Menú

El Ayuntamiento de Madrid también planea una 'revolución urbanística'

Simplifica las licencias, fusiona y simplifica ordenanzas y favorece procesos de mediación para reducir la litigiosidad.

0
Simplifica las licencias, fusiona y simplifica ordenanzas y favorece procesos de mediación para reducir la litigiosidad.
Medida liberalizadora del Ayuntamiento de Madrid | Europa Press

El inmobiliario es, quizá, uno de los sectores más regulados por las autoridades regionales y locales. Prácticamente cualquier nuevo desarrollo debe pasar antes el filtro de un lento sistema de planificación urbanística y permisos burocráticos que retrasan, complican o directamente anulan la posibilidad de realizar las inversiones previstas.

La Comunidad de Madrid ha movido ficha en este sentido y ha anunciado varias medidas de flexibilización. Por un lado, se flexibilizarán los cambios en el uso del suelo, para que, por ejemplo, una oficina pueda ser reconvertida en vivienda o un espacio industrial pueda ser utilizada como suelo comercial. Por otro lado, las licencias que ahora retrasan durante dos años los nuevos desarrollos de vivienda quedarán sustituidas por una declaración responsable, lo que agilizará enormemente los tiempos de trabajo.

Pero los cambios también van a llegar al plano municipal madrileño, porque el gobierno de coalición entre PP y Cs que encabeza José Luis Martínez Almeida ha acordado una nueva ordenanza que simplifica los procesos de obtención de licencias, refundiendo los dos textos vigentes y recortando el articulado en un 40%, con ánimo de consolidar una regulación más concisa y sencilla.

La medida ha venido impulsada por el Área de Desarrollo Urbano, que depende de Cs, de modo que ha sido la primera teniente de alcalde de la Villa y Corte, Begoña Villacís, quien ha presentado el texto definitivo de la nueva Ordenanza de Simplificación de Trámites Urbanísticos. La dirigente del partido naranja ha estado acompañada por Mariano Fuentes, encargado de dicho departamento municipal.

En base a esta nueva norma, se permiten actividades temporales en locales de forma mucho más rápida y clara. Además, se implantará la licencia por fases y se creará un nuevo proceso de "mediación administrativa" que permitirá facilitar la obtención de acuerdos entre denunciantes y denunciados, con ánimo de reducir la conflictividad legal.

Andalucía, por el mismo camino

La Junta de Andalucía también ha actuado en este campo y ha anunciado diversos cambios normativos orientados a reducir hasta 130 trabas burocráticas. Uno de los cambios más interesantes de todos los que ha adoptado el gobierno de Juanma Moreno es el que rectifica la Ley de Ordenación para permitir cualquier edificación en suelo rural no urbanizable, salvo aquella que esté expresamente vetada en el planeamiento urbanístico vigente.

Lo mismo sucederá con el suelo no urbanizable de especial protección, donde solo será preciso asegurar que se respetan las medidas de conservación básicas. Esto no solo reduce el peso del intervencionismo municipal sino que también tumba los informes medioambientales que, a menudo, sirven como excusa para frenar el desarrollo inmobiliario.

En Libre Mercado

    Servicios