Menú

El atracón de carne de Íñigo Errejón en una barbacoa de lujo

La comilona de Errejón destaca por su hipocresía respecto a la carne y por la comodidad de usar una lujosa -y contaminante- barbacoa de gas.

La comilona de Errejón destaca por su hipocresía respecto a la carne y por la comodidad de usar una lujosa -y contaminante- barbacoa de gas.
Íñigo Errejón, de barbacoa | Instagram de Iñigo Errejón

Íñigo Errejón ha tenido barbacoa este finde semana con sus "colegas". El líder de Más País ha presumido del copioso festín en sus redes sociales. "Asando para los colegas" decía el mensaje, que Errejón ha acompañado con una foto en la que aparece posando con una enorme barbacoa y numerosas piezas de carne (pincho moruno incluido).

errejon.jpeg

La estampa no tiene desperdicio, si tenemos en cuenta la postura de partidos como el de Íñigo Errejón, que no han dudado en apoyar la guerra que le ha declarado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, al sector de la carne desde hace más de un año.

A pesar de que Garzón no perdona la tapita de jamón, como ya demostró en la Feria de Sevilla, y que en su boda no dudó en servir solomillo a sus invitados, el ministro comunista ha emprendido una campaña para persuadir a los consumidores españoles para que reduzcan su ingesta de carne. Errejón también apoya esta ocurrencia, pero tampoco la practica, como vemos.

Y es que, el líder de Más País tampoco dudó en atacar a Pedro Sánchez cuando el presidente del Gobierno desautorizó al ministro de Consumo con un extraño comentario asegurando que le gustaba el "chuletón al punto". Errejón atacó "el compromiso verde del Gobierno" respecto a la carne.

Siguiendo la fiebre anticarne de Garzón, Errejón también presentó a principios de este año una iniciativa en el Congreso de los Diputados para regular un etiquetado de los alimentos procedentes de los animales que indique su origen, características y tipo de ganadería. La iniciativa, además, se acompañó de una moratoria contra las macrogranjas "que no permita ni explotaciones nuevas ni ampliaciones de las existentes, hasta que exista una normativa clara que evite los graves impactos ambientales y sociales".

La imagen de la comilona de Errejón no sólo destaca por la hipocresía del expodemita respecto a la carne, sino por la comodidad de gozar de una contaminante barbacoa de gas -cuyo coste ronda, mínimo, los 500 euros- y de un privilegiado ático. Todo un lujo que no está al alcance de todos y que, según sus propias teorías apocalípticas, nos estaría llevando al límite climático.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador