Menú
José María Rotellar

Sánchez dispara la deuda pública en casi 300.000 millones desde que gobierna

La deuda sigue su camino hacia los 1,5 billones de euros, que supone el 111,31% del PIB español.

La deuda sigue su camino hacia los 1,5 billones de euros, que supone el 111,31% del PIB español.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. | EFE

Sánchez sigue incrementando el endeudamiento de los españoles. Mientras los ciudadanos no pueden poner el aire acondicionado en los momentos de más calor -ni podrán poner la calefacción en invierno- porque el coste de la luz les hace imposible pagar la factura; mientras no pueden utilizar el coche, porque no pueden llenar el depósito; y mientras cada vez les cuesta más comprar en el supermercado y pagan más por menos cosas, Sánchez no se aprieta el cinturón y sigue gastando a manos llenas, endeudando, para ello, a todos los españoles.

En mayo, ha aumentado la deuda en 11.058 millones de euros, a razón de casi 360 millones al día en los 31 días de mayo, que se sitúa en 1,456 billones de euros de endeudamiento, de manera que sigue avanzando hacia los 1,5 billones de euros, con casi 300.000 millones de euros de incremento desde que gobierna Sánchez.

Este grave problema puede poner en peligro a la economía española, tanto por su capacidad para financiarla una vez que el BCE deje de comprar deuda, como por la repercusión de sus intereses en el presupuesto, que mermará recursos para servicios esenciales y que, a su vez, incrementará el gasto.

Esto es especialmente grave en estos momentos de subidas de tipos de interés, que afectarán negativamente a los gastos financieros del sector público, tal y como señalan diversas instituciones, como la AIReF y FUNCAS, por ejemplo.

Se ha visto claramente en las últimas semanas: la prima de riesgo de España se disparó por el sobreendeudamiento de Sánchez, que ha obligado al BCE a anunciar un mecanismo para mitigar el incremento de dicha prima de riesgo. Es decir, Sánchez está comprometiendo a la economía española y con el efecto que tiene, por ser la cuarta economía de la zona euro, a la eurozona.

El incremento del gasto es un problema importante, con el déficit estructural, construido sobre un gasto desmedido, que se ha ido consolidando en el tiempo, como principal problema.

Así, sobre la base de unos ingresos coyunturales, se ha ido asumiendo un incremento del gasto anual en el sector público, especialmente en el Gobierno de la nación, que nos lleva a una situación de insostenibilidad.

Sánchez no sólo no rectifica, sino que agrava el endeudamiento de los españoles en el último mes. La tendencia, así, sigue siendo alcista -y así seguirá mientras siga habiendo déficit, pues la deuda no es más que el sumatorio de los distintos saldos presupuestarios de cada ejercicio- con la aportación de inestabilidad a la economía que ello supone, y para este año, 2022, se prevé un déficit del entorno del 5%.

La deuda sigue su camino hacia los 1,5 billones de euros, que supone el 111,31% del PIB español sobre la estimación de crecimiento de PIB nominal del Gobierno a partir del dato de cierre de 2021, publicado por el INE, así como su previsión de déficit en 2022 que aparece en el cuadro macroeconómico.

Aunque es obvio que el efecto del denominador derivado del crecimiento del PIB mitigará el cociente, como vemos al utilizar el dato de previsión del año (1,308 billones de euros), sigue siendo muy elevado porcentualmente y, lo que es más preocupante, creciente en valores absolutos.

dfsffds.jpg

Es más, como la previsión de déficit para 2022 es del 5%, eso supone incorporar una mayor deuda en 2022 de 65.435 millones de euros. Eso quiere decir que como se ha incrementado ya en estos cuatro primeros meses en 29.249 millones respecto al cierre de 2021, el endeudamiento se incrementará en los siete meses restantes del año en otros 36.186 millones, de manera que la deuda llegará casi a los 1,5 billones de euros (1,493 billones) y el endeudamiento sobre el PIB se situará en el 114,1% del PIB.

gfhgfhgfh.jpg

Todo ello, nos lleva a que desde que gobierna Sánchez la deuda se ha incrementado en 299.147 millones de euros. Durante el primer año, aumentó en 38.688 millones, y al cabo cuatro años de mandato el incremento es de casi 300.000 millones de euros.

nmbmnbmbnmnm.jpg

En el primer año, la deuda se incrementaba a un ritmo de 105,99 millones de euros al día. Ahora, tras cuatro años de Gobierno de Sánchez, la deuda crece 204,75 millones de euros cada día.

uiuiui.jpg

De esa forma, nos encontramos con un incremento exponencial del gasto sin haber recuperado el nivel de actividad económica previo a la pandemia, en un entorno económico complicado, de elevada inflación, siendo muy preocupante la subyacente -la mayor desde más de veinticinco años-, fuertes costes energéticos -que están propagando ese incremento de precios por toda la cadena de valor-, marco macroeconómico irreal, que se está corrigiendo a la baja por expectativas endebles. De hecho, todas las instituciones que realizan predicción rebajan de manera clara las previsiones de crecimiento español, al tiempo que elevan las previsiones de inflación en España. Todo ello está disparando, de nuevo, la prima de riesgo española.

Es imprescindible, por tanto, reducir el gasto ineficiente, porque es el origen del problema y vuelve insostenible el mantenimiento de la estructura económica con semejante endeudamiento.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador