Menú
José María Rotellar

Las dos Españas del empleo retratan al Gobierno

Por tanto, no sólo el crecimiento económico se desacelera cada vez más, sino que además los datos mínimamente positivos de los que presume el Gobierno son posibles gracias al centro-derecha.

José María Rotellar
0
Por tanto, no sólo el crecimiento económico se desacelera cada vez más, sino que además los datos mínimamente positivos de los que presume el Gobierno son posibles gracias al centro-derecha.
Sánchez con sus ministros apiñados en torno a la mesa del Consejo | EFE

Llevamos ya muchos meses viendo cómo se va produciendo un deterioro constante, paulatino, de la actividad económica. De momento no está siendo tremendamente abrupto, pero sí que no tiene pausa. Casi cualquier dato que tomemos muestra que la ralentización es un hecho, y cada vez más intensa.

Sin embargo, el Gobierno no deja de vender como buenas señales datos muy mediocres en el mejor de los casos, cuando no francamente malos. Alardea, por ejemplo, de los datos de empleo y de paro de la EPA del último trimestre, cuando realmente no son nada buenos, pero, además, el pequeño crecimiento de empleo interanual o intertrimestral no se da gracias a las políticas que defiende el Gobierno, sino a las que son diametralmente opuestas, las que tienen un impulso de gobiernos liberal-conservadores.

De esa manera, del crecimiento interanual de empleo en el cuarto trimestre de 2019, que fue de 402.300 empleos, más de la mitad, el 52,3%, se debe a las comunidades y ciudades autónomas donde gobierna el centro-derecha (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla).

captura-de-pantalla-2020-02-09-a-las-184

Y si tomamos los datos de evolución del empleo intertrimestral todavía es más elocuente. En el trimestre se crean 92.600 puestos de trabajo. Pues bien, el empleo generado en las regiones de ideología liberal-conservadoras es de 97.800 empleos. Es decir, el dato global de España, si descontamos el empleo generado en dichas regiones, no existiría, sino que se habría destruido empleo en el número de 5.200 empleos.

captura-de-pantalla-2020-02-09-a-las-184

Y si hablamos del dato de paro, más de lo mismo. Según la EPA, el paro descendió en 22.500 parados en tasa intertrimestral, mientras que en las regiones donde el gobierno tiene orientación de centro-derecha el paro disminuyó en 27.400 personas. Es decir, sin el descenso del paro en dichas regiones, el desempleo en España habría aumentado en 4.900 personas.

captura-de-pantalla-2020-02-09-a-las-184

Por tanto, no sólo el crecimiento económico se desacelera cada vez más, sino que además los datos mínimamente positivos de los que presume el Gobierno son posibles gracias a la mejor evolución de las regiones con gobiernos de ideología completamente opuesta a la del Gobierno de la nación. Y es que distintas políticas dan distintos resultados.

Tertuliano de En Casa de Herrero.

En Libre Mercado

    Servicios