Menú

El Gobierno carga a cada hogar con un déficit público de 4.500 euros

El covid-19 solo explica el 40% del déficit público, al contrario de lo que afirma el gobierno de Sánchez. El desfase es de 223 millones al día.

El covid-19 solo explica el 40% del déficit público, al contrario de lo que afirma el gobierno de Sánchez. El desfase es de 223 millones al día.
Yolanda Díaz toma la palabra en la sesión de control de este miércoles. | EFE

El año 2021 se ha cerrado con una reducción de 3,3 puntos en el déficit público. De acuerdo con los datos que ha dado a conocer el Ministerio de Hacienda, el descuadre entre los ingresos y los gastos de las Administraciones se situó en el 6,8% del PIB, frente al 10,1% que se alcanzó en el ejercicio anterior, 2020.

Estas cifras significan que el volumen de ingresos manejados por las Administraciones fue inferior a los gastos por un monto de 81.500 millones de euros. Esta cifra significa que el descuadre presupuestario alcanzó los 223 millones diarios. Ajustando los datos según el tamaño de la población, el diferencial presupuestario alcanzó los 4.478 euros por hogar.

Resulta interesante comprobar qué peso han tenido los gastos derivados de la pandemia del coronavirus sobre el déficit total de las Administraciones Públicas. Según los datos divulgados por Hacienda, estos desembolsos ascendieron a 35.728 millones de euros, de modo que casi el 60% del descuadre presupuestario se explica por motivos ajenos a la pandemia. Es importante recalcar este punto, puesto que el gobierno de Pedro Sánchez insiste de forma recurrente en que el nefasto desempeño de nuestro país en materia presupuestaria se debe a la crisis del coronavirus.

En total, los ingresos públicos subieron en 61.458 millones de euros. En cambio, los gastos se redujeron apenas en 29.077 millones. Por lo tanto, de un total de 90.535 millones de ajuste fiscal, casi un 70% se produjo como consecuencia de la presión tributaria, mientras que la consolidación del gasto aportó poco más del 30% del vuelco.

Un problema asociado a la falta de austeridad

Diversos expertos en materia de ajustes presupuestarios, como Alberto Alesina o Kevin Hassett, han subrayado a lo largo de los años que las estrategias de consolidación presupuestaria deben volcarse por la vía de la reducción del gasto para arrojar mejores resultados.

Así, la "regla de oro" apunta que al menos un 75% de la consolidación fiscal debería salir de reducciones en el gasto, de modo que España se está alejando, y mucho, de las mejores prácticas en materia de estabilidad fiscal, lo que a su vez explica que el crecimiento económico en 2021 y 2022 esté siendo mucho menor de lo esperado, puesto que la cascada de impuestos aprobada por Pedro Sánchez no solo no es suficiente para equilibrar un gasto a todas luces desbocado, sino que además contribuye de forma directa a frenar la capacidad de reactivación de nuestra economía.

En este sentido, cabe recordar que, de acuerdo con el Instituto de Estudios Económicos, España podría reducir sus estructuras de gasto en 60.000 millones a base de implementar una estrategia de eficiencia presupuestaria que replicase los niveles medios de coste por servicio observados en las Administraciones Públicas de la UE y la OCDE.

Temas

En Libre Mercado