Menú
José María Rotellar

El preocupante retroceso de la industria española

Los datos no son esperanzadores en un sector que es básico para la recuperación económica, como es el sector industrial.

José María Rotellar
0
Los datos no son esperanzadores en un sector que es básico para la recuperación económica, como es el sector industrial.
Trabajador en una industria | Pixabay/CC/voltamax

La actividad económica muestra la profundidad de la caída motivada por el cierre inducido por decreto con cada dato que aparece, aunque la construcción haya retomado ligeramente su actividad, que le ha llevado a la AIReF a suavizar la caída prevista para el conjunto de España. En cualquier caso, todavía es pronto para saber si la magnitud del retroceso del PIB se quedará por debajo de una caída del 10% o más cercana al 15%.

Sin embargo, de momento los datos no son esperanzadores en un sector que es básico para la recuperación económica, como es el sector industrial, el segundo por importancia en nuestra generación de valor añadido, que genera millones de puestos de trabajo.

Y eso, con los últimos datos publicados -abril de este año-, se muestra el negativo impacto en la evolución industrial. De esta manera, la evolución de la cifra de negocios en la industria refleja claramente y con contundencia esta evolución negativa:

  • Cae un 34,6%% en términos mensuales.

  • Retrocede un 40,8% en tasa interanual.

  • Desciende 45,4 puntos porcentuales respecto al dato de este indicador en el instante en el que Sánchez ocupó la presidencia.

    graf-1.png

    Esa evolución negativa de la cifra de negocios en la industria es preocupante por el descenso que se produce en un sector tan importante para la economía española, que requiere de mucha inversión y que el retroceso de esa cifra indica no sólo la caída de actividad presente, sino también un desincentivo a inversiones futuras debido a la elevada incertidumbre.

  • Del mismo modo, ese descenso se plasma también en el Índice de Producción Industrial (IPI), que también cae de manera abrupta:

  • Un 29,7% intermensual.

  • Un 33,6% interanual.

  • Retrocede 39,3 puntos porcentuales desde el momento de la moción de censura.

    2.png

Este retroceso en el sector industrial es sumamente preocupante, al tratarse, como decimos, en primer lugar, del segundo sector económico español, con un peso del 15,9% sobre el Valor Añadido Bruto (VAB) de la economía española, con lo que una caída de la industria afecta de manera importante al conjunto de la economía nacional.

3.png

Adicionalmente, la industria genera un 14% del empleo nacional, con 2,8 millones de empleos, con lo que una caída en un sector muy presencial, sin tanta posibilidad de trabajo a distancia, puede implicar la pérdida de muchos puestos de trabajo.

4.png

Y, por otra parte, la inversión reacciona de manera mucho más volátil que el consumo ante los cambios de ciclo económico y ante la mejora o empeoramiento de las expectativas, con lo que estos grandes cambios a la baja de estos indicadores industriales recogen esas variaciones a la baja en la inversión y en la inversión en bienes de equipo, elemento que supone una clara advertencia de la ralentización de la economía ante el empeoramiento de las expectativas. El descenso ya se puso de manifiesto en el primer trimestre de-2020 y cuando conozcamos los datos del segundo trimestre, que recogerá todo el cierre productivo, se podrá observar que el descenso habrá sido muy profundo.

5.png

Como hemos reiterado en múltiples ocasiones, estos datos recomiendan insistir en la necesidad de aplicar cuanto antes reformas estructurales que dinamicen la economía española, para generar certidumbre y seguridad jurídica con la que atraer inversiones y recuperar la actividad de forma rápida y robusta, al tiempo que hay que huir del incremento de gasto público estructural y de las subidas de impuestos, que lo único que harían, estos últimos, sería deteriorar más la situación económica.

Tertuliano de En Casa de Herrero.

En Libre Mercado

    Servicios