Menú

Una okupa se graba bailando ante las cenizas del propietario difunto

Isabel y su familia querían vender el inmueble para poder costear la asistencia de una persona que se pudiera encargar de su madre de 84 años.

Libre Mercado
0
Isabel y su familia querían vender el inmueble para poder costear la asistencia de una persona que se pudiera encargar de su madre de 84 años.

Isabel es la sobrina que ha denunciado que le han okupado la casa de su tío fallecido en Barcelona. La okupación se ha producido desde hace meses, pero lo que ha hecho estallar a la familia es un vídeo publicado en Tik Tok, donde se ve a la hija de la mujer que okupa el inmueble haciendo un baile en el piso ajeno. Para más humillación, el baile se produjo delante de las cenizas del difunto propietario.

Además, la madre de la sobrina del difunto propietario tiene 84 años y tiene problemas para poder moverse. La mujer lleva dos años sin salir de casa porque necesita ayuda especializada e Isabel y su familia querían vender el inmueble para poder costear la asistencia de una persona que se pudiera encargar de ella. "Esto te lleva a un trastorno de salud y un dinero gastado para recuperar algo que es tuyo. Es un sinvivir", confiesa Isabel en Antena 3.

La misma sobrina ha dicho que, tras morir su tío, permitió a la persona que le cuidó los últimos 5 años estar en la casa hasta que resolviera el tema de la herencia. Cuando se ha dispuesto a recuperar la vivienda, la delincuente le ha avisado de que no piensa irse: "Si me echáis tendrá que ser por las malas", ha dicho.

Según la afectada, ya hay una sentencia por la que los okupas tienen que irse, pero creen que van a apelarla. Los okupas alegan que antes de fallecer el propietario hizo un contrato verbal con ellos pero "no han mostrado ninguna prueba de cuánto era el contrato ni cuanto tenía que pagar", indica Isabel en Antena 3.

Lamentablemente, este no es el único caso que hemos podido escuchar, las okupaciones en España, por desgracia no son puntuales y se están volviendo un gran problema, tanto para los grandes propietarios, como para los pequeños propietarios.

Como ya hemos sacado en Libre Mercado, los casos de okupación son indignantes. Eva es otra perjudicada, la cual, no puede acceder a su vivienda para reformarla y ni siquiera puede arreglar la puerta de su casa para que no entren otras personas de manera ilegal.

Mayca se fue a vivir a Galicia para cuidar de su madre enferma, y acabó perdiendo la casa que tanto esfuerzo le había costado comprar en Móstoles y de la que todavía le quedan 10 años de hipoteca por pagar. Esta casa se la había confiado a una familia peruana que ahora se enorgullecen de decir que son okupas, llevando un nivel de vida mejor que el de Mayca.

En Libre Mercado