Menú

Los jóvenes también 'lloran' por el SMI: así ha empeorado su empleabilidad

Los menores de 25 años son un colectivo asociado al SMI por su menor cualificación.

0
Los menores de 25 años son un colectivo asociado al SMI por su menor cualificación.
La empleabilidad de los jóvenes | Alamy

El boletín de empleo del pasado mes de febrero refleja un comportamiento relativamente favorable del mercado de trabajo, pero encierra algunos desequilibrios preocupantes. Así, la reducción interanual del paro ha sido la peor desde 2013 y la firma de contratos se reduce por un monto equivalente a 70.000 expedientes menos.

Quizá el aspecto más ligado a las decisiones de política económica del gobierno es la evolución del trabajo entre colectivos vinculados al salario mínimo. Si centramos el tiro en el empleo agrario, vemos que su afiliación ha caído en 44.507 efectivos respecto a febrero de 2019. Si nos fijamos en el empleo doméstico, el número de altas en la Seguridad Social ha bajado en 13.538 durante el mismo periodo, como ya destacamos en Libre Mercado.

Pero, ¿qué hay de los jóvenes? Los menores de 25 años son otro de los grupos de población más asociados al coste laboral básico, puesto que muchos de ellos carecen de experiencia laboral y, por lo tanto, suelen percibir sueldos más reducidos en sus primeros trabajos. Teniendo en cuenta que el salario mínimo subió un 22% en 2019 y ha vuelto a ser elevado en un 5% en 2020, parece lógico que la preocupación de los expertos por la empleabilidad de este colectivo vaya en aumento.

De momento, el dato que se acaba de comunicar para el mes de febrero de 2020 refleja un aumento mensual del paro de dicho colectivo (7.208 desempleados más, de los cuales 3.736 son hombres y 3.472 son mujeres), lo que supone un repunte del 2,84% respecto a los datos divulgados el pasado mes de enero. Teniendo en cuenta que el dato para los mayores de 25 años apuntó una reducción mensual del paro de 15.014 efectivos (10.741 hombres y 4.273 mujeres, lo que supone una caída del 0,5%), parece evidente que hay un peor comportamiento del empleo de los jóvenes.

Echando la vista atrás

¿Y qué sucede si echamos la vista atrás y comparamos los datos de paro juvenil del pasado mes de febrero con los correspondientes al mes de diciembre de 2018? Si hacemos este ejercicio estadístico podemos ver cómo ha evolucionado la desocupación desde el mes anterior a la primera de las dos subidas que ha experimentado el salario mínimo.

De acuerdo con la información que divulga el SEPE, el paro registrado de los menores de 25 años alcanzaba los 247.212 afectados a finales de 2018. De esta cifra, 125.902 eran hombres y 121.310 eran mujeres. Sin embargo, este dato no ha mejorado desde entonces, sino que ha experimentado una subida y se sitúa ya en 261.448 parados, de los cuales 134.821 son hombres y 126.627 son mujeres.

1-aumento-paro-jovenes-salario-minimo.pn

Comparativamente, esto significa que el paro de los hombres menores de 25 años ha experimentado una subida de 8.919 efectivos durante los catorce meses de aplicación de las subidas del salario mínimo. Por otro lado, las mujeres menores de 25 años han visto cómo su paro registrado aumenta en 5.317 efectivos durante ese mismo periodo. En suma, el aumento en la incidencia del paro de este colectivo es de 14.236 personas.

2-aumento-paro-jovenes-salario-minimo.pn

Si medimos esta misma cuestión en términos porcentuales, encontramos que el aumento del paro registrado de los menores de 25 años asciende al 7% entre los hombres y al 4,4% entre las mujeres, mientras que el saldo total para dicho grupo de trabajadores arroja un repunte del paro equivalente al 5,8% desde que se han introducido las subidas del salario mínimo interprofesional.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia