Menú
José María Rotellar

Seis gráficos que explican el deterioro del mercado laboral en noviembre

La mala gestión gubernamental, con restricciones constantes, están hundiendo al tejido productivo. El drama social será mayor que el virus.

José María Rotellar
0
La mala gestión gubernamental, con restricciones constantes, están hundiendo al tejido productivo. El drama social será mayor que el virus.
Una camarero limpia una mesa en una terraza | EFE

Pese a que el ministerio de Trabajo destaque en su web que la subida del paro está por debajo de la media de la serie histórica en un mes de noviembre los datos son malos. Veamos los datos:

El paro sube en 25.269 personas, por encima de lo que subió en noviembre de 2019 (+20.525 parados). De hecho, es la mayor subida del paro mensual en noviembre desde el año 2012.

Es más, en términos interanuales se ha incrementado en 653.128 personas. Es el mayor incremento desde el año 2009.

Unido al incremento de parados en marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre, el paro ha subido en estos nueve meses en 605.445 personas. De esa manera, el número de parados se sitúa en 3.851.312 personas. Son, además, nueve meses consecutivos de fuertes incrementos porcentuales del paro en tasa interanual:

  • Marzo: 9,01%.

  • Abril: 21,10%.

  • Mayo: 25,27%.

  • Junio: 28,09.

  • Julio: 25,29%.

  • Agosto: 24,04%.

  • Septiembre: 22,62%.

  • Octubre: 20,40%.

  • Noviembre (20,42%)

Si no se logra mantener en pie el tejido productivo, la destrucción de empresas provocará que todas las personas afectas por los ERTE engrosen el paro registrado, así como que otras, cuyas empresas han abierto, puedan terminar en el desempleo si sus compañías se ven obligadas cerrar por la pésima gestión gubernamental. De hecho, este mes ha vuelto a aumentar el número de personas afectadas por ERTE.

Por sectores:

  • Agricultura: 4.624 parados menos.

  • Industria: 302 parados menos.

  • Construcción: aumenta en 1.482 personas.

  • Servicios: sube el paro en 24.959 personas, que denota que el mercado laboral se está deteriorando más en el sector principal de nuestra economía.

Por sexos:

  • El paro masculino sube en 6.300 personas.

  • El paro femenino sube en 18.969 personas.

Por edades:

  • El paro juvenil aumenta en 3.733 personas.

  • El paro de los mayores de veinticinco años sube en 21.536 personas.

Bajan los contratos:

  • Un 17,82% interanual en el mes (314.359 contratos menos).

  • Un 29,77% interanual en los once primeros meses del año (6.183.975 contratos menos).

  • Los contratos indefinidos caen un 25,30% interanual en el mes. Ya sólo suponen el 8,84% de todos los contratos celebrados en noviembre. El empleo indefinido de calidad y estabilidad se empieza a resentir de manera aguda.

  • Seguridad Social

La afiliación a la Seguridad Social sube en noviembre en 31.638 personas. Es cierto que es la mayor subida mensual desde 2006 en un mes de noviembre, pero al analizar los datos de paro y contratos y los mismos de la afiliación a la Seguridad Social el último día del mes, vemos que no es más que un espejismo, pues sólo en el último día de noviembre se perdieron 91.900 afiliados a la Seguridad Social.

Y el dato en términos interanuales se remonta, en negativo, a los peores momentos de la anterior crisis. De esa manera, los afiliados en tasa interanual caen en 354.877 personas, que es el peor dato interanual de un mes de noviembre desde 2012.

Del mismo modo, el número de empresas con código de cuenta a la Seguridad Social han descendido en 80.840 desde febrero y en 85.950 desde noviembre del año pasado.

No se contabilizan los ERTE, porque al ser suspensión de empleo siguen dados de alta en la Seguridad Social. Si no se salva al tejido productivo, con mayor liquidez y reabriendo la economía, esos afectados por ERTE verán destruido su empleo.

Además, se produce, como decíamos antes, un incremento de trabajadores en ERTE, de manera que aumentan en noviembre en 126.117 personas, en media, y si tomamos el dato del último día del mes el incremento asciende a 147.550 personas, especialmente en el sector de la restauración, donde se incrementan las personas en ERTE en 108.800 a último día de mes, y en 108.476 en la media del mes.

La mala gestión gubernamental, con restricciones constantes, están hundiendo al tejido productivo, especialmente a restaurantes, bares, cafeterías, comercio y turismo, que puede dejar, desgraciadamente, un largo número de personas en el paro antes de que finalice este año. O se reabre de inmediato todo y con prudencia y sin bajar la guardia se sale a trabajar, o el drama social será mayor que el del virus debido a la hecatombe económica a la que nos podemos enfrentar.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD