Menú

La subida de impuestos de Montero desorienta a Gabilondo: "Mi palabra permanece intacta"

"Ratifico mi compromiso. Las y los madrileños no tendrán que pagar ni un euro más", asegura Gabilondo, contradiciendo a la ministra de Hacienda.

0
"Ratifico mi compromiso. Las y los madrileños no tendrán que pagar ni un euro más", asegura Gabilondo, contradiciendo a la ministra de Hacienda.
Gabilondo y Montero | EFE

Ángel Gabilondo y María Jesús Montero no se ponen de acuerdo. Si ayer la ministra de Hacienda presentó a su comité de 17 expertos para llevar a cabo la Reforma Fiscal con la que exprimir todavía más al contribuyente en 2022, hoy martes Gabilondo vuelve a insistir en que no quiere subir los impuestos en Madrid en los próximos dos años. Y ambas ideas son incompatibles.

"Ratifico mi compromiso, que permanece intacto, de que no tocaré la fiscalidad en Madrid. De que no tiene que pagar nadie ni un euro más en impuestos. Mi palabra permanece intacta: no debemos exigir más esfuerzos a los madrileños en estos momentos. Madrid necesita estabilidad fiscal en los próximos 2 años", ha declarado el candidato del PSOE a las elecciones autonómicas del 4 de mayo.

En contradicción con Montero

Pero Montero no tiene los mismos objetivos que dice haberse marcado ahora Gabilondo. La responsable de Hacienda explicó que su plan consistirá en "una revisión global del sistema fiscal, pero con especial atención a las figuras que tienen un menor rendimiento, como el Impuesto de Sociedades", así como "las vinculadas a la imposición a la riqueza Patrimonio, Sucesiones y Donaciones— ya que hay una situación asimétrica en el territorio porque alguna comunidad autónoma prácticamente ha dejado sin contenido estas figuras".

Aunque Montero no mencionó a ninguna comunidad autónoma en concreto, este mensaje va sin duda dirigido a la Comunidad de Madrid. Desde que fue nombrada ministra de Hacienda, una de las propuestas estrella de Montero ha sido la de armonizar Patrimonio y Sucesiones en toda España, ya que actualmente son impuestos cedidos a las CCAA. Armonizar no es otra cosa que el eufemismo que usan en el PSOE para elevar los impuestos en las regiones con la fiscalidad más atractiva.

En el caso de Patrimonio, Madrid es la única región que lo tiene bonificado al 100%, pero en el impuesto a las herencias, serán muchos los ciudadanos de otras regiones los perjudicados por el sablazo, como los canarios o los cántabros, donde también está bonificado buena parte del impuesto a la muerte. Por ejemplo, como ya publicó Libre Mercado, subir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Madrid saquearía más de 100.000 herencias al año.

Gabilondo, en apuros

Este desmarque de Gabilondo de la agenda fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en apuros hoy al propio candidato socialista, que ha tenido dificultades para explicar la razón de que él no quiera subir impuestos en la región, mientras Montero sí. Gabilondo ha echado la culpa a los países vecinos.

"Para la recuperación hay políticas europeas y mundiales, también habrán oído al presidente Biden al respecto, que lo que dicen es que hay que hacer una serie de reformas y una es la reforma fiscal", ha dicho.

Es cierto que Biden ha propuesto una especie de armonización global del Impuesto de Sociedades para evitar que haya competencia entre países, pero María Jesús Montero lleva cargando contra las autonomías que cobraban menos impuestos a sus ciudadanos desde que fuera consejera de Hacienda en Andalucía. Mucho antes. De hecho, el equipo de Susana Díaz, con el apoyo de otros barones socialistas, no dudó en emprender una dura campaña contra la Comunidad de Madrid a la que calificaba de "paraíso fiscal", una acusación que se sigue vertiendo a día de hoy y a la que también se ha sumado en bloque toda la izquierda. "No se trata del plan de la ministra" sino que afecta a "toda Europa y a todo el mundo", ha insistido Gabilondo.

Hay que recordar que este viraje fiscal de Gabilondo responde a una estrategia meramente electoralista para acercarse al votante de Ciudadanos. Como ya publicó Libre Mercado, la prueba está en que, hace menos de dos meses, el PSOE de Madrid presentaba una enmienda a la totalidad en la Asamblea para asestar un sablazo fiscal a los madrileños de 1.275,3 millones de euros.

La propuesta pretendía incrementar los principales impuestos cedidos a Madrid: la parte correspondiente al IRPF, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones o Transmisiones Patrimoniales, entre otros. Y era el propio Ángel Gabilondo, portavoz del grupo, el que la firmó. Para más confirmación, en 2019, cuando también se presentó como candidato, el programa de Gabilondo contemplaba subidas de IRPF o Sucesiones.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot