Menú

El papeleo de las cotizaciones en España duplica los niveles de Suecia

En España se pierden 84 horas debido a la burocracia de las cotizaciones sociales. Contrasta con las horas dedicadas en la mayoría de países europeos.

0
El papeleo de las cotizaciones en España duplica los niveles de Suecia
Funcionarios en su puesto de trabajo | Europa Press

Las cotizaciones sociales son una figura muy relevante de nuestro sistema de pensiones, puesto que constituyen la principal vía de financiación de la caja de la Seguridad Social. En la práctica, la teoría económica nos dice que las cotizaciones actúan como un impuesto sobre el trabajo, de modo que un aumento en estas retenciones puede mejorar los ingresos de la Seguridad Social, pero a costa de reducir los sueldos y el empleo.

Pero, al margen de estas consideraciones, la gestión de las cotizaciones sociales también acarrea un notable esfuerzo en términos de papeleo y burocracia. No en vano, cumplir con los requisitos vigentes exige tramitar altas y bajas, rellenar formularios y, en definitiva, seguir al pie de la letra las distintas disposiciones establecidas por las autoridades.

El caso es que, en términos de papeleo, existe una notable brecha entre España y otros países de nuestro entorno. Así lo reflejan los informes Paying Taxes, de PwC, y Doing Business, del Banco Mundial. Ambos estudios emplean la misma base estadística para medir el número de horas que pierden las empresas para cumplir con las regulaciones vigentes en materia de cotizaciones.

En este sentido, la normativa más simple es la de Luxemburgo, donde apenas hacen falta 14 horas al año para responder a los requisitos existentes. Este resultado es solo ligeramente mejor que el que cosecha Noruega, donde el promedio arroja un total de 15 horas perdidas al año por motivo de los distintos requisitos burocráticos de las cotizaciones sociales.

Estonia, que ha simplificado notablemente su sistema tributario y que ha informatizado numerosos trámites administrativos, completa el podio con un promedio de 31 horas perdidas por empresa y año. Suecia, un país con el que suelen compararse los políticos españoles, mantiene también un sistema relativamente sencillo para los empleadores, puesto que la empresa media invierte apenas 36 horas anuales por este concepto, el cuarto mejor resultado de la lista.

La clasificación que se anotan Estonia o Suecia es ligeramente superior a la que consiguen Bélgica, Irlanda o Suiza, donde el tiempo perdido por las cotizaciones sociales asciende a 40 horas anuales. En Reino Unido, el resultado alcanza las 48 horas, mientras que en Holanda y Reino Unido se dan registros de 64 y 65 horas perdidas al año, respectivamente.

No se puede decir que a España le vaya bien en el informe, puesto que hace falta bajar muchos puestos en el ranking para llegar a nuestro resultado. Con 84 horas perdidas debido a las cotizaciones sociales, la burocracia de nuestro sistema nos deja en una situación similar a la de Francia (80 horas) o Portugal (90 horas). Eso sí: la palma se la lleva Italia, con 169 horas perdidas cada año debido a los distintos requisitos burocráticos existentes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation