Menú
José María Rotellar

El daño de Sánchez a la economía empieza a verse en los datos macroeconómicos

La ralentización es global, pero es especialmente importante y preocupante en España.

La ralentización es global, pero es especialmente importante y preocupante en España.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. | EFE

El presidente Sánchez ha negado -y niega- la realidad económica, agarrándose a los datos de empleo y a un cuadro macroeconómico que se ha visto superado por la realidad, pero que le permitía, todavía, esconderse. Sin embargo, ese parapeto se le empieza a caer, tal y como hemos comprobado con los últimos datos de la Contabilidad Nacional Trimestral del ITR-2022.

De esa manera, el INE certifica que la economía se para cada vez con más intensidad, al revisar a la baja el crecimiento del PIB y mostrar que en tasa intertrimestral todos los sectores caen o disminuyen fuertemente su crecimiento, por el lado de la oferta, y con una fuerte caída del consumo, por el lado de la demanda, con una productividad por hora trabajada que cae, en el aspecto laboral y productivo.

Es el resultado del impacto del coste de la energía, que frena la producción, y de la pérdida de poder adquisitivo de las familias, que disminuyen su consumo por menor capacidad de compra y por precaución ante el empeoramiento de expectativas.

El Gobierno ha de cambiar su política económica, deflactar el IRPF, bajar impuestos y realizar reformas que frenen el coste de la energía y nos hagan competitivos. Si no lo hace, el empeoramiento de la economía irá a más.

El INE revisa a la baja una décima el crecimiento del PIB del ITR-2022 y lo deja en el 0,2% intertrimestral, 2 puntos menos que el trimestre anterior.

dvfcxvxcv546456fdbgf.jpg

De esa forma, cae con fuerza el consumo de los hogares, un 2%, cuando el trimestre anterior crecía un 1,5%. Las exportaciones sólo crecen un 1,1%, frente al 7,2% previo, que denota nuestra pérdida de competitividad. Las importaciones caen un 0,8%, cuando antes crecían un 4,5%, que certifica el freno del consumo por empeoramiento de expectativas.

bvnbvngfhdf56757yhg56yuhg567yuhj576yuhjg.jpg

En tasa intertrimestral, caen casi todos los sectores y todos se ralentizan:

  • La agricultura cae un 3,2% frente al crecimiento previo del 3,6%.

  • La industria cae un 1,8% frente al crecimiento previo del 2,6%.

  • La construcción cae un 0,1% frente al crecimiento previo del 3,4%.

  • Los servicios se quedan casi planos, con un crecimiento del 0,5% frente al crecimiento previo del 2,1%.

zxcxz342xc.jpg
  • Dentro de los servicios, se reduce mucho, más de la mitad, el crecimiento de comercio, transporte y hostelería, que se queda en un 2% frente al 5,4% previo.

456cv2.jpg

Todo ello, con una disminución de la productividad por hora trabajada, que cae un 1,1% interanual, cuando crecía un 2,8 el trimestre previo.

sd.jpg

Todo ello, refleja un escenario económico que cada vez se complica más. La ralentización es global, pero es especialmente importante y preocupante en España. Importante, porque se está frenando de manera más clara y está expuesta a mayores perturbaciones, como el incremento del coste de financiación y la prima de riesgo por su elevado endeudamiento; y preocupante, porque somos los que más alejados estamos de recuperar los niveles previos a la pandemia, en términos constantes, y nos estamos estancando.

Y un riesgo adicional: Sánchez puede empeorar mucho más esta situación para intentar sobrevivir. Eso nos hace pensar que en el año y medio que queda de legislatura va a acelerar el gasto, va a hacer populismo electoral con él y va a dañar más todavía a la economía española. Si la UE no le pone freno, Sánchez puede deteriorar mucho más la situación.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador