Menú

El próximo Gran Hermano fiscal de Hacienda: control en tiempo real de los tickets y ciudadanos compinchados

El Gobierno vasco va obligar a comercios o bares a enviar en tiempo real los tickets de compra que emitan al cliente. Hacienda busca algo similar.

El Gobierno vasco va obligar a comercios o bares a enviar en tiempo real los tickets de compra que emitan al cliente. Hacienda busca algo similar.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero | Cordon Press

Los empresarios y autónomos vascos no dan crédito ante el nuevo sistema tributario que ha ideado el Gobierno regional para controlar su facturación de forma exhaustiva. Lo han bautizado como Ticketbai y va a obligar a comercios o bares a enviar a las Haciendas forales en tiempo real todos los tickets de compra que emitan a sus clientes. Así, el fisco vasco sabrá a cada instante los cafés con leche que se están comercializando en su territorio, las barras de pan que se dispensan o los pares de zapatos que se venden.

Se trata de un cerco sin precedentes a la actividad empresarial en el País Vasco, que quedará completamente fiscalizada por la Hacienda regional. Los impulsores de esta herramienta no esconden sus objetivos: "La asistencia a los obligados tributarios en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y una función preventiva del fraude fiscal, con la finalidad de garantizar que todas las personas contribuyan al sostenimiento de las cargas públicas conforme a su capacidad económica".

Mientras tanto, los dueños de los negocios, relegados al papel de presuntos defraudadores, tendrán que asumir todavía más costes económicos y burocráticos para cumplir con el fisco vasco. Porque además de hostigar a los contribuyentes, este sistema de control digital de facturas requiere de una inversión mínima entre software, ordenadores, terminales TPV...

Espanto en Álava: "Esto es una barbaridad"

Álava ha sido la primera provincia vasca donde se ha empezado a probar el Ticketbai y los comerciantes ya denuncian el caos. "Hasta octubre de este año estamos en periodo de prueba, nos están usando de conejillos de indias. Esto es una barbaridad" asegura Emi Sánchez, gerente de la agrupación de asociaciones de comerciantes, hosteleros y empresas de servicios de Álava Arabadendak.

ticketbai-no.jpg
Un cartel ​protesta

El primer atropello del sistema es obligar a todos los empresarios y autónomos de la provincia a asumir el elevado coste de su puesta en marcha. En declaraciones a Libre Mercado, Emi Sánchez explica que "el Gobierno ha puesto a disposición de todos un software gratuito para el Ticketbai, pero es inviable para negocios con mucho volumen de clientes. Hemos cronometrado que tardamos 4,5 minutos en emitir cada ticket y en transmitir la información a Hacienda, ¿qué cliente se puede permitir esperar eso cuando va a pagar por un café?" se pregunta. "Eso le servirá a una tienda de colchones, no al resto" espeta indignada. Según sus cálculos, adaptar el software por su cuenta, a través de una empresa privada, para que transmita automáticamente los datos a Hacienda "tiene un coste de entre 500 y 1.000 euros por negocio. La edad media de los comerciantes de Álava supera los 50 años, muchos no tienen internet ni están digitalizados y hay algunos tan mayores que no tienen ni caja registradora, "¿qué hacemos con ellos", vuelve a preguntarse.

El régimen sancionador del Ticketbai aterra a los afectados. "Las multas por no registrar una venta son de 20.000 euros, lo que supone la ruina de cualquier negocio y está llevando a muchos comerciantes a prejubilarse y a cerrar por miedo a ser multados en unos meses" asegura Emi Sánchez.

Teniendo en cuenta que todavía no se han recuperado de la crisis provocaba por el coronavirus y en plena escalada inflacionista, esta ocurrencia no podía ser más "inoportuna". En las últimas semanas, muchos negocios han colgado carteles de protesta en sus locales pidiendo el aplazamiento y hasta la eliminación de esta app porque "no escodemos nada. Ya trabajamos con transparencia sin necesidad del Ticketbai" denuncia la asociación de comerciantes de Guipúzcoa Dendartean. Los guipuzcoanos serán los siguientes.

Ciudadanos compinchados

Además del coste de adaptación del software, uno de los principales cambios que van a sufrir próximamente las nuevas facturas simplificadas que se entreguen a cualquier consumidor vasco es que van a llevar integrado un código QR para que el particular pueda comprobar si su Coca-Cola o la camiseta que acaba de comprar ha sido declarada a Hacienda. A continuación, un ejemplo del Ticketbai de un particular en Vizcaya.

vizcaya-ticketbai-ok.jpg

Con solo registrarse en la web de su Hacienda foral, los ciudadanos podrán seguir el rastro fiscal de los productos que compran, tendrán acceso a todos los datos del vendedor y, lo que es más inquietante, si lo desean, podrán compincharse con Hacienda para denunciar a los empresarios que no hayan dado cuenta al fisco correctamente de la operación. Así, con estos chivatazos, se le otorga al ciudadano de a pie de el poder de ejercer de inspector de Hacienda a pequeña escala.

Siguiente paso: toda España

El responsable del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) en el País Vasco, Miguel Ángel Calle, avisa en que este "gran hermano tributario", como así lo llama, no va a quedarse solo en el País Vasco. "Esto no es nada nuevo en otros países del mundo, como México, por ejemplo. De hecho, la OCDE lo lleva proponiendo dede 2013 y el Ministerio de Hacienda ya tiene en marcha un proyecto de digitalización de los programas de facturación que va en la línea del País Vasco. En principio, lo que quiere Hacienda es que todas las facturaciones se digitalicen igual que en el País Vasco, pero, para no colapsar el sistema, que los negocios solo las envíen cuando Hacienda lo requiera. Aquí han sido más prudentes" asegura. "El objetivo de todo es el dinero en efectivo" añade.

Este es el documento al que se refiere el experto con fecha del pasado 21 de febrero y estos son algunos de los objetivos de María Jesús Montero. No hay duda de que coinciden con lo aplicado en el País Vasco:

  • Conseguir que todas las operaciones que se realicen se graben en el sistema informático de manera segura, no manipulable, accesible y con una estructura y formato estándares para facilitar la legibilidad de los registros, el análisis automatizado y la simultánea remisión a la Administración tributaria.
  • Incentivar al consumidor final para que solicite los comprobantes de sus operaciones y pueda remitir voluntariamente a la Administración tributaria la información básica de esas facturas para verificar su registro y la exactitud de los datos reflejados en las mismas.
  • Garantizar la integridad, la autenticidad y la trazabilidad de los datos registrados, dificultando la falsificación de los registros de facturación mediante el uso de elementos de seguridad y control en los registros informáticos y en las facturas. Entre dichos elementos se pueden citar, el encadenamiento de datos de facturas, las huellas digitales del contenido de las mismas, el empleo de códigos QR que facilitan la captura y digitalización de la información impresa, la estandarización de formatos de los datos o el uso de firma digital para asegurar el no repudio de los justificantes.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro