Menú

Vuelos a ninguna parte: el último recurso de las aerolíneas para mantener sus aviones con vida

Algunas aerolíneas han optado por ofrecer a sus clientes vuelos a ninguna parte, es decir, con salida y llegada al mismo aeropuerto.

0
Algunas aerolíneas han optado por ofrecer a sus clientes vuelos a ninguna parte, es decir, con salida y llegada al mismo aeropuerto.
Viajeros con máscaras sanitarias caminan por la Terminal 1 del aeropuerto Josep Tarradelles - El Prat, en Barcelona. | EFE

El sector de las aerolíneas ha sido uno de los más perjudicados por las restricciones de movimientos de los viajeros y las restricciones de entrada y salida que los diferentes gobiernos han impuesto para luchar contra la pandemia de coronavirus a nivel mundial. Tal es así que muchas compañías aéreas han quebrado o han tenido que ser rescatadas por sus gobiernos para evitar el cierre de las mismas, como ha sido el caso reciente de la alemana Lufthansa.

La caída en el número de vuelos a nivel global durante este verano ha sido histórica y está pasando factura a muchas empresas que han tenido que verse obligadas a realizar ajustes en sus plantillas, cambiar sus protocolos aunque eso no significa que dejen de poner en el aire aviones, lo hacen incluso aunque estén vacíos.

Durante estos meses han circulado imágenes sorprendentes que mostraban aeropuertos repletos de aeronaves pero completamente paradas y vacías, en espera de poder a una normalidad que nunca llega. Tal es el caso del aeropuerto de Teruel, entre otros, Victorville en California, o aeropuertos más conocidos como el de Hong Kong o Fráncfort.

Al problema de la paralización de los vuelos internacionales causada por las cuarentenas obligatoria se ha unido otro problema de carácter más técnico: las aerolíneas necesitan sumar horas de vuelo a sus tripulaciones para mantener en vigor sus certificados y sus slots aeroportuarios, es decir, las plazas que tienen asignadas en cada aeropuerto. Antes de la pandemia los reguladores aéreos imponían unas estrictas reglas para la asignación de slots o plazas, estableciendo que las aerolíneas deben operar al menos el 80% de sus slots asignados en circunstancias normales. El incumplimiento de esta norma podría significar que la aerolínea pierde su derecho al slot para la próxima temporada.

aviones-aparcados-aeropuerto-berlin-brandenburg-international-airport-schoenefeld-2.jpg
Vista desde el aire de varios aviones aparcados en el aeropuerto de Brandenburg, Alemania.

Ante esta situación excepcional algunas aerolíneas han optado por ofrecer a sus clientes los llamados vuelos a ninguna parte, es decir, salida y llegada al mismo aeropuerto.

Entre las compañías que ya han ofrecido este tipo de vuelos se encuentra la japonesa ANA, que ha movilizado para ello su Airbus de dos plantas A380, el avión de pasajeros más grande del mundo. En el primer vuelo los pasajeros recibieron durante sus 90 minutos en el aire varios cócteles y un paquete de regalos.

En Taiwán, la nueva aerolínea StarLux Airlines también lanzó el mes pasado viajes parecidos de tres horas y media, en los que sobrevolaba las Islas Pratas, para admirar desde las alturas las magníficas vistas de las islas y de paso poder tomar fotografías. En este mismo sentido la aerolínea Royal Brunei ofreció paquetes de cena y vuelo de 85 minutos mientras se sobrevolaba los bosques tropicales de la isla de Borneo.

Es destacable el caso de la australiana Qantas que hace días vendió en 10 minutos todas las plazas para un vuelo a ninguna parte que sobrevolará el 10 de octubre durante siete horas algunos de los principales atractivos turísticos de Australia. Este atípico vuelo parte y retorna a Sídney para sobrevolar el monolito rojo Uluru, las Islas Whitsundays y la Gran Barrera de Arrecifes. Los billetes se vendían entre 572 dólares (486 euros) y 2.754 dólares (2.341 euros).

La misma compañía Qantas también ha decidido retomar a partir de noviembre los trayectos de 12 horas que antes ofrecía para sobrevolar la Antártida a bordo de aviones Boeing 787 como medida para paliar los efectos económicos de la covid-19.

La aerolínea Singapore Airlines, de la ciudad-Estado de Singapur, informó de que estaban estudiando también el lanzamiento de este tipo de vuelos. El plan de la asiática ha sido planteado en un momento sensible para la industria debido a las restricciones por la covid-19, lo que le ha obligado a dejar en tierra el 90 por ciento de su flota y a anunciar el despido de 2.400 empleados.

En Libre Mercado

    Servicios