Menú
José María Rotellar

El empleo doméstico y el agrario, las víctimas del último dato de paro de Sánchez

La subida del SMI ha provocado un efecto en dos de los regímenes de nuestro mercado laboral.

José María Rotellar
0
La subida del SMI ha provocado un efecto en dos de los regímenes de nuestro mercado laboral.
Pedro Sánchez y el gráfico del paro registrado en febrero | LD

Tras analizar detenidamente los datos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social del mes de febrero de 2020, podemos comprobar que, no sólo no son tan buenos como parecerían, sino que encierran muchas señales que muestran un claro deterioro del ritmo de creación de empleo y de reducción de paro, tal y como podemos analizar, separadamente, con cada uno de los dos registros mencionados.

Malos datos del paro por sectores

Por el lado del paro registrado, vemos que ha bajado en 7.806 personas en febrero. Ahora bien, el dato mensual sólo nos está indicando un momento coyuntural, pues en términos interanuales el paro se reduce en 42.993 personas, que es el peor dato interanual desde 2013. Es más, es una reducción de paro muy escasa, que denota el estancamiento económico, que pierde fuerza a la hora de reducir el desempleo. Esa escasa reducción se basa, además, en el descenso del paro en la mayoría de regiones gobernadas por una ideología distinta a la del Gobierno de la nación.

ro1.png

Y esa peor evolución del dato nacional se constata en cada uno de los sectores económicos. Así, con los datos facilitados por el propio Ministerio en la desagregación por sectores económicos desde 2016, observamos que es el peor mes de febrero interanual en la evolución del paro registrado en Agricultura.

ro-2.png

Lo mismo sucede en Industria, donde el paro se reduce sólo una tercera parte de lo que lo hacía en el mismo mes el año pasado y la séptima parte que en 2017.

Esto constata la pérdida de potencia en la actividad económica industrial, que es la primera que varía rápidamente por expectativas, de manera que se desacelera intensamente debido a la incertidumbre generada en la economía.

ro-3.png

También se frena la reducción del paro interanual en la construcción, donde baja sólo una sexta parte de lo que lo hacía hace un año. El sector de la construcción se está parando, hecho que muestra la ralentización económica, como indicador adelantado que es.

ro-4las-215413.png

Y en el sector más importante de la economía española, el sector Servicios, ocurre lo mismo: la reducción del paro -sólo una séptima parte de lo que lo hacía hace un año- muestra las señales de debilitamiento del crecimiento económico español.

ro-5.png

Adicionalmente, nos encontramos con una reducción de oportunidades que se plasman en los siguientes datos:

El paro de los menores de veinticinco años sube en 7.208 personas, lo que supone un freno en el acceso de los jóvenes al mercado laboral.

El número de contratos del acumulado del año cae un 2,03%, es decir, se celebran 69.494 contratos menos en comparación con los que se realizaban en el mismo período de 2019, que indica que las oportunidades de contratación disminuyen.

Peor afiliación por el SMI

Por otro lado, el número de afiliados a la Seguridad Social sube en febrero en 85.735 personas respecto al mes anterior. Sin embargo, desgraciadamente comprobamos que también es un mero dato coyuntural, ya que al comparar en términos interanuales, que eliminan cualquier tipo de estacionalidad, observamos cómo el dato interanual de afiliación es el peor de un mes de febrero desde 2014.

ro-6.png

Por otra parte, podemos constatar con preocupación el efecto expulsión que el incremento del salario mínimo está provocando en dos de los regímenes a los que más negativamente afecta: el agrario y el de empleo doméstico.

Así, en el sector agrario, hay 44.507 afiliados menos en lo que va de año respecto al mismo período de 2019.

De la misma manera, hay 13.538 afiliados menos en el régimen de empleo doméstico respecto al mismo período del año anterior.

captura-de-pantalla-2020-03-03-a-las-220

Y en total, la cifra afiliados en España es de 19.250.229 personas. También son las regiones gobernadas por una ideología diferente de la del Gobierno de la nación los lugares donde más crece la afiliación interanual:

En Madrid es donde más crece la afiliación a la Seguridad Social interanual, con 87.001 afiliados más, y Andalucía es la tercera región donde más crecen los afiliados interanuales, con 55.256 afiliados más.

La desaceleración continúa

En cualquier caso, el empleo siempre es un indicador retrasado de la actividad económica, pues la decisión de contratar o despedir se produce cuando se consolida la recuperación o la desaceleración, respectivamente, en una economía, por los costes que contratar y despedir conllevan. Y lo que es preocupante es que la desaceleración ya ha llegado al empleo, de manera que es mucho más intensa en la actividad económica, especialmente preocupante en el sector servicios, el principal de la economía, tal y como podemos ver en la evolución interanual del paro registrado por sectores.

Son datos -los de febrero- que confirman lo avanzado antes por la evolución del empleo de los meses de junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero, así como de la última EPA (la del cuarto trimestre de 2019), que reflejaban claramente también esa desaceleración en el empleo, y que recogían la desaceleración de toda la actividad económica.

Así, ya son nueve meses consecutivos en los que los datos de paro y afiliación son los peores de sus respectivos meses desde tiempos de la crisis, bien en términos mensuales, bien en términos interanuales.

Por ello, es imprescindible que, cuanto antes, se lleven a cabo reformas económicas que permitan mantener lo más ágil posible a la economía española, para que el empleo no se resienta y se minimicen los efetos de la parte baja del ciclo económico. De no hacerlo, dicha desaceleración puede agravarse con consecuencias nocivas.

Tertuliano de En Casa de Herrero.

En Libre Mercado

    Servicios