Menú

Tarde, por poco tiempo y no para todos: la letra pequeña de la bajada del IVA de la luz

Hacienda se ha embolsado más de 1.000 millones por la negativa del Gobierno a bajar los impuestos cuando la luz alcanzó máximos con Filomena.

0
Hacienda se ha embolsado más de 1.000 millones por la negativa del Gobierno a bajar los impuestos cuando la luz alcanzó máximos con Filomena.
Teresa Ribera, Pedro Sánchez y María Jesús Montero | Cordon Press

El Gobierno lleva desde enero negándose en redondo a bajar el IVA de la luz, pero finalmente, la escalada del recibo eléctrico en junio hasta máximos históricos le ha obligado claudicar. Será mañana jueves cuando el Ejecutivo de Pedro Sánchez apruebe en Consejo de Ministros extraordinario el Real Decreto Ley con la medida. El del martes estaba reservado para los indultos.

Así, el IVA de este bien básico se reducirá del actual 21% hasta el 10% y también quedará suspendido el impuesto del 7% que grava la producción de electricidad. Esta medida supondrá un alivio para los consumidores, aunque en su recibo seguirán pagando costes fijos que nada tienen que ver con la cantidad de energía que consumen porque en torno al 50% de la factura sufraga costes políticos.

Las excusas del Gobierno para rechazar la disminución de la fiscalidad de la factura eléctrica en los últimos meses han sido muy variadas. Destacan los bandazos de Podemos, donde su portavoz, Pablo Echenique, aseguraba que "bajar el IVA no le cuesta ni un euro a las eléctricas. Eso sí, reduce los ingresos del Estado, dañando la sanidad, la educación o la dependencia". Echenique insistía en enero en que bajar el IVA de la luz es "una propuesta de derechas que protege los beneficios milmillonarios de las eléctricas". Y todo ello, a pesar de que el propio programa de Podemos llevaba la bajada del IVA eléctrico hasta el tipo reducido del 10%, al menos para los "consumidores vulnerables".

De forma similar a lo que ocurrió con el IVA de las mascarillas, un producto esencial en plena pandemia del coronavirus, el Gobierno también insinuaba que desde Bruselas se impedía a España rebajar el impuesto. "No estaría en línea con lo que se marca por parte de Europa. España está advertida por parte de la Comisión Europea por el uso que, a juicio de la Comisión, se hace de forma abusiva o excesiva, respecto al IVA reducido o superreducido", aseguraba María Jesús Montero también en enero, a pesar de que no existe ninguna normativa europea que les prohíba bajar el IVA.

Ahora, cinco meses después de que la factura de la luz empezara a copar los titulares de la prensa en plena borrasca Filomena, el IVA bajará. Pero también hay letra pequeña.

Tarde y beneficioso para Hacienda

El pasado mes de enero el precio del megavatio hora alcanzaba niveles récord debido, principalmente, a los altos precios del gas. Entonces, todas las miradas de los alarmados consumidores se posaron sobre el Gobierno de PSOE y Podemos, dos partidos políticos que no habían dudado en enarbolar la bandera de la lucha contra la pobreza energética en cuanto habían tenido ocasión. Tanto es así, que la hemeroteca no tardó en dejar retratados a Pablo Iglesias, Pedro Sánchez o Alberto Garzón porque, cuando estaban en la oposición, no dudaban en arremeter duramente contra el Ejecutivo del PP si subía la luz.

En aquel momento, el Ejecutivo se negó a bajar los impuestos a la electricidad, lo que le ha reportado unos suculentos beneficios a las arcas del Estado, que cada año ingresan unos 6.000 millones de euros por la totalidad del IVA de la luz. Aunque todavía la Agencia Tributaria no ha publicado cuánto ha recaudado Hacienda en esos meses por el IVA, fuentes del mercado consultadas por Libre Mercado calculan que Hacienda se habría embolsado 250 millones de euros al mes por este concepto gracias a los clientes domésticos, lo que hacen unos 1.250 millones de euros en estos cinco meses.

Esta cifra coincide con la que dio ayer martes la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero. Según sus cuentas, bajar el IVA de la luz al 10% tendría un impacto en la recaudación de 1.300 millones al año, por lo que Hacienda habría ganado 541 millones de euros por no aplicarlo cinco meses antes.

Este impacto solo se refiere a la medida de bajar el IVA y no incluye la propuesta de suspender temporalmente el 7% que grava la producción de electricidad. Si tenemos en cuenta que, en 2020, Hacienda recaudó 1.150 millones de euros por este concepto, estaríamos hablando de más de 500 millones de euros que se habría embolsado el Gobierno por no rebajar este tributo en enero. En total, Hacienda se ha embolsado más de 1.000 millones por la negativa del Gobierno a bajar los impuestos de la luz cuando su precio alcanzó máximos con Filomena.

Por poco tiempo

A pesar de que el IVA de la electricidad en España es más elevado que en otros países de la UE, el alivio del Gobierno será temporal y solo estará vigente hasta fin de año.

No a todos y con condición

La bajada del impuesto afectará tanto a los consumidores con tarifa regulada, o PVPC, como a los que tienen contratos en el mercado liberalizado. Eso sí, afectará a todos los consumidores con potencia contratada hasta 10 kW (los que tengan más, que suelen ser los que residen en grandes viviendas, tampoco), y siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad esté por encima de los 45 euros por MWh.

Por tanto, esta medida beneficiará a la mayoría de los consumidores domésticos, pero no a las empresas ni a "la mayoría" de autónomos, según ha denunciado el propio presidente de la patronal de trabajadores por cuenta propia, Lorenzo Amor.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia