Menú

Cerco al coche: el Congreso debatirá la prohibición de la publicidad de los diésel y los gasolina

La dañina propuesta para el sector de la automoción parte de Más País-Equo, el partido que preside Íñigo Errejón.

La dañina propuesta para el sector de la automoción parte de Más País-Equo, el partido que preside Íñigo Errejón.
Concesionario de coches | Alamy

El Pleno del Congreso debatirá mañana martes establecer un calendario para prohibir la publicidad y el patrocinio de vehículos de gasolina, diésel y otras tecnologías de combustión interna a partir de 2025.

La propuesta viene de Más País-Equo, el partido que preside Íñigo Errejón. En concreto, esta formación propone que, a partir de 2025, esté prohibida su publicidad en medios de comunicación, vallas publicitarias y publicaciones académicas.

Dos años después, se prohibiría también en el patrocinio deportivo, cultural, de instituciones educativas, publicaciones científicas, eventos públicos o medios de comunicación, que según su propuesta estarían prohibidos a partir de 2027. Más País no ha dudado en comparar a los coches de combustión con el "tabaco y el alcohol".

Además, la formación representada en el Congreso por Íñigo Errejón e Inés Sabanés trabaja en una enmienda a su propia propuesta para incluir en este veto a todo vehículo que no sea cero emisiones, eléctrico a batería o de pila combustible, con el fin de incluir a los vehículos híbridos, según informan desde este grupo.

errejon-sabanes.jpg
Errejón y Sabanés

En su iniciativa, Más País-Equo esgrime que la eliminación de la publicidad y patrocinio de los coches de combustión aumentaría la sensibilización de la opinión pública sobre este tipo de vehículos, ya que, según esta formación, la industria del automóvil es la que más invierte en publicidad en España, con siete firmas entre los 20 primeros anunciantes del país.

"El automóvil ya no admite más impuestos"

Este ataque a la automoción se produce en plena crisis del sector por la caída de ventas tras la pandemia, la crisis de los microchips y en plena ofensiva anticoche por parte del Gobierno bajo la bandera del ecologismo.

De hecho, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha alertado hoy que entre 5.000 y 7.500 personas en el sector podrían perder su empleo si no se alcanzan las expectativas de ventas en el mercado español para 2022.

El presidente de la asociación, Gerardo Pérez, ha mostrado su preocupación por la evolución del mercado y por la posibilidad de que se "cronifiquen" niveles tan bajos de matriculación y pedidos, en parte por culpa de la subida del impuesto de matriculación del Gobierno.

"Se ha subido unos 1.000 euros el precio medio del vehículo, es decir, ha sido un impacto muy negativo. El automóvil ya no admite más impuestos", ha sentenciado, aunque el Ministerio de Hacienda tiene encima de la mesa subir la fiscalidad al diésel.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios