Menú

Preocupación en las aseguradoras por los incendios al transportar vehículos eléctricos

Allianz alerta de que los sistemas de contramedidas existentes pueden no responder de manera efectiva en caso de incendio.

Allianz alerta de que los sistemas de contramedidas existentes pueden no responder de manera efectiva en caso de incendio.
Carguero Felicity Ace el 24 de febrero, antes de hundirse por el incendio. | Marina de Portugal

El auge de los vehículos eléctricos está provocando que los barcos mercantes se enfrenten a un factor de peligrosidad para el que no están suficientemente preparados. El motivo se encuentra en las baterías eléctricas, compuestas principalmente de litio, y que suponen un nada desdeñable riesgo de incendio.

El suceso más sonado a este respecto fue el incendio del carguero Felicity Ace cerca de las Islas Azores, y que finalmente se hundió el pasado 1 de marzo. El barco contenía cerca de 4.000 vehículos de las marcas Porsche, Audi, Volkswagen, Bentley, Land Rover y Lamborghini, muchos de ellos eléctricos. Y aunque no se conozca el motivo exacto de la ignición, se especula con que las baterías eléctricas, o bien generaron el incendio, o bien lo alimentaron hasta hacerlo incontrolable. Al fin y al cabo, estas baterías, al incendiarse, pueden alcanzar temperaturas de más de 2.700 grados centígrados.

El resultado: unos 150 millones de euros de pérdidas para el grupo Volkswagen y otros 500 millones para la naviera japonesa que operaba el mercante, Mitsui OSK Lines. La propia naviera, para limitar futuros riesgos, aprobó una cláusula que prohíbe el transporte de modelos eléctricos de segunda mano.

Allianz avisa de los riesgos

En línea con el aumento de incendios en el transporte de coches eléctricos, la aseguradora Allianz ha avisado en un reciente informe de su potencial peligrosidad, ya que los barcos no están diseñados para transportar baterías de litio de manera segura, reconoce la compañía.

Concretamente, según Allianz, los barcos más antiguos están equipados con sistemas de contención de incendios que no fueron diseñados para hacer frente a incendios químicos como los producidos por las baterías. Tampoco ayuda el hecho de que este tipo de mercantes tengan un diseño abierto, lo que facilita que los incendios se propaguen con rapidez de un lado a otro.

"Las baterías de litio son un riesgo emergente tanto para los portacontenedores como para los transportadores de automóviles, que transportan un número creciente de vehículos eléctricos, dado que los sistemas de contramedidas existentes pueden no responder de manera efectiva en caso de incendio", sentencia el informe de la aseguradora.

Asimismo, la firma alemana considera que el mayor perfil de riesgo de los vehículos eléctricos debe ser abordado mediante "cambios en el diseño de las embarcaciones, las capacidades de detección y lucha contra incendios y procedimientos de carga".

Esta preocupación, no obstante, es compartida por otros actores del sector. Así, la Unión Internacional de Seguros Marítimos considera que "no existen reglamentaciones ni procedimientos suficientes para los automóviles eléctricos, que "obviamente causan un mayor riesgo de incendios y son menos conocidos por la tripulación", reconoció el secretario general de la organización.

En la misma línea, la Organización Marítima Internacional está trabajando para enmendar el protocolo de seguridad marítima SOLAS en consonancia con las peticiones de las aseguradoras, que demandan una reevaluación de los equipos y medidas de extinción de incendios en los barcos que transportan automóviles. No obstante, los nuevos requerimientos no entrarán en vigor hasta el año 2028.

Un obstáculo más para los eléctricos

La preocupación por los incendios de vehículos eléctricos, y el posible aumento de costes que esto pueda acarrear, suma una nueva piedra en el camino para la adopción del coche cero emisiones.

Así, como viene informando Libre Mercado, el alto precio de las baterías fruto de la alta demanda y el encarecimiento de metales como el litio supone un importante obstáculo en la adquisición de estos vehículos. Por otro lado, sin embargo, las autoridades tratan de compensar la balanza dificultando el acceso al vehículo de combustión e incrementando la fiscalidad "verde".

Temas

En Libre Mercado