Menú

Furor por los coches de Lidl que se venden por 99 euros al mes

Este movimiento se suma a otros realizados por la compañía en sectores como la venta de teléfonos, ropa corporativa o muebles.

Este movimiento se suma a otros realizados por la compañía en sectores como la venta de teléfonos, ropa corporativa o muebles.
La oferta contemplaba un máximo de 1.000 unidades. | Vehiculum

Lidl continúa con su diversificación de negocio y se lanza por la venta de vehículos. Concretamente, la compañía alemana de supermercados ofrece a sus clientes, desde el pasado 1 de marzo, la posibilidad que adquirir un vehículo mediante un sistema de leasing.

La oferta, efectuada en colaboración con dos socios del sector del leasing, Vehiculum y Sixt, se limita a dos modelos de la marca Renault, el Twingo y el Clio, así como al Kia Stonic; accesibles por unos precios que parten desde los 99 euros mensuales y que varían dependiendo de la elección del modelo y el periodo de contratación.

En la cantidad a pagar no se incluyen los gastos de mantenimiento del coche durante el periodo de alquiler ni el seguro obligatorio de responsabilidad civil, aunque el comprador puede elegir el color del coche, la duración del vínculo con la empresa arrendadora y el kilometraje.

Sin embargo, este servicio especial, que en un principio debía estar disponible en Alemania hasta el 30 de abril a través de la página auto-lidl.de, ya no está operativo; y es que el entusiasmo de los clientes ha provocado que se agoten todas las unidades antes de tiempo. Concretamente, la empresa había fijado el tope en 1.000 vehículos.

"Debido a la gran demanda, las ofertas especiales actuales ya no están disponibles. Las consultas actuales aún se pueden continuar y finalizar. Las consultas completadas se procesan hasta que se agota la cuota de vehículos", puede leerse en la página web.

Esta inmersión en el mercado del automóvil no es nueva para la cadena alemana, que ya en 2019 probó un servicio similar cosechando gran éxito. Entonces logró vender 500 unidades del Fiat 500 mediante leasing por 89 euros al mes.

Por otro lado, este tipo de movimientos comerciales ponen de manifiesto la peculiar estrategia de Lidl, que en su afán por diversificar su negocio de supermercado tradicional, ha apostado en los últimos años por la venta de teléfonos móviles, aspiradoras, aparatos de cocina, así como productos textiles, entre los que destacó su extravagante línea de ropa corporativa. Además, la compañía se ha atrevido incluso a retar a Ikea con muebles para el hogar por menos de 10 euros.

Temas

En Libre Mercado