Menú

Los funcionarios andaluces serán penalizados o premiados según su rendimiento

La nueva regulación de la Función Pública, que actualiza la de 1985, nace con el aval de CSIF, CCOO y UGT.

La nueva regulación de la Función Pública, que actualiza la de 1985, nace con el aval de CSIF, CCOO y UGT.
El portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto. | MJ LOPEZ / Europa Press

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este miércoles el anteproyecto de Ley de Función Pública que, entre otras cuestiones, incluye la evaluación del desempeño del personal de la Administración andaluza.

El procedimiento de evaluación será "transparente, objetivo, fiable e imparcial". El objetivo del mismo será "incentivar y reconocer el trabajo productivo teniendo en cuenta conceptos como el grado de interés, la iniciativa o la participación".

La nueva regulación de la Función Pública, que actualiza la de 1985, nace con el aval de CSIF, CCOO y UGT. El proyecto de Ley ha sido también celebrado por el secretario general del PSOE-A y presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Espadas, que lo califica de "un buen paso", sobre todo porque se ha logrado con un alto nivel de consenso.

Evaluación positiva

El anteproyecto de ley, presentado al término del Consejo de Gobierno por el consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, agiliza los procesos selectivos para acceder a un empleo público e incentiva el desempeño profesional del personal de la Junta de Andalucía. "Se evalúan y compensan a los funcionarios" que demuestren habilidades y rendimiento en su puesto de trabajo, analizándose "el grado de interés, iniciativa o la participación".

Una evaluación positiva conllevará complementos retributivos que se sumarán a otros como los de carrera profesional, nivel competencial y puesto.

Evaluación negativa

Por el contrario, si el funcionario tiene una evaluación negativa en el desempeño profesional, tendrá que llevar a cabo un programa de formación.

Si no cambian las cosas y persiste en un bajo desempeño profesional, se limitará la evaluación de los méritos del funcionario en los concursos de traslado, además de no percibir el complemento de productividad ligado al buen desempeño en el puesto de trabajo.

En última instancia, el funcionario podría ser objeto de una sanción más grave, que se resolvería por vía reglamentaria, si persiste en su comportamiento, sanción que podría conllevar el traslado a otro puesto de trabajo en la misma localidad.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador