Menú

La cofundadora de Black Lives Matter deja la organización por la que las selecciones de fútbol se arrodillan

Cullors ha sido acusada de enriquecerse a costa de falsas historias y las víctimas señalan a BLM como un fraude.

0
Cullors ha sido acusada de enriquecerse a costa de falsas historias y las víctimas señalan a BLM como un fraude.
Los jugadores de Inglaterra se arrodillan en su partido ante Croacia en la Eurocopa 2021 | Europa Press

El movimiento Black Lives Matter sigue vigente y ha impuesto el gesto de arrodillarse como símbolo contra el racismo, después de la muerte de George Floyd en mayo de 2020. Sin embargo, la organización, tras el suceso, alentó una ola de terror y violencia callejera, con la ayuda de Antifa, en el llamado verano de la ira. No es de extrañar, sus fundadoras Alicia Garza, Opal Tometi y Patrisse Cullors adoran a una asesina, la supremacista negra Assata Zhakur, buscada todavía por el FBI.

Y, mientras los jugadores de fútbol de la Eurocopa, de diversas selecciones como la inglesa, se arrodillan para mostrar su postura pro-Black Lives Matter, otros como los jugadores de Croacia, Polonia y Hungría no lo han hecho. De este modo, han mostrado su repulsa contra la organización americana. Y no es para menos, puesto que no dejan de salir escándalos sobre la cara oculta de BLM y sus verdaderos intereses. Veamos.

Cullors abandona tras los escándalos

Patrisse Cullors, la confundadora de Black Lives Matter, ha dejado la organización después de que New York Post destapara que se había comprado cuatro mansiones de lujo. La comunidad negra y las filiales de BLM distribuidas por todo Estados Unidos le han recriminado su falta de transparencia y algunos familiares de víctimas hablan incluso de ser una organización fraudulenta que se enriquece y aprovecha de los fallecidos con el único objetivo de satisfacer sus grandes intereses económicos.

Tamika Palmer, por ejemplo, madre de Breonna Taylor, una joven de 26 años muerta en un tiroteo en marzo de 2020, ha hablado muy claro sobre la plataforma: "Nunca he tratado personalmente con la plataforma de BLM de Louisville y creo que son un fraude", publicó en Facebook.

Lisa Simpson, madre de Richard Risher, un joven de 18 años también muerto en California, ha revelado que es absolutamente imposible hablar con la cofundadora Cullors. "Llevo cinco años tratando de hablar con ella. Nunca la he visto en mi vida en Los Ángeles y eso que ahí nací y crecí", afirmó la mujer.

Otro ejemplo es el caso de Brown, hijo Michael Brown Jr. y que murió después de ser abatido a tiros por una agente de policía en Ferguson, en Missouri, en 2014. El afectado indicó que él y su grupo de abogados "fueron estafados por la organización BLM". En su caso, la Fiscalía no imputó al agente porque no vio indicios de racismo ni de mala práctica. Pero el movimiento de la cofundadora Cullors lo aprovechó para culpar de racistas a jueces y a policía sin tener fundamento judicial. Fue lo único que hizo, porque de los ingresos millonarios que obtuvieron gracias al montaje de la historia, y que prometió dar a las asociaciones y familias de las "víctimas" , no quedó ni rastro. El hijo de Michael Brown denunció en su momento que "no había recibido ninguna ayuda de Black Lives Matter".

Comunista orgullosa

A sus 37 años, Cullors, envuelta en estas polémicas y señalada por significarse como comunista y, a su vez, enriquecerse y hacer negocio bajo la excusa de "la justicia racial" niega la mayor y dice que se va con la cabeza alta: "Estoy jodidamente orgullosa del trabajo que he hecho en estos ocho años. Lo defiendo a pesar de toda la mierda que he tenido que soportar", ha dicho en un video.

Además, la cúpula de la organización, de la que formaba parte Cullors, también fue acusada de oscurantismo y opacidad en sus donaciones. BLM llegó a recaudar 90 millones de dólares, (alrededor de 74 millones de euros), después de la muerte de George Floyd, el 25 de mayo de 2020, pero, según Associated Press News, no se sabe nada del origen de ese dinero.

Sobre todo ello, Cullors ha terminado por zanjar que "esos fueron ataques de grupos de la derecha, quienes trataron de desacreditarme. Yo no me preocupo por lo que la derecha piensa de mí", exponía en su vídeo.

cullors.png
Cullors en un vídeo diciendo que se va de Black Lives Matter

Contrato con Warner Bros

Ahora, la activista se dedicará por entero a su trabajo con Warner Bros Television Groupp. Con la empresa de cine firmó un contrato millonario todavía con la resaca de George Floyd y tras el "verano de la ira". Su labor en la Warner actualmente se ciñe en hacer cumplir a los directores con la cuota de negros que ella impone, además de revisar guiones "para empoderar a la minoría racial".

Cullors termina despidiéndose en su vídeo: "He creado la infraestructura de BLM y ya me puedo marchar", concluyó la americana de extrema izquierda que aclaró que ahora se centrará en su patrimonio, su trabajo, su mujer y su hija de cinco años.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot