Menú

Los mayores disparates de Carlos Sánchez Mato, el nuevo asesor económico de Irene Montero

El político comunista está imputado por "prevaricación" y "malversación".

0
El político comunista está imputado por "prevaricación" y "malversación".
Carlos Sánchez Mato, en una conferencia | Flickr cc Auditoría Ciudadana Deuda

Carlos Sánchez Mato, el delegado de Economía que destrozó las cuentas del Ayuntamiento de Madrid hasta el punto de motivar la intervención del Ministerio de Hacienda, se incorpora al Ministerio de Igualdad del gobierno de PSOE y Podemos. Pese a que está imputado por malversación de fondos públicos y prevaricación, el político comunista será el nuevo "asesor económico" del Ejecutivo, de la mano del departamento que dirige la ministra Irene Montero.

El político, vinculado a Izquierda Unida, arrastra notorios fracasos en su vida profesional. En el mundo de la empresa, fue directivo de una sociedad que acabó arruinada. En el campo de la gestión pública, terminó siendo destituido por la entonces regidora de la capital, Manuela Carmena. Posteriormente intentó ser alcalde de Madrid, pero su candidatura fue un auténtico ridículo y obtuvo apenas el 2,6% de los votos en las elecciones municipales de 2019. Pese a este triste bagaje, en los últimos meses había encontrado acomodo como profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid.

Durante su paso por el Ayuntamiento de Madrid, Sánchez Mato protagonizó todo tipo de polémicas. Ya en una de sus primeras intervenciones, dejó claro que se había propuesto incendiar el Pleno de la Villa y Corte con todo tipo de provocaciones de corte marxista:

"La señora Esperanza Aguirre nos quiere regalar un libro de Milton Friedman. A mí me encanta Milton Friedman, pero para coger los libros y hacer con ellos algo muy concreto, que no explicaré aquí…"

"¿Tengo yo algo en contra de Zara? Pues que no me vale nada de lo que me pongo allí. Yo es que no voy de compras. Eso es lo que tengo yo en contra de Zara o de cualquier otra de esas empresas. Y no tengo ningún tipo de servidumbre con ellas, al contrario que otros"

"¿Le tengo manía yo a los políticos del PP? Yo creo que sí, que somos de una clase diferente y mi clase no es la suya. No lo es. Pero bueno, nos hemos situado en clases diferentes, ¡qué le vamos a hacer! Eso no ha cambiado. En el siglo XXI, la clase trabajadora sigue siendo explotada por la clase dominante"

A lo largo de la legislatura, Sánchez Mato siguió metiéndose en todo tipo de charcos. En su felicitación navideña de 2017, deseó un "feliz y combativo 2017" entre loas a la "hermosa revolución soviética", de la que se cumplían cien años. En esa misma línea, llegó a afirmar que "en la Revolución Rusa murieron apenas cinco personas".

En uno de sus actos públicos, el ahora asesor de Irene Montero se declaró en guerra con este mismo diario, Libertad Digital, al que acusó de "defender los intereses de las clases dominantes". También fue muy comentado su enfrentamiento con la agencia de calificación de deuda, Standard & Poor’s, a la que descalificó como "las cotillas del pueblo".

Tras su salida de la política municipal, Sánchez Mato sufrió varios varapalos, como por ejemplo la censura de un demoledor informe de la Cámara de Cuentas de Madrid que criticó su decisión de gastarse 104 millones en la compra de un edificio. De igual modo, enfrentó una sentencia desfavorable del TSJM que obligó al Ayuntamiento a readmitir a la Interventora General del consistorio, Beatriz Vigo, que había sido "purgada" por el político comunista.

Ahora, Sánchez Mato será "asesor económico" del Ministerio de Igualdad, que gestionará en 2022 un presupuesto de 525 millones de euros, según ha divulgado la propia ministra en pleno proceso de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. No hay que olvidar que este departamento de gobierno manejaba 176 millones de euros en 2020, de modo que estamos ante un fortísimo incremento presupuestario en apenas dos años y en plena crisis de endeudamiento público.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia