Menú

La escalada del diésel amenaza con 'comerse' la subvención de los 20 céntimos del Gobierno

Aunque España no es un gran importador de Rusia en este producto, sí que lo son otros países del mundo.

Aunque España no es un gran importador de Rusia en este producto, sí que lo son otros países del mundo.
Cartel en una gasolinera en protesta contra el Gobierno | EFE

El pasado 21 de marzo, el Gobierno alcanzó un acuerdo con los transportistas para bonificarles la subida del diésel reduciendo en 20 céntimos cada litro. Sin embargo, desde aquel día, la subida del precio del combustible ha hecho que el impacto de esos 20 céntimos se reduzca considerablemente. Es decir, en aquel momento, el precio medio en las gasolineras españolas era de 1,77 euros por litro frente a los 1,83 euros que cotiza actualmente, según el portal Dieselgasolina. Así, desde el acuerdo hasta la actualidad, el impacto en el ahorro se ha reducido notablemente en seis céntimos.

Y lo peor podría estar todavía por llegar debido a que gran parte del gasóleo refinado consumido a nivel mundial procede de Rusia. Así, aunque España no es un gran importador de Rusia en este producto, sí que lo son otros países del mundo, que están buscando otros proveedores haciendo que los precios suban. Es más, el consejero delegado de Cepsa, Maarten Westelaar, ya ha advertido que el buscar otros productores para reducir la dependencia de Rusia va a tener un impacto considerable en los precios.

A todo esto, no hay que olvidar el papel de las refinerías de crudo. Aunque es cierto que España cuenta con algunas, la capacidad es muy limitada pese a todo lo que están aumentando la producción para frenar los precios. Es obvio que sale más económico comprar el petróleo sin refinar y hacerlo aquí, pero no es materialmente posible y se tiene que recurrir a otros países refinadores para adquirir el gasóleo ya refinado y listo para poder ser surtido en las más de 11.000 gasolineras españolas.

En el corto plazo, no hay visos de que el precio del petróleo se reduzca. La OPEP ha acordado subir la producción a los 432.000 barriles diarios en mayo, como estaba previsto ya en un acuerdo adoptado en julio de 2021 y sin tener en cuenta las condiciones actuales, algo que pone todavía más tensión en este mercado. Aun así, Joe Biden ha decidido liberar un millón de barriles al día de las reservas estratégicas para intentar controlar los precios ante la pasividad del cártel de la OPEP.

Así las cosas, la bonificación de 20 céntimos por litro, que se ha extendido a todos los conductores, podría quedarse en papel mojado debido al aumento de los precios. Es decir, es posible que, aun con el descuento, a lo largo de abril si la situación continúa así, se siga pagando cerca de los 2 euros por litro dejando sin efecto la reducción aprobada y generando nuevas tensiones con los transportistas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios