Menú

Suiza desarrolla pistas subterráneas para enviar mercancías con coches autónomos

Reducirá un 40% la circulación de camiones en carretera, abaratará el coste de los envíos y reducirá los tiempos de espera.

Reducirá un 40% la circulación de camiones en carretera, abaratará el coste de los envíos y reducirá los tiempos de espera.
El sistema propuesto arranca en torno a Zurich | CST

En 2016, algunos medios de comunicación se hicieron eco del proyecto Cargo Sous Terrain. Se trataba de una innovadora iniciativa con la que un grupo de empresarios suizos pretendía revolucionar el transporte de mercancías a base de desarrollar una gran red de carreteras subterráneas que se dedicaban por completo al transporte de bienes.

La idea de CST es contribuir a reducir la congestión en las carreteras convencionales, aminorar las emisiones contaminantes, acelerar los plazos de entrega de las mercancías y abaratar los servicios de transporte. El modelo propuesto consiste en desarrollar una serie de túneles que conecten las grandes ciudades del país y permitan la circulación de coches autónomos cargados con las mercancías requeridas por empresas y familias.

Aunque la propuesta pudo haberse quedado en un cajón, lo cierto es que el sector privado del país helvético la ha recibido con notable entusiasmo. Esto explica que el parlamento suizo acabase aprobando una serie de cambios normativos que permitirán el arranque del proyecto, previsto para el próximo 1 de agosto.

Si todo va bien, en una primera fase veremos cómo CST conecta diez núcleos urbanos a través de una red de 70 kilómetros. Si se logra ese objetivo entre 2022 y 2031, la segunda fase pasaría por elevar el tamaño de la red de carreteras subterráneas hasta los 500 kilómetros, meta prevista para 2045. Una propuesta ambiciosa que nació de postulados utópicos pero empieza a concretarse en una realidad patente capaz de transformar por completo la operativa del sector del transporte.

Los coches autónomos discurrirán sobre raíles de inducción, moviéndose sobre un espacio que permitirá tres carriles de ocupación en cada sentido. La velocidad de referencia no será muy elevada (en torno a 30 kilómetros/hora) porque la fluidez será continua y no habrá parones, de manera que los envíos se podrán programar con un alto grado de previsibilidad. CST ha dispuesto diversos tipos de coches, adaptando los modelos al tipo de mercancía transportada, de modo que, por ejemplo, habrá vehículos con refrigeración para el desplazamiento de alimentos.

Inicialmente, se estimó que completar la primera fase de la red costaría 3.500 millones de euros, aunque las estimaciones actualizadas reducen esta cifra a 3.000 millones. La actuación que echa a andar el próximo mes de agosto gira en torno a la ciudad de Zurich y permitirá conectarla con los principales centros de logística y distribución de la zona, alterando por completo las dinámicas del transporte a partir del nuevo sistema de conexión, cuyo largo alcanzará los 70 kilómetros, tal como se mencionó anteriormente.

La empresa considera que reducirá hasta en un 40% la circulación de camiones y furgonetas en las carreteras del país, con el consecuente ahorro de emisiones contaminantes y con el resultante abaratamiento de los envíos para las empresas y familias que opten por el nuevo sistema.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad