Menú

Alemania pide a los ciudadanos que se duchen más rápido

El Gobierno alemán sigue alertando del "duro" invierno que se avecina. El ministro de Economía anima a seguir su ejemplo.

El Gobierno alemán sigue alertando del "duro" invierno que se avecina. El ministro de Economía anima a seguir su ejemplo.
La página del Ministerio de Economía alemán con consejos para ahorrar | LD

En Alemania continúan agudizándose los temores a un invierno sin gas ruso, que aboque a cierres de fábricas y a la "peor crisis desde la segunda guerra mundial", según auguran los empresarios. Las recientes caídas en el suministro de gas a través del NordStream, que Rusia achaca a obras de mantenimiento y Alemania ha calificado de "ataque económico" desde el Kremlin, han hecho que el Ejecutivo, con el ministro de Economía de Los Verdes al frente, Robert Habeck, redoblen las advertencias de que se avecinan meses difíciles e intensifiquen las peticiones para ahorrar gas.

El país se propone llegar a otoño con los depósitos al 90% de su capacidad y con este objetivo, Habeck ha vuelto a pedir a los ciudadanos que restrinjan el consumo convencido de que la "estrategia" de Vladimir Putin pasa por desatar la "inseguridad" y el "miedo". "Alemania jamás había estado en esta situación", ha dicho en una entrevista en Der Spiegel, avisando de que si Rusia sigue sin mandar más gas habrá restricciones en invierno y de que si no disminuye la demanda "habrá que tomar decisiones difíciles", en alusión a posibles racionamientos. Algunas fábricas, ha dicho, "tendrán que cerrar" y para algunos sectores "será una catástrofe", ha avisado el ministro de Economía, cuyo plan para disminuir la dependencia del gas ruso pasa por el gas natural licuado y la potenciación de las renovables, además de la reactivación temporal de centrales de carbón en desuso.

Preguntado sobre qué hace él para ahorrar, Habeck ha dicho que él se aplica los consejos de su ministerio: "He acortado claramente mis duchas". Tras añadir que siempre se ha duchado "rápidamente" y que "nunca en su vida ha estado bajo la ducha más de cinco minutos", ha admitido que él es un mal ejemplo, en el sentido de que su sueldo es mucho mayor que el de otros compatriotas y que pasa poco tiempo en casa. El problema lo sufrirán, según el ministro, los pensionistas, familias y personas que trabajan en casa.

La mención a las duchas no era anecdótica: su ministerio ha publicado una serie de consejos animando a los 80 millones de alemanes a ahorrar "unidos" con recomendaciones sobre actividades de la vida diaria de todo tipo. Como postula Habeck, piden ducharse durante menos tiempo e incluso hacerlo con agua fría. "No es sólo beneficioso para el medio ambiente sino también para la piel", aseguran. El largo catálogo de consejos incluye poner la calefacción a menor temperatura en invierno y el aire acondicionado un par de grados más en verano, aislar bien la vivienda, cerrar las puertas de cada habitación para conservar el calor, cocinar con la tapa puesta, apagar el horno y la vitrocerámica unos minutos antes de terminar la cocción para aprovechar el calor residual y tener cuidado con los electrodomésticos en stand by, entre otras cosas.

En la entrevista, Habeck también hace mención a la "amarga" decisión de quemar más carbón para ahorrar gas destinado a la producción de electricidad, una medida que aumentará las emisiones. Tras afirmar que la medida es una "mierda", sugiere a los alemanes que reduzcan sus emisiones para compensar. "Ayudaría", dice, que "cogieran un par de aviones menos este año".

La semana pasada, el ministro anunció que el nivel de alerta ante posibles cortes de gas se elevaba al nivel dos de un total de tres ante la caída en el suministro. Mientras, la Agencia de la Energía alemana ha alertado de que la factura del gas podría duplicarse, e incluso triplicarse en los próximos meses.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador