarlo para justificar las multas a viviendas vacías o las expropiaciones.
  2. Regular los precios: "Intervenir el mercado del alquiler para impedir subidas abusivas mediante el control de precios y garantizar un alquiler estable y seguro para personas inquilinas y pequeñas propietarias". Para ello, Podemos no duda en intervenir el mercado estableciendo "mecanismos de control y regulación de los precios del alquiler mediante la creación de índices de precios de referencia adaptados a las realidades locales, para lo que se habilitará a los Ayuntamientos con el fin de que puedan regular los precios en barrios y zonas con precios especialmente tensionados, con el objetivo de que ninguna familia pague más del 30% de su renta en concepto de alquiler". Parece que no contemplan que esta medida pudiera sacar todavía más viviendas del mercado del alquiler.
  3. Alquileres indefinidos: "Garantizar un alquiler estable, asequible y seguro". Podemos dice que "para asegurar la renta y la estabilidad del contrato en beneficio de ambas partes, se implantará un contrato de arrendamiento indefinido, estableciendo causas claras de rescisión justificada". En los casos en que "el arrendatario sea especialmente vulnerable y el arrendador sea un gran propietario de viviendas (sociedades inmobiliarias y fondos buitre), el contrato de alquiler se prorrogará de manera automática".
  4. Vivienda pública y expropiaciones: "Crear un gran parque de alquiler público de precio asequible". Se excusa en el "modelo exitoso de ciudades europeas como Viena", para incrementar en 50.000 viviendas al año, durante toda la legislatura, el parque de vivienda en alquiler social mediante "un mecanismo de cesión obligatoria de las viviendas vacías de los grandes tenedores de vivienda, junto con otros sancionatorios, para impedir el acaparamiento y la especulación con viviendas vacías". A esta expropiación de viviendas se le sumará la paralización de la privatización de viviendas públicas y la venta de suelo público. Impulsarán también "nuevas figuras de cesión de uso de vivienda a la Administración, a cambio de una garantía suficiente de cobro y conservación de la vivienda, junto con formas alternativas de tenencia". Será "la juventud" la que tenga un "acceso prioritario" a este parque de viviendas.
  5. Contra los fondos de inversión: "Luchar contra los fondos buitre y la especulación con la vivienda". Para ello, auditarán los activos tóxicos de las entidades financieras "rescatadas con dinero público" e incorporarán, así, a los programas de vivienda las viviendas cedidas a fondos buitre o a la Sareb". Al mismo tiempo, elaborarán un "censo público de viviendas vacías de entidades financieras, fondos de inversión y empresas". Dicen que acabarán también con las SOCIMI, "por tratarse de mecanismos de elusión fiscal y de especulación con un bien tan importante como la vivienda".
  6. No a los pisos turísticos: "Poner coto a la excesiva proliferación de pisos turísticos para recuperar la habitabilidad de nuestros barrios y avanzar hacia un modelo de turismo sostenible". Con la excusa de "priorizar la convivencia en nuestros barrios", permitirán a las comunidades de propietarios regular las condiciones de estos pisos, aunque establecerán "una regulación básica sobre las condiciones de estas licencias, en colaboración con las Administraciones competentes, que incluirá su retirada cuando incumplan la ley, por ejemplo, al no pagar los impuestos correspondientes". Junto con las Administraciones locales, estudiarán también establecer un porcentaje máximo de viviendas destinadas a pisos turísticos "en función de las características de cada barrio".
  7. Intervenir en las ejecuciones hipotecarias: "Garantizar el derecho a la defensa de los deudores y las deudoras hipotecarias". Según su programa, "España debe cumplir las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que obligan a garantizar el derecho a la defensa y a la tutela judicial efectiva de los deudores y las deudoras hipotecarias". Con este objetivo, cambiarán el procedimiento de ejecución hipotecaria para garantizar todos los medios de defensa y de prueba y para que se aplique de manera correcta la normativa europea de protección de las personas consumidoras, en especial la Directiva 93/13 de la Unión Europea sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores".
  8. Proteger al deudor: "Proteger a los deudores y deudoras hipotecarios sin recursos suficientes con la limitación de su deuda al valor del bien hipotecado y el reconocimiento de derechos de reestructuración de deuda, quita y dación en pago". Adoptarán "medidas adicionales de protección a familias con ingresos inferiores a 3 IPREM que no pueden pagar su hipoteca, y derogaremos el IRPH como indicador de los tipos de interés variable en créditos o préstamos hipotecarios con efecto retroactivo, de manera que las familias puedan reclamar lo pagado indebidamente".

Dentro de estos apartados, Podemos también quiere prohibir los desalojos sin alternativa habitacional, lo que podría suponer la legalización de la okupación por la puerta de atrás, como ya analizamos en las propuestas de cada partido contra los okupas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco