Menú

El legendario inversor Jim Rogers apuesta por el dólar y carga duramente contra el euro

Su fondo obtuvo unas ganancias del 4200% que le permitieron jubilarse con 37 años. Esta semana ha roto su silencio en una conferencia en Las Vegas.

TDND: Invertir a largo plazo para protegerse de la inflación Tu dinero nunca duerme

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Su fondo obtuvo unas ganancias del 4200% que le permitieron jubilarse con 37 años. Esta semana ha roto su silencio en una conferencia en Las Vegas.
El legendario inversor Jim Rogers | Wikimedia

El legendario inversor estadounidense Jim Rogers reapareció en público en el Freedom Fest 2022, una conferencia libertaria celebrada anualmente en Las Vegas. A lo largo de su intervención, el co-fundador del Quantum Fund explicó que, ante la actual crisis inflacionista, considera que es momento de apostar por el dólar frente al euro, pero siempre con la debida cautela asociada a un escenario monetario que se antoja nefasto a ambos lados del Atlántico.

Rogers hizo una fortuna invirtiendo a la contra. Como el salmón, nadó a contracorriente del mercado y configuró un estilo inversor que le permitió retirarse a los 37 años, con una gran fortuna en sus cuentas de banco. De 1973 a 1980, la cartera del Quantum Fund que administró junto con el polémico George Soros experimentó una revalorización del 4200%, frente a la subida del 47% que reprodujo en ese mismo periodo el S&P 500, índice de referencia de la bolsa estadounidense.

Quantum Fund fue uno de los primeros fondos de inversión verdaderamente globales e hizo escuela con su apuesta desacomplejada por tesis de inversión que, hasta entonces, se antojaban casi impensables. En 1980, Rogers se jubiló y se dedicó a viajar alrededor del mundo en moto. De hecho, entró en el Libro Guinness de los Récords por haber recorrido 116 países a lomos de su vehículo.

De Singapur a Las Vegas

En la actualidad, el inversor estadounidense reside en Singapur. Sin embargo, ha regresado a su país natal para participar en Freedom Fest, la conferencia libertaria más grande de Estados Unidos. La edición de 2022 se celebra entre el 14 y el 18 de julio y cuenta con más de 2.500 asistentes. Durante su esperada intervención, Rogers insistió en que su principio de actuación sigue siendo el de comprar en los momentos de pánico y vender en los momentos de euforia.

Ante la situación actual, Rogers ha decidido apostar por el dólar, pero reconociendo que no considera que la divisa estadounidense sea un valor refugio. Sus palabras me recordaron una de las últimas conferencias pronunciadas por André Kostolany, otro gigante de las inversiones anticíclicas. Fallecido en 1999, recuerdo vívidamente una charla a la que asistí poco antes de su muerte en la que señaló que "en principio, solo se puede ganar dinero nadando contra la corriente… pero a veces tienes que hacerte el tonto e ir con la multitud".

Pues bien, el argumento de Rogers parece ser similar al de Kostolany. En tiempos de incertidumbre, el dólar gana porque los inversores tienden a considerar la divisa americana como un ancla de estabilidad. Por tanto, considera que la moneda de su país natal seguirá subiendo con fuerza. Eso sí: advierte que, con el tiempo, resultará evidente que la fortaleza del dólar tampoco es tal, de modo que la apuesta debe hacerse con cautela y pensando en una venta futura.

Rogers criticó con dureza el euro, que definió como una moneda artificial que colapsará tarde o temprano. No le interesa el yen, por el historial de un Banco de Japón que lleva décadas imprimiendo dinero de manera obsesiva. Sin embargo, ha reconocido que ya no se dedica a tomar posiciones en corto contra estas divisas, al contrario de lo que hizo en sus años de esplendor.

Durante su intervención, Rogers declaró que "el mercado bursátil estadounidense y los bonos de deuda están experimentando la burbuja más grande de la historia" y, a pesar del mal comportamiento que han exhibido en los últimos diez años, recomendó mirar a los mercados emergentes, "puesto que tal vez haya grandes oportunidades en países como Uzbekistán o Camboya, donde hay más oportunidades de comprar barato por el menor apetito e interés de los inversores".

El legendario inversor, que también es un experto en materias primas, sigue teniendo fe en las materias primas, puesto que cree que la inflación y los desarrollos geopolíticos conducirán a un aumento de sus precios. A este respecto, añadió que, "como inversor en materias primas, hay que darse el lujo de tener cierta capacidad de permanencia, porque los ciclos pueden ser de varios años, y es fundamental recordar la filosofía de comprar cuando hay pánico y vender cuando cunde la euforia".

Sin embargo, el consejo más importante que dio Rogers a los allí presentes fue "abstenerse de escuchar consejos de inversión en caliente. No hay que comprar nada porque un gurú lo recomienda, incluyéndome a mí. Lo que tiene que hacer un inversor es entender por sí solo lo que está haciendo. Y eso es, lamentablemente, algo que pocos inversores logran".

rainer-zitelmann-ricos-odio.png

Rainer Zitelmann es empresario, además de doctor en Historia y en Sociología. Considerado uno de los liberales más influyentes de Alemania, ha publicado más de una veintena de libros, entre los que destacan "El capitalismo no es el problema, es la solución" (2021) y "Los ricos ante la opinión pública" (2022), en Unión Editorial.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad