Menú

La oferta de vivienda se sigue reduciendo en Barcelona y el alquiler crece ya un 12%

Pese al control de precios introducido por la Generalidad.

Pese al control de precios introducido por la Generalidad.
El centro de Barcelona | Pixabay/CC/user32212

El Parlamento de Cataluña aprobó en septiembre de 2020 la ley autonómica que regula los precios del alquiler en mercados "tensionados", catalogación que aplica, por ejemplo, a Barcelona. La norma, cuestionada desde antes incluso de ser aprobada, ha sido tumbada por el Pleno del Tribunal Constitucional, que el pasado 10 de marzo estimó parcialmente el recurso de inconstitucionalidad que pendía sobre la ley.

Los partidarios del control de precios insistieron en que esta nueva ley permitiría abaratar los arriendos, mientras que los escépticos de este tipo de controles señalaron que el efecto terminaría siendo el de una reducción de la oferta y un aumento del precio de los pisos que sí permanezcan en el mercado. Casi un año y medio después, ¿qué nos dicen los datos?

El portal inmobiliario Fotocasa ha analizado los resultados y, de acuerdo con la información disponible, el efecto producido por la introducción de la Ley 11/2020 ha sido el que anticipaban los críticos: hay menos oferta en el mercado y el precio de los inmuebles que siguen disponibles para el arriendo se ha elevado, en vez de haberse reducido.

Para ser precisos, el incremento de los alquileres está acelerándose con fuerza y, con datos del pasado mes de febrero, podemos ver que los precios del alquiler en Barcelona suben casi un 12%. Para ser precisos, la subida interanual ya es del 11,7%, lo que resulta especialmente chocante en un contexto en el que el poder adquisitivo se está reduciendo con fuerza, a raíz de la subida generalizada de los precios.

El estudio de Fotocasa revela que el principal motivo por el que están subiendo los precios de los arriendos en la Ciudad Condal es la disminución de la oferta de vivienda más asequible. Así, la contracción ha sido tal que los tres distritos más caros de la ciudad aglutinan más del 60% de la oferta de alquiler. En cambio, los barrios con precios más competitivos han perdido importancia y ya solo suponen el 8%.

Si a esto le sumamos el efecto de la inflación, que desde noviembre se sitúa por encima del 5% y en febrero se colocó cerca del 8%, tenemos una explicación más completa de lo que está ocurriendo con la vivienda en Barcelona.

Temas

En Libre Mercado