Menú

El nuevo elemento de velocidad obligatorio que llevarán todos los coches nuevos a partir de julio

Aunque el sistema será obligatorio para todos los vehículos nuevos homologados en España a partir del mes de julio, su uso no lo será.

Aunque el sistema será obligatorio para todos los vehículos nuevos homologados en España a partir del mes de julio, su uso no lo será.
Alamy

Desde el próximo mes de julio los nuevos coches que se homologuen en España deberán contar con un nuevo sistema llamado Sistema de Velocidad Inteligente, o ISA por sus siglas en inglés. Este nuevo asistente de velocidad lo que hará, a grandes rasgos, es que los nuevos vehículos lleven incorporado un limitador de velocidad para que no puedan ir más rápido de lo permitido en las carreteras nacionales y así evitar, o al menos es lo que se busca según la DGT, accidentes por exceso de velocidad.

Este asistente inteligente detectará la velocidad máxima permitida en cada tramo gracias a la lectura de las señales de tráfico. En caso de que el conductor vaya más rápido de lo permitido, ISA lanzará un mensaje de advertencia para que reduzca la velocidad. En caso de que el conductor no haga caso al mensaje, entonces este limitador entrará en juego haciendo que la velocidad se reduzca de forma automática. Todo ello se consigue gracias a la conexión entre el GPS integrado del ordenador y un software que está preparado para detectar las señales de velocidad que hay en la vía.

"Según un estudio llevado a cabo por el Parlamento Europeo, permitirán evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años. Y que forma parte del programa "Vision Cero" con el que se espera reducir en 2050 a cero las muertes ocurridas por accidente dentro de la Unión Europea", explican desde la Revista de la DGT.

Ahora bien, aunque el sistema será obligatorio para todos los vehículos nuevos homologados en España a partir del mes de julio, su uso no lo será. O al menos no por el momento. Es decir, que quien compre un coche con ISA podrá desactivarlo siempre que quiera el conductor.

Más cambios a partir de julio

Los avances tecnológicos están siendo usados por los diferentes organismos para promover la creación de sistemas que mejoren la seguridad al volante. Por eso, los nuevos coches homologados a partir del próximo mes también deberán contar otros dispositivos como una caja negra que registrará movimientos para saber por qué se produjo un determinado accidente; un alcoholímetro integrado para el arranque del coche; un detector de fatiga; una cámara trasera; un sistema de frenado de emergencia; y alertas para los asientos de seguridad traseros y para los cambios de carril involuntarios.

Temas

En Libre Mercado