Menú

Grecia e Italia bajan impuestos mientras Sánchez 'masacra' a los contribuyentes

La política fiscal de España también choca con las rebajas de impuestos de Portugal o Alemania, dos países donde gobiernan los socios del PSOE.

0
Prensa económica: Así repudia la izquierda europea el impuesto de Patrimonio Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La política fiscal de España también choca con las rebajas de impuestos de Portugal o Alemania, dos países donde gobiernan los socios del PSOE.
Mario Draghi, Pedro Sánchez y Kyriakos Mitsotakis | LD

El gobierno español insiste en que los contribuyentes de nuestro país pagan pocos impuestos. Poco parece importar que nuestra presión fiscal ajustada al tamaño de la economía sumergida esté en el promedio europeo, que nuestro paro es dos veces mayor que el observado en la UE-27 o que ya seamos el cuarto país con mayores impuestos en relación con la renta de sus ciudadanos.

En lo que va de 2021, Pedro Sánchez ha aprobado once subidas tributarias. Peor aún: el gabinete de coalición entre socialistas y comunistas se ha propuesto elevar 60.000 millones más la recaudación, lo que, en opinión del Instituto de Estudios Económicos, supondría un desplome de hasta 10 puntos en el PIB y destruiría más de 2 millones de empleos.

En cambio, el gobierno de Grecia ha anunciado este mes una batería de medidas fiscales con las que espera aliviar la carga fiscal de los contribuyentes. Según declaró el primer ministro Kyriakos Mitsotakis, "la prioridad del gobierno griego es reducir los impuestos y así lo hemos demostrado antes, durante y después de la pandemia del coronavirus".

Al hilo de estas declaraciones, Mitsotakis ha presentado una reducción del Impuesto de Sociedades, que pasará del 24% al 22%, además de una rebaja de tres puntos en las cotizaciones sociales que corren a cargo de la empresa y de la eliminación de un recargo fiscal que encarecía el IRPF tanto en los tramos del ahorro como en los del trabajo. Además, se va a reducir un 55% la retención aplicada en el IRPF de los empresarios, para favorecer la liquidez y aliviar la presión de estos pagos fiscales sobre el bolsillo de dichos colectivos.

Italia, Alemania, Portugal…

La misma tónica de la política fiscal helena se aprecia en Italia. El gobierno de Mario Draghi ha sido muy creativo y ha anunciado que dedicará parte importante de los fondos del "rescate" europeo a bajar los impuestos de las empresas que inviertan en nuevas tecnologías (18.000 millones de euros), desarrollo de infraestructuras (13.000 millones), rehabilitación de edificios y eficiencia energética (10.000 millones) o implementación de 5G, banda ancha y otras tecnologías por satélite (6.000 millones).

En Alemania, donde los conservadores de la CDU co-gobiernan de la mano de los socialdemócratas del SPD, socios germanos del PSOE, también se apuesta por bajar impuestos ante la pandemia. Lo más comentado ha sido su decisión de bajar el IVA del 19% al 16%, una medida que se ha visto complementada con un recorte adicional, hasta el 7%, del que se beneficiará el sector de la hostelería. Por otro lado, se han adoptado otras medidas que benefician a las pymes y se han aprobado varios "cheques" que devolverán parte de lo contribuido por IRPF a las familias con hijos o rentas bajas.

De hecho, en Portugal, donde el Ejecutivo está en manos del Partido Socialista, también avanza en la misma dirección. Según fuentes del gobierno consultadas por El Mundo, el país luso no tiene prevista ninguna subida de impuestos en 2021 y, de hecho, ha anunciado que su intención es reducir la presión fiscal y garantizar la estabilidad presupuestaria.

De modo que Sánchez se sitúa frontalmente en contra de la tendencia observada en el resto de Europa y coloca a España en una posición marginal, subiendo impuestos en plena pandemia mientras nuestros socios comunitarios hacen todo lo contrario.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD