Menú

Vino, cerveza… así avanza el Estado Niñera en España

El gobierno sigue interviniendo en las decisiones de consumo de los ciudadanos.

El gobierno sigue interviniendo en las decisiones de consumo de los ciudadanos.
Trabajador sirviendo una cerveza Estrella Galicia. | Alamy

El Ministerio de Sanidad está trabajando en una Estrategia de Salud Cardiovascular que ataca directamente al alcohol que comercializan restaurantes y bares. Aunque no constituye de momento ninguna prohibición, sí es una "recomendación" con la que se pretende dirigir y orientar el comportamiento de empresarios y consumidores.

En los últimos años, el gobierno de PSOE y Podemos ha introducido nuevas leyes y regulaciones que restringen la publicidad de juegos de azar y apuestas, así como subidas fiscales aplicadas sobre el plástico o los aumentos del tramo de IVA de las bebidas azucaradas. Además, la publicidad de dulces o bebidas espirituosas ha sido revisada con ánimo de introducir nuevas restricciones y limitaciones, como las incluidas en la reforma de la Ley General de Comunicación Audiovisual.

Sin embargo, a estas restricciones explícitas hay que sumarle otro tipo de medidas de presión, tales como las "recomendaciones" que ahora se emiten en contra del consumo de vino o cerveza. Con este tipo de mensajes, el poder político condiciona las decisiones de millones de consumidores y perjudica directamente a las empresas de aquellas ramas de producción que están siendo señaladas.

Es importante recalcar, además, que la evidencia disponible muestra que no existe una correlación entre aprobar medidas especialmente intervencionistas en este tipo de campos y obtener mejores resultados en materia de esperanza de vida. Así, el "Estado Niñera" no sería eficiente puesto que, en última instancia, la salud de las personas depende de una amplia serie de factores que trascienden la mera regulación.

España es un buen ejemplo de ello, puesto que nuestro país ha tendido a regular con menos ahínco el consumo de bebidas y alimentos, pero esta actitud ha venido respaldada por unos usos culturales y sociales que fomentan el consumo responsable y ponen en valor la búsqueda continua de la calidad de vida tradicionalmente asociada con España. No sorprende, pues, que seamos uno de los países con mejores indicadores de salud sin que ello implique tener más restricciones normativas en vigor. De igual modo, en otras economías europeas, y especialmente al Norte del continente, podemos ver que las regulaciones son más intervencionistas pero los resultados sanitarios son peores.

La nula eficacia del Estado Niñera

El siguiente gráfico, elaborado por el think tank paneuropeo Epicenter, ilustra a la perfección esta situación, relacionando la esperanza de vida (eje vertical) con la intensidad de las restricciones regulatorias en campos como la alimentación, la bebida o el tabaco (eje horizontal).

esperanza-de-vida-estado-ninera.png

De modo que los datos muestran que los continuos avances del Estado Niñera no están justificados por la evidencia disponible y, más bien, encarnan un intento de reforzar el control político sobre nuestras vidas y nuestras decisiones que no tiene por qué generar mejores resultados en clave sanitaria.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador