Menú

El alcalde de Cáceres mantiene su "no porque no" a la mina de litio que eliminaría la dependencia de China

El edil se niega a reunirse con la empresa minera Extremadura New Energies, que propone soterrar la mina para contentar a los vecinos.

El edil se niega a reunirse con la empresa minera Extremadura New Energies, que propone soterrar la mina para contentar a los vecinos.
Sierra de la Mosca de Cáceres donde se ubicaría la mina. | Europa Press

Cerca de Cáceres se encuentra el segundo mayor yacimiento de litio de toda Europa, un mineral estratégico esencial para elaborar baterías. Sin embargo, el proyecto de la mina de Valdeflores sigue paralizado después de seis años por la oposición ecologista y política. Atendiendo las reticencias de los ciudadanos que no quieren una mina a cielo abierto cerca de sus casas, la compañía Extremadura New Energies ha rediseñado todo el proyecto para hacer la mina totalmente subterránea. Lamentablemente, el alcalde socialista de Cáceres se ha instalado en el "no porque no" y se niega a escuchar esta nueva propuesta que podría conciliar ambas posturas y eliminar nuestra dependencia de países como China.

"Hemos hecho un proyecto cien por cien enterrado. Sólo se va a ver la entrada de un túnel a la montaña", ha explicado a Libre Mercado el CEO de Extremadura New Energies, Ramón Jiménez Serrano. Además de soterrar la mina, la planta consumirá el agua de la depuradora, la maquinaria empleada será eléctrica y la propia planta se alimentará de energía solar recogida a través de placas fotovoltaicas.

Aunque el proyecto inicial cumplía con toda la legislación y soterrar la mina supondrá un sobrecoste considerable, Jiménez asegura que la intención de la empresa es atender las dudas y quejas de ese 21,4% de la sociedad cacereña que está en contra del proyecto en Valdeflores, según una encuesta realizada por Sigmados. A la espera de que el nuevo proyecto haga subir la tasa de aceptación social, la empresa ha vuelto a toparse con su gran obstáculo: el alcalde socialista de Cáceres, Luis Salaya Julián.

El alcalde del 'no' a la mina

"He estado hablando extraoficialmente con cargos políticos de la Junta (de Extremadura) y todos me dicen que están a favor del proyecto. Trae empleo y vamos a dejar 2.400 millones de euros en impuestos durante los próximos 28 años: 1.200 para la región y otros tantos para las arcas nacionales", explica Jiménez.

Así que, la Junta (PSOE) está por la labor y el Gobierno nacional (PSOE) también, pero Salaya (PSOE) "ganó las elecciones con un 'no' a la mina", señala Jiménez. "Nos llama la atención que todos están a favor menos el alcalde, que no se quiere sentar con nosotros a escuchar el nuevo proyecto", lamenta Jiménez. "Es un poco un 'no porque no'. Parece que no quiere que se lo contemos, porque lo mismo le convencemos y a ver qué hace después".

Con respecto a la negativa por motivos electoralistas, el presidente de la Confederación Nacional de Empresarios de la Minería y de la Metalurgia (Confedem), Vicente Gutiérrez Peinador, ya señaló a Libre Mercado que "a veces hay un posicionamiento político inexplicable, que puede venir bien para buscar votos, aunque sea con una posición un tanto forzada como la del alcalde de Cáceres".

El proyecto de la mina de litio en Cáceres está a la espera de que se resuelva una resolución de la Junta que denegaba un permiso de investigación. Mientras tanto, la tonelada de litio ha pasado a costar 76.000 dólares frente a los 6.600 que valía en diciembre de 2020 debido a "la demanda de coches eléctricos y, ahora puntualmente, por la guerra en Ucrania", ha explicado Jiménez.

Según los cálculos de la UE, en el año 2030 necesitaremos hasta 18 veces más litio, así que el precio del litio está disparado ahora mismo, pero es de esperar que siga subiendo durante los próximos 30 años, según ha estimado la empresa minera.

Eliminar la dependencia de China

Australia es el mayor exportador de litio. Argentina y Chile también cuentan con algunos de los mayores yacimientos mundiales. Pero el 80% del litio de las minas de todo el mundo acaba en China, el país que domina el refinado.

Por eso, señala Jiménez, la mina no es lo más importante del proyecto del litio en Extremadura, sino la planta de procesamiento que lleva asociada y en la que se invertirán más de 500 millones, el quíntuple que en la mina. "Va a ser la única planta de toda Europa capaz de procesar el litio para que lo puedan usar las gigafactorías que producen los cátodos. Eso nos daría independencia absoluta de China", explica Jiménez.

Pero, por el momento, toda esa riqueza subterránea y potencial industrial, así como el empleo que generaría, siguen paralizados. "Todo choca con un señor (el alcalde) que está aquí, que tendrá sus motivos, aunque yo los desconozco porque no se ha sentado con nosotros", insiste Jiménez.

Temas

En Libre Mercado