Menú

Adiós al sueño ecologista: por qué el precio de los vehículos eléctricos amenaza con dispararse

Las baterías que llevan integradas estos coches se encarecerán un 22% de aquí a 2026.

Las baterías que llevan integradas estos coches se encarecerán un 22% de aquí a 2026.
Alamy

El precio de los vehículos eléctricos en algunos casos es hasta un 50% superior al de los coches de combustión interna tradicionales. Pero, esta brecha lejos de cerrarse parece que aumentará en los próximos años. Y es que, según la firma de investigación E Source, las baterías que llevan integradas estos coches se encarecerán un 22% de aquí a 2026 por la falta de materias primas. Esto significa que los precios de venta finales de los vehículos eléctricos se dispararán en los próximo cuatro años.

El precio de las pilas de la batería ha venido disminuyendo en los últimos años a medida que fue aumentando la producción a nivel mundial. Actualmente, el coste es de 128 dólares (119,5 euros) por kilovatio-hora y se prevé que descienda hasta los 110 dólares (102,7 euros). Sin embargo, E Source cree que es ahí donde hará suelo para volver a subir hasta alcanzar un máximo de 138 dólares (128,8 euros) en 2026. Así, entre 2023 y 2026 se verá una subida de los precios de este componente de hasta un 22%.

"El tsunami de la demanda se acerca", aseguró Sam Jaffe, vicepresidente de soluciones de E Source, a la CNBC. "No creo que el sector de las baterías esté preparado para ello". Además, advirtió de que "hay una escasez literal de litio, y va a haber una escasez aún más aguda de litio. No se pueden fabricar baterías si no se extrae el litio", dijo.

¿Cómo se trasladará al precio final?

Según el mismo estudio, el precio de los vehículos eléctricos podría dispararse entre 1.500 dólares (1.400 euros) y 3.000 dólares (2.800 euros) por coche. Algo que podría reducir las previsiones de ventas de los vehículos para 2026 entre un 5% y un 10%. Dentro de cuatro años, las previsiones eran que las ventas de estos coches superasen los 2 millones anuales en los Estados Unidos.

Una situación complicada para el sector de la automoción, tal y como asegura, Jim Farley, consejero delegado de Ford, a la CNBC. "Necesitamos permisos de minería. Necesitamos permisos de procesamiento de precursores y refinamiento en Estados Unidos, y necesitamos que el gobierno y el sector privado trabajen juntos y lo traigan aquí".

Temas

En Libre Mercado