Menú

El último susto de los afectados por ERTE: tendrán que abonar más de 1.000 euros a Hacienda por tener dos pagadores

Hay casi 4 millones de personas cuyas empresas han tenido que acogerse a un ERTE en nuestro país debido al parón.

0
Hay casi 4 millones de personas cuyas empresas han tenido que acogerse a un ERTE en nuestro país debido al parón.
Logo AEAT | Europa Press

Los retrasos en los pagos de las prestaciones y el caos de la tramitación de los ERTE no van a ser los únicos disgustos que se van a llevar los afectados por este instrumento laboral en España. Desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) recuerdan que los ERTE tributarán en la declaración de la renta del año que viene, por lo que las personas que se hayan beneficiado de la prestación durante la pandemia, tendrán que saldar sus cuentas con Hacienda en 2021.

Hay casi 4 millones de personas cuyas empresas han tenido que acogerse a un ERTE en nuestro país debido al parón de la actividad que ha causado el estado de alarma. De esta cifra, las rentas más bajas no tendrán que declarar por el ERTE que hayan tenido, pero el resto sí.

La obligación de hacer la declaración de la renta para las personas con dos pagadores implica superar unos ingresos de 14.000 euros anuales y que el segundo pagador haya abonado más de 1.500 euros. El resto de contribuyentes, con un sólo pagador, no están obligados a declarar si no ganan más de 22.000 euros. Por tanto, si solo han estado unos días en ERTE, la cuantía que les ha abonado el SEPE es inferior a los 1.500 euros y ganan menos de 22.000 euros de ingresos, no tendrán que declarar.

Para poner sobre la mesa la magnitud de la factura para el contribuyente, el REAF ha elaborado un simulacro teniendo en cuenta diferentes niveles de renta para un soltero sin hijos, así como el sueldo medio de nuestro país en 2017: 23.646 euros, tal y como ha adelantado ABC. Si una persona con este salario estuvo en ERTE de marzo a junio, la cuantía que tendrá que pagar al fisco en la declaración de la renta del año que viene será de 1.322 euros

erte.png

"El contribuyente debe ser consciente de que le van a exigir esa cantidad en 2021 porque a los ERTE no se les ha aplicado ninguna retención previa. No es que paguen de más, es que no han tributado nada por ese ingreso", explica el secretario del REAF, Luis del Amo, a Libre Mercado. Para evitar sorpresas futuras, el experto recomienda a los trabajadores que "pidan a sus empresas que les retengan la cantidad correspondiente cuando vuelvan al trabajo, y así, lo van ingresando poco a poco y evitan sustos".

Que con 23.000 euros y un ERTE Hacienda exija más dinero a ese contribuyente que a rentas de más de 30.000 euros, también en ERTE, como aparece en la tabla, no es un error, "se debe a la progresividad del impuesto por la reducción de los rendimientos del trabajo" que no grava con ningún tipo a las rentas de menos de 14.000 euros, pero, a partir de esta cuantía, lo hace en mayor proporción, que es la banda en la que se mueven esos 23.000 euros.

Hay ayudas o prestaciones que no tributan en la renta, como la invalidez permanente absoluta, el desempleo en pago único o las Rentas de Inserción de las CCAA, pero otras sí, como pueden ser los ERTE, el Ingreso Minínimo Vital o la prestación por cese de actividad de los autónomos.

Si llega 2021, y la declaración de la renta le sale a pagar por alguno de estos motivos, u otros, Hacienda permitirá aplazar el impuesto si no dispone del dinero para saldar su deuda. Eso sí, con intereses.

En Libre Mercado

    Servicios