Menú

Así sería el gasto y la deuda de una familia española media si se comportase como el Gobierno

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares, el gasto medio de un hogar español ronda los 30.000 euros anuales.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares, el gasto medio de un hogar español ronda los 30.000 euros anuales.
Así es el despilfarro de Sánchez y Calviño | EFE

El problema de los grandes datos macroeconómicos es que no siempre resultan fácilmente comprensibles para el grueso de los ciudadanos. Podemos explicar que el déficit público cerró el pasado ejercicio 2021 en el 7% del PIB o señalar que el descuadre acumulado supuso una desviación de 82.819 millones de euros, pero estas magnitudes no son tan sencillas de interpretar para quienes no tienen un conocimiento avanzado de estas cuestiones.

Precisamente por eso, tiene sentido plantear un ejercicio práctico, que consiste en evaluar cuál sería la situación financiera de una familia promedio si sus decisiones de gasto y endeudamiento siguiesen el mismo patrón que el gobierno de España. Si hacemos este ejercicio, podemos entender mucho mejor hasta qué punto las decisiones de la Administración Sánchez están pecando de una manifiesta irresponsabilidad presupuestaria.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares que elabora el Instituto Nacional de Estadística, el gasto medio de un hogar español ronda los 30.000 euros anuales. Partiendo de esa base, podemos hacer un primer cálculo, referido a la incidencia de la deuda pública. Sabemos que dicho indicador asciende al 120% del PIB, pero el pago de estas obligaciones no se financia con cargo al PIB, que recoge toda la producción económica, sino a los ingresos tributarios del país, que son los recursos con los que se devuelven las deudas contraídas.

Por tanto, la ratio que nos interesa es la que vincula la deuda pública con la recaudación fiscal. Se trata, pues, de comparar las obligaciones financieras que debe respaldar el gobierno español, valoradas en 1.427.235 millones de euros a cierre de 2021, con los ingresos obtenidos vía impuestos, que ascendieron a 223.382 millones durante el pasado ejercicio.

Este cálculo revela que el peso de la deuda pública equivale a 6,4 veces los ingresos tributarios anuales del Reino de España. Por tanto, si una familia española presentarse una situación equivalente, hablaríamos de un hogar que percibe 30.000 euros cada ejercicio, pero cuyas deudas y obligaciones financieras ascienden nada más y nada menos que a 192.000 euros.

El déficit efectivo asciende al 14%

¿Y qué hay del déficit, es decir, del descuadre entre los ingresos y los gastos? Antes señalamos que, a lo largo de 2021, el diferencial negativo se acercó al 7% del PIB, situándose por encima de los 82.000 millones de euros. Pero, si lo que queremos hacer es "traducir" este escenario a las cuentas de una familia al uso, lo que debemos hacer es calcular primero cuál es el porcentaje del gasto público que se cubre vía déficit.

Dicho ejercicio revela un desfase entre ingresos y gastos equivalente al 14%, de modo que, en el caso de una familia promedio, hablamos de una situación en la cual el gasto anual alcanzaría los 34.200 euros, a pesar de que los ingresos obtenidos por dicho hogar se situarían el entorno de los 30.000 euros, unos 4.200 euros menos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador