Menú

La guerra comercial aumenta el nacionalismo chino: "Sería vergonzoso usar un iPhone"

La campaña contra Estados Unidos ha sido orquestada por los medios chinos y respaldada por los principales mandatarios del país.

Patricia Malagón
0

El Gobierno de Xi Jinping está respondiendo a las amenazas arancelarias de Estados Unidos apelando al patriotismo. Tanto es así que son varios los restaurantes del país que han decidido aplicar una tarifa extra del 25% a los turistas norteamericanos que coman en sus locales. Esta iniciativa voluntaria tiene su eco en el consumo, donde las marcas locales han comenzado a repuntar en las ventas dentro del territorio.

Según una encuesta publicada por Credit Suisse, los jóvenes de entre 18 y 29 años muestran que prefieren, mayoritariamente, Huawei (41%) a Apple (28%). Lo curioso aquí es que hace solo unos meses estos mismos jóvenes se decantaban por la empresa creada por Steve Jobs. De esta manera, la compañía californiana ha pasado del 40% al 28% debido a la guerra comercial. La campaña orquestada por los medios chinos y respaldada por los principales mandatarios del país han lanzado un mensaje claro: "Sería vergonzoso tener un móvil iPhone".

No solo Apple

Esta creciente ofensiva contra las marcas occidentales no solo afecta a Apple. Por ejemplo, Carrefour ha anunciado que se retirará del mercado chino debido a los malos datos que está cosechando. La compañía francesa ha comunicado que venderá el 80% de su negocio en el país asiático por 614 millones de euros a Suning.com, un minorista respaldado por Alibaba.

Carrefour ha seguido la misma estrategia que McDonald’s, cuando en 2017 decidió vender el 80% de su negocio en China el gigante estatal Citic Group. Walmart también hizo lo propio en 2016. El principal motivo por el que estas empresas no terminan de hacer buenos negocios en el gigante asiático se debe a la regulación del país, pero también al nacionalismo chino de apostar por marcas del país.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios