Menú

Así es la 'caja negra' que deberán llevar los coches que se fabriquen a partir del verano de 2022

Según ha informado la DGT, esta caja negra registra más de 15 variables, además de parámetros como el día o la hora.

Según ha informado la DGT, esta caja negra registra más de 15 variables, además de parámetros como el día o la hora.
Alamy

La Unión Europea y sus constantes nuevas normativas harán que las compañías automovilísticas tengan que sufrir una nueva adaptación. Así, a partir de 2024 todos los vehículos vendidos deberán contar con un dispositivo llamado Event Data Recorder (EDR), que irá instalado debajo del asiento del conductor. Lo que busca este nuevo dispositivo, similar a la caja negra que usan los aviones, es recabar información para esclarecer las causas de un posible accidente. Aunque eso sí, no servirá para determinar quién es el culpable de un accidente.

La normativa se aplicará en dos fases diferentes. La primera llegará en verano de 2022, es decir en aproximadamente seis meses. A partir de entonces, todos los coches fabricados, que no vendidos, desde esa fecha ya deberán incorporar el EDR obligatoriamente. Ahora bien, la segunda fase, que comienza el 1 de enero de 2024, afectará a todos los coches que se vendan, y no solo que se fabriquen, desde esa fecha, aunque hayan sido creados antes del verano de 2022. Así las cosas, los concesionarios que vendan un vehículo a partir del 1 de enero de 2024 tendrán que garantizar que lleva esta caja negra independientemente de su año de fabricación.

Según ha informado la propia DGT, esta caja negra registra más de 15 variables: velocidad del vehículo, frenada, revoluciones motor, fuerza del impacto frontal y lateral, movimientos de dirección, posición acelerador, funcionamiento de sistemas de seguridad como los airbags, cinturones o determinados asistentes, principalmente. Además de parámetros como el día o la hora. Eso sí, no graba imágenes, ni sonidos para garantizar la privacidad del conductor.

"Al ocurrir un accidente, el EDR grabará todos los datos durante los 30 segundos previos al siniestro y los cinco posteriores. La información recopilada es anónima, un EDR registra únicamente datos en situaciones concretas, no guardando datos personales, como el nombre, la edad o el sexo, del conductor. No sirve para dirimir la culpabilidad en un accidente, pero sí para analizar las causas e incentivar a mejorar la conducción", aseguran en la revista de la DGT.

El objetivo, según Bruselas, es el de avanzar en la seguridad vial y lograr el objetivo de 0 muertos en accidentes de tráfico para 2050. Además, según un estudio llevado a cabo por el Parlamento Europeo, la ‘caja negra’ permitirá evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso