Menú

La empresa que tramita las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital niega ordenar retrasos sistemáticos

En una "nota aclaratoria" enviada a medios, Tragsatec aclara que "la categoría requerido" indica que el expediente está listo para la siguiente fase.

0
En una "nota aclaratoria" enviada a medios, Tragsatec aclara que "la categoría requerido" indica que el expediente está listo para la siguiente fase.
Las solicitudes se acumulan y ya sufren un fuerte cuello de botella | Pixabay/CC/Geisteskerker

El Grupo Tragsa ha evacuado una nota de prensa aclaratoria para reaccionar a la información publicada ayer por el diario La Razón y de la que se hizo eco Libertad Digital en la que recogía la denuncia de un extrabajador de la compañía Tragsatec que, según dijo, se negó a seguir las indicaciones recibidas por correo electrónico para colocar en la categoría de "requeridos" los expedientes de solicitud de Ingreso Mínimo Vital que estuviera tramitando. Tragsatec es la división de la empresa pública Tragsa a la que el Ejecutivo ha encargado la tramitación de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, medida estrella del Gobierno social-comunista aprobó el pasado 29 de mayo.

Según la denuncia del exempleado y tal y como recogía el correo electrónico con el que La Razón ilustraba su información, se Tragsatec solicitaba a sus empleados que el estado "requerido" debe ser el que figure "tanto si hacemos la carta de requerimiento como si hemos comprobado que la documentación aportada es la correcta y no falta nada". Curiosamente, cuando el ministro Escrivá dio cuenta del balance de tramitación de las solicitudes de IMV que rondan ya el millón, destacó que buena parte de ellas (se ha resuelto menos del 10%) se encuentran con "requerimiento" de documentación o información.

Tragsa lo niega

Sin embargo, la empresa pública Tragsa niega que exista ninguna indicación interna de la compañía para retrasar la tramitación de expedientes y explica que esa categoría de "requerido indica que el expediente está listo para su revisión posterior y control de calidad. Se trata de un código interno utilizado únicamente para dar traslado del expediente a la siguiente fase del proceso y que, bajo ningún concepto, paraliza o ralentiza el proceso".

A preguntas de Libertad Digital, fuentes de la compañía aclaran a Libertad Digital que esa segunda fase del proceso queda en manos del propio Ministerio de Inclusión y Seguridad Social y que esa categoría de "requerido" representa el último paso de su labor de gestión y trámite de solicitudes.

Tragsa, en su nota dice:

El Grupo Tragsa, a través de su filial tecnológica Tragsatec, presta apoyo al Instituto Nacional de la Seguridad Social en la captura y tramitación de la gestión electrónica de las prestaciones económicas del Ingreso Mínimo Vital. En el marco de este encargo, y en relación al proceso de tramitación, desde el Grupo se aclara que el método de clasificación de los expedientes tiene como único objetivo gestionar adecuadamente y de manera eficaz cada una de las solicitudes recibidas. Es por tanto falsa la existencia de una norma interna dictada desde Tragsatec con el fin de retrasar o alterar los plazos de tramitación de los expedientes.

Desde que se recepciona un expediente hasta su tramitación por parte de un funcionario del INSS, que es quien aprueba o deniega finalmente el expediente, la solicitud pasa por diferentes estados. Cuando un tramitador finaliza su estudio, dispone de la documentación necesaria o, en su ausencia, se la ha solicitado al ciudadano; traslada este expediente a su superior con la asignación de "Requerido", indicando que está listo para su revisión posterior y control de calidad. Este término "Requerido" indica simplemente que está listo para pasar a la siguiente fase del proceso. De esta forma, bajo la categoría de "requerido", se encuentran tanto los expedientes que cuentan con toda la documentación correcta como aquellos que están pendientes de subsanar algún error sin quedar ninguno de ellos paralizado. Se trata de una nomenclatura, un código interno utilizado únicamente para dar traslado del expediente a la siguiente fase del proceso y que, bajo ningún concepto, paraliza o ralentiza el proceso.

Formación del personal

En relación a la formación impartida al personal contratado para la tramitación de las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, se indica que todos los profesionales recibieron durante un periodo de dos semanas en jornadas diarias de ocho horas la formación adecuada y requerida para llevar a cabo este trabajo.

Tramitación de expedientes

Los trabajadores de Tragsatec no tramitan solicitudes de IMV, sino que ayudan al trámite con la captura de la solicitud y comprobación y reclamación de la documentación que pudiera faltar aportar por parte del ciudadano, es decir, realizan tareas de captura de datos y reclamación de documentación. El acto de tramitar el expediente (aprobando o denegando la solicitud tras el análisis de los requisitos y realizando los trámites administrativos pertinentes) está siempre en manos de los funcionarios del INSS.

El Grupo Tragsa pertenece al Grupo SEPI, un holding empresarial que abarca un total de 15 empresas públicas participadas de forma directa y mayoritaria, con una plantilla de casi 73.000 profesionales. También es accionista de la Corporación Radiotelevisión Española (RTVE), tiene una fundación pública tutelada y participaciones directas minoritarias en otras nueve empresas e indirectas en más de cien sociedades.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia