Menú

Cronología de una okupación de lujo: calle Santorcaz, en pleno barrio de Salamanca

A pesar de varios avisos a la Policía y un desalojo, los okupas logran adueñarse de un edificio, propiedad del Estado, en la exclusiva zona de Madrid.

0
A pesar de varios avisos a la Policía y un desalojo, los okupas logran adueñarse de un edificio, propiedad del Estado, en la exclusiva zona de Madrid.
Un grupo de okupas se instala en un edificio del Estado. | CALLE SANTORCAZ, 7.

El 11 de marzo de 2021, un grupo de okupas se cuela en un edificio propiedad del Estado, ubicado en la calle Santorcaz, en la privilegiada zona de El Viso, sin que los vecinos pudieran hacer nada por evitarlo. Los distintos avisos a la Policía retrasan los acontecimientos pero no les desvían de su objetivo: vivir en una de las zonas más exclusivas de Madrid sin pagar ni un solo euro.

Los residentes establecieron un exhaustivo sistema de vigilancia vecinal en cuanto detectaron grupos de jóvenes sospechosos merodeando por el barrio. Sus esfuerzos no lograron evitar la okupación, pero sí nos sirven ahora para conocer su modus operandi, desde unos días antes del asalto hasta que se adueñan de un edificio completo, de varias plantas y 700 metros cuadrados. "No parece que sea la primera vez que lo hacen", comenta uno de los vecinos.

La organización del asalto

  • Miércoles 24 de febrero - 20:30 horas

Los vecinos se percatan de la presencia de posibles okupas paseando por el barrio. Sospechan que pueden estar buscando un objetivo. Parece que se interesan por una casa que ellos podían creer vacía, porque tiene a la vista un árbol caído. Van en grupo, dos chicos y una chica. Informan a la Policía.

  • Domingo 28 de febrero - 11:30 horas

Tres nuevos okupas hacen la ronda por el exclusivo barrio madrileño, prestando especial atención a la misma casa en la que se fijaron sus compañeros unos días antes. Esta vez son dos chicas y un chico, algo más mayores. Informan de nuevo a la Policía.

  • Martes 2 de marzo
santorcaz-pegatina-okupa-130421-4-3.jpg

No ven a los okupas, pero saben que han pasado por allí. Han marcado un inmueble de la calle Francisco Campos con una pegatina roja con símbolos (la hoz y el martillo comunistas) y letras en amarillo.

Avisan a la Policía, inician una búsqueda activa de los dueños y ponen en marcha el sistema de vigilancia vecinal.

  • Domingo 7 de marzo

Han pasado unos días desde el último avistamiento, los residentes creen que pueden haber logrado disuadir a los okupas de acometer el asalto. Pero se equivocan. Sólo han cambiado de objetivo. Pronto detectan que han intentado forzar la cerradura de un inmueble de la calle Santorcaz. Esta vez no han tenido éxito. Pero es cuestión de días que lo consigan.

  • Jueves 11 de marzo

Los okupas asaltan el edificio de la calle Santorcaz, número 7. Han logrado entrar por el garaje. Los vecinos avisan a la policía y se presentan tres coches patrulla en el lugar. Los asaltantes, esta vez tres chicos, discuten con los agentes. Aparentemente, les desalojan. Pasada media hora, parece que todo está tranquilo. El edificio está cerrado y no se percibe movimiento. Aunque los residentes sí ven a tres chicos sospechosos en actitud vigilante, a cierta distancia del objetivo. No saben en qué momento exacto, o cómo lo hicieron, pero entraron de nuevo (o no llegaron a salir todos). Como auténticos profesionales del asalto, se colaron e hicieron suyo todo un edificio. Desde esa noche, hay luz en su interior.

Los okupas se acomodan

A partir del jueves 11 de marzo, los asaltantes se apropian del edificio y acomodan sus pertenencias en él. Los vecinos han visto llegar varios vehículos distintos, coches y furgonetas, cargadas con muebles, colchones y todo tipo de enseres.

"Ellos entran y salen como Pedro por su casa". Hacen uso del inmueble y todas sus comodidades, incluido el garaje. A estos okupas "no les falta un detalle".

santorcaz-terracita-nolefaltaundetalle-13-04-21-4-3.jpg
Terraza del primer piso del edificio okupado.

En la terraza del primer piso, podemos ver un rincón con una silla, una mesita, una planta y hasta una bandera de España. Algo que los residentes se han tomado como una burla. "No parece que sean muy patrióticos, estos delincuentes", dicen.

okupa-pixelado-tomandoelsol-santorcaz-130421.jpg
Uno de los okupas tomando el sol en el patio.

Han hecho suyo el edificio. Es fácil verlos pintando, barnizando barandillas, colgando cortinas o tomando el sol (en el patio o las terrazas).

"No tienen pinta de querer marcharse", advierten los vecinos. Según le han dicho a uno de ellos, "quieren montar un centro social".

Los residentes aseguran que los okupas están muy bien organizados. "Se las saben todas", advierten. Incluso hacen guardias y relevos de vigilancia.

Un peligro para los vecinos

Los residentes de la zona están preocupados. Pero no sólo por el ruido, las fiestas hasta altas horas de la madrugada, o tener que cruzarse con los asaltantes, que chulean e increpan a los vecinos, "encima de que hacen uso de un inmueble que es propiedad de todos", como alguno de ellos asegura haberles recordado.

santorcaz-comunicacionite-130421-2-3.jpg
Diligencia de la Dirección General del Patrimonio.

Su preocupación va más allá. El edificio no pasó la correspondiente inspección técnica (ITE) en 2018. De hecho, ese es el motivo de que el inmueble se dejara vacío, a la espera de que se le diera una solución a ese asunto. Pero no se ha hecho.

"A día de hoy, es un peligro para cualquiera que pase por al lado", denuncian los vecinos.

Hay riesgo de derrumbe y la propiedad, que es el Estado, lo sabe. Tanto es así que en una diligencia de la Dirección General del Patrimonio del Estado con fecha del mismo 11 de marzo, día de la okupación, ya les comunica que el inmueble "no es apto para su habitabilidad, existiendo riesgo para sus ocupantes" y les advierte de que "cualquier daño derivado del estado de conservación del edificio que sufran como consecuencia del mantenimiento de la ocupación ilegal es de su exclusiva responsabilidad".

En Libre Mercado